/ jueves 11 de abril de 2019

Semana Santa en Baja Sur es Inolvidable

Ser nacido en Baja California Sur ha sido una experiencia única desde el día en que mis ojos se abrieron ante la belleza de mi madre y el confort de sus brazos. Aunque yo no sabía conscientemente que me encontraba en este bello puerto de ilusión, mi alma ya lo había decidió así.

Porque no solamente es maravilloso vivir en un estado en forma de península donde poseemos el mar del Cortés de un lado —siendo el único mar del mundo que pertenece a un sólo país—; pero también del otro lado, tenemos la inmensidad del océano Pacífico —el de mayor extensión y profundidad en nuestro planeta—.

Si visitas por primera vez, seguramente te estés preguntando de qué está hecho Baja California Sur. Tenemos lagunas costeras, sierras, desierto, bosques, selva, islas, dunas de arena, manglares, zonas arqueológicas, especies endémicas y otras tantas autóctonas, playas reconocidas a nivel mundial y ¡hasta un oasis! Pero eso no lo es todo; atesoramos nuestra tierra con sitios de reproducción de la ballena gris en San Ignacio y Ojo de Liebre (protegidas por el gobierno federal); además, si tienes espíritu explorador y eres suertudo, podrás encontrar al borrego cimarrón en el desierto de El Vizcaíno (UNESCO), o tal vez nades junto al pez más grande del mundo; el tiburón ballena. Pero, si lo tuyo no es el mar, la Sierra de la Laguna (Reserva de La Biosfera), es un paraíso ecológico que ofrece ecosistemas únicos, paisajes entre nubes con las vistas más hermosas en México. Cualquiera sea tu inquietud, la lista de actividades ecoturísticas es interminable en nuestro bello estado; kayak; pesca; buceo; surfing; senderismo; snorkel; deportes extremos (la tirolesa más rápida y larga en nuestro país); paseo en camellos, buggiesy cuatrimotos, entre otros.

También puedes leer: Aprendiendo a ser feliz

A veces siento que los Sudcalifornianos estamos acostumbrados a vivir en un lugar tan rico naturalmente hablando que, tendemos a pensar que todos los demás ciudadanos de nuestro planeta tienen la oportunidad y experiencia de vivir en un territorio que pareciera ha sido consagrado por los dioses universales, pero no es así; hay infinidad de ciudades con cantidades excesivas de contaminación, crimen y sobre población que lejos de tener una calidad de vida decente, su día a día se convierte en un martirio que adoptan como natural; estilo de vida que a la larga les estresa, ahoga y deprime. Pero no aquí, seguramente te toparás con los locales caminando a sus perros junto a la playa mientras disfrutas de un barquillo en el malecón.

Hace un par de años tuve la grata oportunidad de visitar y recorrer las islas Galápagos —archipiélago ubicado a 972 kilómetros de la costa de Ecuador en el océano Pacífico—. Estando allá, explorando las diferentes islas e islotes, no puedo evitar sentirme bendecido y agradecido, porque si vives en Baja Sur, sabes que no importa adonde sea que tu mirada volteé, siempre te sentirás así. Y no hay necesidad de irse tan lejos, ¡tenemos todo aquí! En efecto, después descubrí que nuestras islas y áreas Protegidas del Golfo de California, están a la par con islas Galápagos por su alto valor e importancia biólogo, ecológico y paisajístico. Cabe mencionar, que cerca de tres mil especies de animales marinos habitan en el Mar de Cortés, constituyendo el 40 por ciento de las especies de mamíferos marinos que existen en el mundo,no por nada Jacques Cousteau lo designó “El Acuario del mundo”.

Es por eso que llevo la camiseta bien puesta como Sudcaliforniano; porque amo nuestro país, nuestro estado, nuestra cultura, nuestra gente, nuestra gastronomía, nuestro singular estilo de vida y los invito a visitar un lugar único que les robará el aliento con sus atardeceres en el mar bermejo.

Joaquin.renero@gmail.com

FB/IG: @NoteToSelfJr

Ser nacido en Baja California Sur ha sido una experiencia única desde el día en que mis ojos se abrieron ante la belleza de mi madre y el confort de sus brazos. Aunque yo no sabía conscientemente que me encontraba en este bello puerto de ilusión, mi alma ya lo había decidió así.

