/ jueves 26 de octubre de 2023

Daños impiden regreso a las clases en La Paz

UABCS y preparatoria Morelos retornarán a aulas hasta que haya agua y luz en las casas

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- Sin energía eléctrica, sin agua, con problemas de drenaje y serios problemas en infraestructura, así se encuentran gran parte de planteles escolares de La Paz luego del paso del huracán “Norma”.

Para evitar que las y los estudiantes siguieran perdiendo clases, la Secretaría de Educación Pública (SEP) de Baja California Sur, llamó al regreso de labores para todos los niveles educativos de La Paz y Los Cabos a partir de este miércoles.

Lee: Un río de lodo arrasó con sus pertenencias

EMPATÍA CON ESTUDIANTES

Sin embargo hubo planteles educativos que decidieron no regresar a clases al entender la situación que guardan familias de La Paz, quienes, a seis días del paso de Norma, no cuentan con servicios básicos en sus hogares. La Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) y la Benemérita Preparatoria Morelos, suspendieron clases y retoman labores hasta que el personal y estudiantes reporten mejores condiciones en sus casas.

Otras escuelas más reportaron graves afectaciones en infraestructura como la Escuela Primaria Venustiano Carranza, quien desde el día lunes le reportó a la SEP que presentaba severas afectaciones en infraestructura y temen que el inmueble llegue a colapsar. Docentes de dicho plantel señalaron que autoridades educativas aseguran que no existe riesgo y los menores podían regresar.

INSEGURIDAD EN INMUEBLE

Sin embargo, padres y madres de familia decidieron no mandar a sus hijas e hijos por temor a que ocurra un accidente. Señalan que, aunque ya fue a evaluar personal de la SEP, Protección Civil e Instituto Sudcaliforniano de la Infraestructura Física Educativa (Isife) consideran que se requiere de un estudio más profundo que les asegure que el inmueble no va a colapsar.

El plantel se encuentra con un socavón importante, hundimientos, descuadres de puerta, los pisos y paredes están quebradas. Autoridades aseguran que los cimientos están firmes y que lo ocurrido se debió a que el agua no tuvo cauce de salida y buscó salir por debajo del edificio lo que provocó el hundimiento de algunas zonas.

Hay inconformidad en la comunidad de padres y madres de familia, quienes exigen a las autoridades poner mayor atención a este problema, señalan que no hay condiciones para un retorno seguro a clases.

300 niñas y niños de la escuela primaria Gustavo Díaz Ordaz, ubicada en la colonia Márquez de León, no reanudaron clases este miércoles como lo determinó la SEP debido a una falla en el suministro de energía eléctrica.

Docentes califican el regreso a clases como una decisión arriesgada y un desconsiderada. Foto: Alberto Cota | El Sudcaliforniano

Al respecto el director de este centro educativo, Santiago Díaz Melo, indicó que los equipos como las bombas del suministro de agua potable para los sanitarios y la cocina, los abanicos y aires acondicionados no se pueden encender porque el voltaje no alcanza y se corre el riesgo de quemarse.

“La dirección y los maestros limpiaron la escuela desde el fin de semana para iniciar clases desde el lunes ya que la escuela no sufrió ningún daño estructural, sin embargo por las falla eléctrica por disposición de la Secretaría de Educación Pública Estatal no se pudieron iniciar las clases”. explicó el directivo.

La escuela cuenta con 12 salones de clases todos con dos aires acondicionados y el comedor cuenta también con dos aires acondicionados pero de 4 toneladas que atiende a las y los alumnos de escasos recursos económicos en su mayoría hijos de trabajadores migrantes de los estados de Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Chiapas, que son jornaleros agrícolas o trabaja en el relleno sanitario.

Los estudiantes viven en los asentamientos de los cerros cercanos, a las colonias Márquez de León, Villas de Guadalupe, Lagunitas pero una gran parte también proviene de algunos ranchos lejanos y de la colonia Las Vinoramas ubicada cruzando el libramiento norte La Paz, donde no existe ruta de camiones.

“Desde que fue la pandemia los peseros no pasan por esa colonia y la excusa que tienen es que existe muy poco pasaje y no es redituable, por tal motivos los padres de familia que desean darle educación a sus hijos y no tienen vehículo todos los días los traen caminando dos kilómetros entre granjas y monte despoblado o de otro rancho ubicado cerca del campo laguna seca”.

En el discurso los políticos dicen todos somos iguales pero en la realidad no es así por que en la colonia Márquez de León hay agua solo una vez a la semana, los viernes, y ya no hay agua por el resto de la semana, cada martes se solicita una pipa a la Secretaría de Educación Pública para el llenado de las cisternas que son dos una de 5 mil y una de 10 mil litros “si no viene la pipa no funcionamos”.

“Para la población de niños el agua que llega es insuficiente la escuela es el espacio en donde los niños vienen a hacer sus necesidades fisiológicas porque en la mañana lo primero que hacen es pasar al baño; en la colonia Márquez de León no hay drenaje pero la escuela tiene dos fosas septicas y un bio digestor, los niños vienen a hacer uso de las instalaciones por que en sus casas no tienen baño”.

