/ jueves 23 de enero de 2020

Visión Empresarial | Recuperar la confianza

En esta columna escribiremos sobre la importancia de recuperar la confianza del sector empresarial y de inversionistas para detonar el crecimiento e inversión tanto en México como en Baja California Sur.

Aprovecho para agradecer los mensajes y opiniones que recibimos con referencia a nuestra primera columna, es un gusto poder expresar puntos de vista y que generen debate en la ciudadanía.

El 2019 cerró con un franco estancamiento económico que no veíamos desde la crisis financiera de 2009, si tuviéramos que escoger el principal factor detrás del mal desempeño económico en 2019, este sería: la incertidumbre. A lo largo del año pasado, durante el primer año del gobierno federal hemos padecido de una serie de decisiones, acciones u omisiones en distintos rubros que han generado desconfianza y mermado la perspectiva de nuestro país a nivel nacional e internacional, El caso más claro se dio con la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, misma que se estima nos costará, al menos, 270 mil millones de pesos, sin considerar el detrimento en la confianza y la pérdida en el potencial de inversión.

¡Tranquilos! no se asusten, desde nuestra perspectiva, hay señales de que el panorama 2020 será favorable y dependerá de todos nosotros para capitalizar estas oportunidades que se nos aparecen.

A nivel macroeconómico vemos que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, que tenían al mundo en gran expectativa, parecen estar llegando a un punto de calma y acuerdo; además, expertos señalan como muy lejana la posibilidad de entrar en una recesión mundial (¡Ufff que bueno!). Por otra parte, en México, arrancamos el año con buenas noticias: un cierre del 2019 con la segunda inflación más baja de la que se tiene registro y que el pasado 16 de enero se aprobó el T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá) por mayoría del Senado estadounidense, solo falta que lo apruebe el Parlamento de Canadá y entrara en vigor en los tres países.

Este hecho representa un paso firme hacia la consolidación de América del Norte, la región comercial más competitiva del mundo que representa el 28 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel global y el 16 por ciento del comercio internacional.

El Congreso de México fue el primero de los tres países en ratificar el acuerdo el pasado 12 de diciembre, el cual, además de integrar capítulos en materia laboral y ambiental sujetos a solución de controversias y a un mecanismo específico para el ámbito laboral, moderniza las reglas para el libre comercio en esta región.

La inclusión de los nuevos capítulos de Comercio Digital, Anticorrupción, Pequeñas y Medianas empresas, uno más para Energía, así como otro dedicado a la Competencia Económica, hacen del Tratado un nuevo referente en el campo internacional en materia de libre comercio.

Ahora falta que el gobierno federal también ponga de su parte con estas tres acciones que proponemos del sector privado en la COPARMEX: Primero, dejar de lado la retórica pública que tiende a la polarización y que va usualmente en contra de las empresas y organizaciones sociales. Segundo, dejarse de lado el terrorismo fiscal no es el camino. Es importante que se dejen las amenazas de posibles investigaciones fiscales ya que utilizarlas de forma recurrente paraliza la inversión. Tercero, respetar a cabalidad las normas, las leyes y los contratos. Atentar en contra del cumplimiento de estos contratos ha debilitado nuestra credibilidad. El sector más perjudicado ha sido el energético.

La pregunta del millón, ¿Cómo todo lo anterior afecta en nuestro empleo, en nuestro trabajo y en nuestra vida en el hermoso Estado de Baja California Sur?, muy sencillo, afecta en todo, si existe una mejor certidumbre, cualquier empresario o inversionista tendrá mayor seguridad para solicitar un crédito bancario o invertir sus ahorros para crecer su empresa o poner una nueva empresa, esto generara mayores oportunidades de empleo, adquirir productos/servicios de empresas locales y generar oportunidades de negocio, en resumen, mover la economía.

Tenemos que cambiar nuestra mentalidad, tenemos que buscar mejorar nuestras competencias, ser más productivos, capacitarnos constantemente, y desde cualquier trinchera que nos encontremos, ya sea si trabajamos en el sector turístico, brindar siempre una sonrisa al extranjero, hasta las personas que trabajan en el sector publico buscar maximizar sus resultados con los recursos que cuenten, siempre con una actitud positiva, es competencia de todos tener una ciudad, estado y país más productivo que finalmente genere mejorías económicas y una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos.

Dato

A nivel macroeconómico vemos que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, que tenían al mundo en gran expectativa, parecen estar llegando a un punto de calma y acuerdo; además, expertos señalan como muy lejana la posibilidad de entrar en una recesión mundial (¡Ufff que bueno!).