Porque no solamente es maravilloso vivir en un estado en forma de península donde poseemos el mar del Cortés de un lado —siendo el único mar del mundo que pertenece a un sólo país—; pero también del otro lado, tenemos la inmensidad del océano Pacífico —el de mayor extensión y profundidad en nuestro planeta—.

Si visitas por primera vez, seguramente te estés preguntando de qué está hecho Baja California Sur. Tenemos lagunas costeras, sierras, desierto, bosques, selva, islas, dunas de arena, manglares, zonas arqueológicas, especies endémicas y otras tantas autóctonas, playas reconocidas a nivel mundial y ¡hasta un oasis! Pero eso no lo es todo; atesoramos nuestra tierra con sitios de reproducción de la ballena gris en San Ignacio y Ojo de Liebre (protegidas por el gobierno federal); además, si tienes espíritu explorador y eres suertudo, podrás encontrar al borrego cimarrón en el desierto de El Vizcaíno (UNESCO), o tal vez nades junto al pez más grande del mundo; el tiburón ballena. Pero, si lo tuyo no es el mar, la Sierra de la Laguna (Reserva de La Biosfera), es un paraíso ecológico que ofrece ecosistemas únicos, paisajes entre nubes con las vistas más hermosas en México. Cualquiera sea tu inquietud, la lista de actividades ecoturísticas es interminable en nuestro bello estado; kayak; pesca; buceo; surfing; senderismo; snorkel; deportes extremos (la tirolesa más rápida y larga en nuestro país); paseo en camellos, buggiesy cuatrimotos, entre otros.

También puedes leer: Aprendiendo a ser feliz

A veces siento que los Sudcalifornianos estamos acostumbrados a vivir en un lugar tan rico naturalmente hablando que, tendemos a pensar que todos los demás ciudadanos de nuestro planeta tienen la oportunidad y experiencia de vivir en un territorio que pareciera ha sido consagrado por los dioses universales, pero no es así; hay infinidad de ciudades con cantidades excesivas de contaminación, crimen y sobre población que lejos de tener una calidad de vida decente, su día a día se convierte en un martirio que adoptan como natural; estilo de vida que a la larga les estresa, ahoga y deprime. Pero no aquí, seguramente te toparás con los locales caminando a sus perros junto a la playa mientras disfrutas de un barquillo en el malecón.

Hace un par de años tuve la grata oportunidad de visitar y recorrer las islas Galápagos —archipiélago ubicado a 972 kilómetros de la costa de Ecuador en el océano Pacífico—. Estando allá, explorando las diferentes islas e islotes, no puedo evitar sentirme bendecido y agradecido, porque si vives en Baja Sur, sabes que no importa adonde sea que tu mirada volteé, siempre te sentirás así. Y no hay necesidad de irse tan lejos, ¡tenemos todo aquí! En efecto, después descubrí que nuestras islas y áreas Protegidas del Golfo de California, están a la par con islas Galápagos por su alto valor e importancia biólogo, ecológico y paisajístico. Cabe mencionar, que cerca de tres mil especies de animales marinos habitan en el Mar de Cortés, constituyendo el 40 por ciento de las especies de mamíferos marinos que existen en el mundo,no por nada Jacques Cousteau lo designó “El Acuario del mundo”.

Es por eso que llevo la camiseta bien puesta como Sudcaliforniano; porque amo nuestro país, nuestro estado, nuestra cultura, nuestra gente, nuestra gastronomía, nuestro singular estilo de vida y los invito a visitar un lugar único que les robará el aliento con sus atardeceres en el mar bermejo.

Joaquin.renero@gmail.com

FB/IG: @NoteToSelfJr

sábado 24 de agosto de 2019

Cosechando al corazón y el espíritu

jueves 11 de julio de 2019

11:11

viernes 21 de junio de 2019

Libre de Amar

lunes 11 de marzo de 2019

Escucha Consciente

lunes 11 de febrero de 2019

El Amor Que Somos

viernes 11 de enero de 2019

Aprendiendo a ser feliz

martes 11 de diciembre de 2018

Almas sin dueños

domingo 11 de noviembre de 2018

Amor Digital Vs. Amor de Antes

Cargar Más