El docente expresó su preocupación referente a que los estudiantes al acudir a la escuela tienen acceso a un desayuno económico que pagan las niñas y niños que pueden aportar la cantidad simbólica de 10 pesos y aquellos que no pueden pagar “pues no se le cobra”, el comedor es atendido por personal del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia.

ÍNDICE DE DESERCIÓN

El índice de deserción escolar en 10 años es de solo 2 alumnos “por que tenemos el vicio de irlos a buscar, de llamar al papá a ver qué está pasando por que no ha venido el niño”.

En la Colonia Villas de Guadalupe la primaria Roberto García Tortoledo, tampoco pudo iniciar clases debido a otro problema la contratación del servicio de electricidad no soporta la demanda de energía por ese motivo este miércoles tampoco inició clases debido a que ni las bombas de agua, ni los aires acondicionados estaban funcionando, pero además no contaban con agua en la cisterna.

Los preescolares tanto de la Márquez de León como de Villas de Guadalupe, tuvieron la afluencia de un 20% del alumnado a pesar que los daños fueron menores, sin embargo las casas de los alumnos quedaron en muchos casos devastadas por la lluvia y el viento del huracán Norma además que las calles de acceso a los planteles no permite el libre acceso por los socavones.

PADRES INCONFORMES

Por su parte el presidente de la Asociación de Padres de Familia del Estado, Oscar Montaño, explicó que hay gran inconformidad con autoridades de la SEP ante la decisión del regreso a clases, mismo que consideran se ha vuelto inseguro ya que no solo se encuentran los problemas en infraestructura, también las fugas de aguas negras que están cerca de planteles escolares.

“Hay que poner mucho cuidado con esto, ya que, por ejemplo; las aguas de la cisterna están contaminadas, en una magnitud en estos fenómenos que ha pasado en otras veces se cruzan las aguas negras con las aguas limpias, se tienen que desinfectar antes las cisternas. Hacemos un llamado al director de cada escuela pública para que exija un dictamen de Protección Civil y que se responsabilicen”.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

ENTRE EL DRENAJE

Por otro lado, el Colegio de Bachilleres número 3, ubicado en colonia el Esterito, reportó afectaciones que van desde computadoras dañadas, filtración de agua en salones y en oficinas administrativas, documentos dañados, además que las instalaciones quedaron entre tierra y lodo.

Aunado a este problema, se presenta un colapso en la red de drenaje y alcantarillado, causando el derrame de aguas negras dentro y fuera del plantel, consideran que es un foco de infección para el personal. El director de dicho plantel, Raymundo Agundez, aseguró que el Cobach no se encuentra en condiciones para recibir a más de 400 alumnos.

"Tuvimos muchas pérdidas en cuestiones de algunos equipos de cómputo, se mojaron reguladores, tuvimos que despachar al personal aproximadamente a partir de las nueve y estamos esperando a que vengan a destapar el drenaje de la calle".

Docentes calificaron el regreso a clases como una decisión arriesgada y un tanto desconsiderada porque la ciudad no se encuentra en buenas condiciones para transitar, además que una gran mayoría de planteles se encuentran afectados, se le suman los problemas de salud que se pueden originar por tantas fugas de aguas negras que hay en la ciudad.

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- Sin energía eléctrica, sin agua, con problemas de drenaje y serios problemas en infraestructura, así se encuentran gran parte de planteles escolares de La Paz luego del paso del huracán “Norma”.

Para evitar que las y los estudiantes siguieran perdiendo clases, la Secretaría de Educación Pública (SEP) de Baja California Sur, llamó al regreso de labores para todos los niveles educativos de La Paz y Los Cabos a partir de este miércoles.

Lee: Un río de lodo arrasó con sus pertenencias

EMPATÍA CON ESTUDIANTES

Sin embargo hubo planteles educativos que decidieron no regresar a clases al entender la situación que guardan familias de La Paz, quienes, a seis días del paso de Norma, no cuentan con servicios básicos en sus hogares. La Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) y la Benemérita Preparatoria Morelos, suspendieron clases y retoman labores hasta que el personal y estudiantes reporten mejores condiciones en sus casas.

Otras escuelas más reportaron graves afectaciones en infraestructura como la Escuela Primaria Venustiano Carranza, quien desde el día lunes le reportó a la SEP que presentaba severas afectaciones en infraestructura y temen que el inmueble llegue a colapsar. Docentes de dicho plantel señalaron que autoridades educativas aseguran que no existe riesgo y los menores podían regresar.

INSEGURIDAD EN INMUEBLE

Sin embargo, padres y madres de familia decidieron no mandar a sus hijas e hijos por temor a que ocurra un accidente. Señalan que, aunque ya fue a evaluar personal de la SEP, Protección Civil e Instituto Sudcaliforniano de la Infraestructura Física Educativa (Isife) consideran que se requiere de un estudio más profundo que les asegure que el inmueble no va a colapsar.