Presidente de COPARMEX Baja California Sur.

opinion@gustavodiaz.mx

@gdiaztronco

En esta columna escribiremos sobre la importancia de recuperar la confianza del sector empresarial y de inversionistas para detonar el crecimiento e inversión tanto en México como en Baja California Sur.

Aprovecho para agradecer los mensajes y opiniones que recibimos con referencia a nuestra primera columna, es un gusto poder expresar puntos de vista y que generen debate en la ciudadanía.

El 2019 cerró con un franco estancamiento económico que no veíamos desde la crisis financiera de 2009, si tuviéramos que escoger el principal factor detrás del mal desempeño económico en 2019, este sería: la incertidumbre. A lo largo del año pasado, durante el primer año del gobierno federal hemos padecido de una serie de decisiones, acciones u omisiones en distintos rubros que han generado desconfianza y mermado la perspectiva de nuestro país a nivel nacional e internacional, El caso más claro se dio con la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, misma que se estima nos costará, al menos, 270 mil millones de pesos, sin considerar el detrimento en la confianza y la pérdida en el potencial de inversión.

¡Tranquilos! no se asusten, desde nuestra perspectiva, hay señales de que el panorama 2020 será favorable y dependerá de todos nosotros para capitalizar estas oportunidades que se nos aparecen.

A nivel macroeconómico vemos que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, que tenían al mundo en gran expectativa, parecen estar llegando a un punto de calma y acuerdo; además, expertos señalan como muy lejana la posibilidad de entrar en una recesión mundial (¡Ufff que bueno!). Por otra parte, en México, arrancamos el año con buenas noticias: un cierre del 2019 con la segunda inflación más baja de la que se tiene registro y que el pasado 16 de enero se aprobó el T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá) por mayoría del Senado estadounidense, solo falta que lo apruebe el Parlamento de Canadá y entrara en vigor en los tres países.

Este hecho representa un paso firme hacia la consolidación de América del Norte, la región comercial más competitiva del mundo que representa el 28 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel global y el 16 por ciento del comercio internacional.

El Congreso de México fue el primero de los tres países en ratificar el acuerdo el pasado 12 de diciembre, el cual, además de integrar capítulos en materia laboral y ambiental sujetos a solución de controversias y a un mecanismo específico para el ámbito laboral, moderniza las reglas para el libre comercio en esta región.

La inclusión de los nuevos capítulos de Comercio Digital, Anticorrupción, Pequeñas y Medianas empresas, uno más para Energía, así como otro dedicado a la Competencia Económica, hacen del Tratado un nuevo referente en el campo internacional en materia de libre comercio.

Ahora falta que el gobierno federal también ponga de su parte con estas tres acciones que proponemos del sector privado en la COPARMEX: Primero, dejar de lado la retórica pública que tiende a la polarización y que va usualmente en contra de las empresas y organizaciones sociales. Segundo, dejarse de lado el terrorismo fiscal no es el camino. Es importante que se dejen las amenazas de posibles investigaciones fiscales ya que utilizarlas de forma recurrente paraliza la inversión. Tercero, respetar a cabalidad las normas, las leyes y los contratos. Atentar en contra del cumplimiento de estos contratos ha debilitado nuestra credibilidad. El sector más perjudicado ha sido el energético.

La pregunta del millón, ¿Cómo todo lo anterior afecta en nuestro empleo, en nuestro trabajo y en nuestra vida en el hermoso Estado de Baja California Sur?, muy sencillo, afecta en todo, si existe una mejor certidumbre, cualquier empresario o inversionista tendrá mayor seguridad para solicitar un crédito bancario o invertir sus ahorros para crecer su empresa o poner una nueva empresa, esto generara mayores oportunidades de empleo, adquirir productos/servicios de empresas locales y generar oportunidades de negocio, en resumen, mover la economía.

Tenemos que cambiar nuestra mentalidad, tenemos que buscar mejorar nuestras competencias, ser más productivos, capacitarnos constantemente, y desde cualquier trinchera que nos encontremos, ya sea si trabajamos en el sector turístico, brindar siempre una sonrisa al extranjero, hasta las personas que trabajan en el sector publico buscar maximizar sus resultados con los recursos que cuenten, siempre con una actitud positiva, es competencia de todos tener una ciudad, estado y país más productivo que finalmente genere mejorías económicas y una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos.

Dato

A nivel macroeconómico vemos que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, que tenían al mundo en gran expectativa, parecen estar llegando a un punto de calma y acuerdo; además, expertos señalan como muy lejana la posibilidad de entrar en una recesión mundial (¡Ufff que bueno!).

Presidente de COPARMEX Baja California Sur.

opinion@gustavodiaz.mx

@gdiaztronco

jueves 13 de febrero de 2020

Focos Rojos en el INE

jueves 16 de enero de 2020

Paquetes Fiscales 2020