El plantel se encuentra con un socavón importante, hundimientos, descuadres de puerta, los pisos y paredes están quebradas. Autoridades aseguran que los cimientos están firmes y que lo ocurrido se debió a que el agua no tuvo cauce de salida y buscó salir por debajo del edificio lo que provocó el hundimiento de algunas zonas.

Hay inconformidad en la comunidad de padres y madres de familia, quienes exigen a las autoridades poner mayor atención a este problema, señalan que no hay condiciones para un retorno seguro a clases.

300 niñas y niños de la escuela primaria Gustavo Díaz Ordaz, ubicada en la colonia Márquez de León, no reanudaron clases este miércoles como lo determinó la SEP debido a una falla en el suministro de energía eléctrica.

Docentes califican el regreso a clases como una decisión arriesgada y un desconsiderada. Foto: Alberto Cota | El Sudcaliforniano

Al respecto el director de este centro educativo, Santiago Díaz Melo, indicó que los equipos como las bombas del suministro de agua potable para los sanitarios y la cocina, los abanicos y aires acondicionados no se pueden encender porque el voltaje no alcanza y se corre el riesgo de quemarse.

“La dirección y los maestros limpiaron la escuela desde el fin de semana para iniciar clases desde el lunes ya que la escuela no sufrió ningún daño estructural, sin embargo por las falla eléctrica por disposición de la Secretaría de Educación Pública Estatal no se pudieron iniciar las clases”. explicó el directivo.

La escuela cuenta con 12 salones de clases todos con dos aires acondicionados y el comedor cuenta también con dos aires acondicionados pero de 4 toneladas que atiende a las y los alumnos de escasos recursos económicos en su mayoría hijos de trabajadores migrantes de los estados de Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Chiapas, que son jornaleros agrícolas o trabaja en el relleno sanitario.

Los estudiantes viven en los asentamientos de los cerros cercanos, a las colonias Márquez de León, Villas de Guadalupe, Lagunitas pero una gran parte también proviene de algunos ranchos lejanos y de la colonia Las Vinoramas ubicada cruzando el libramiento norte La Paz, donde no existe ruta de camiones.

“Desde que fue la pandemia los peseros no pasan por esa colonia y la excusa que tienen es que existe muy poco pasaje y no es redituable, por tal motivos los padres de familia que desean darle educación a sus hijos y no tienen vehículo todos los días los traen caminando dos kilómetros entre granjas y monte despoblado o de otro rancho ubicado cerca del campo laguna seca”.

En el discurso los políticos dicen todos somos iguales pero en la realidad no es así por que en la colonia Márquez de León hay agua solo una vez a la semana, los viernes, y ya no hay agua por el resto de la semana, cada martes se solicita una pipa a la Secretaría de Educación Pública para el llenado de las cisternas que son dos una de 5 mil y una de 10 mil litros “si no viene la pipa no funcionamos”.

“Para la población de niños el agua que llega es insuficiente la escuela es el espacio en donde los niños vienen a hacer sus necesidades fisiológicas porque en la mañana lo primero que hacen es pasar al baño; en la colonia Márquez de León no hay drenaje pero la escuela tiene dos fosas septicas y un bio digestor, los niños vienen a hacer uso de las instalaciones por que en sus casas no tienen baño”.

El docente expresó su preocupación referente a que los estudiantes al acudir a la escuela tienen acceso a un desayuno económico que pagan las niñas y niños que pueden aportar la cantidad simbólica de 10 pesos y aquellos que no pueden pagar “pues no se le cobra”, el comedor es atendido por personal del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia.

ÍNDICE DE DESERCIÓN

El índice de deserción escolar en 10 años es de solo 2 alumnos “por que tenemos el vicio de irlos a buscar, de llamar al papá a ver qué está pasando por que no ha venido el niño”.

En la Colonia Villas de Guadalupe la primaria Roberto García Tortoledo, tampoco pudo iniciar clases debido a otro problema la contratación del servicio de electricidad no soporta la demanda de energía por ese motivo este miércoles tampoco inició clases debido a que ni las bombas de agua, ni los aires acondicionados estaban funcionando, pero además no contaban con agua en la cisterna.

Los preescolares tanto de la Márquez de León como de Villas de Guadalupe, tuvieron la afluencia de un 20% del alumnado a pesar que los daños fueron menores, sin embargo las casas de los alumnos quedaron en muchos casos devastadas por la lluvia y el viento del huracán Norma además que las calles de acceso a los planteles no permite el libre acceso por los socavones.

PADRES INCONFORMES

Por su parte el presidente de la Asociación de Padres de Familia del Estado, Oscar Montaño, explicó que hay gran inconformidad con autoridades de la SEP ante la decisión del regreso a clases, mismo que consideran se ha vuelto inseguro ya que no solo se encuentran los problemas en infraestructura, también las fugas de aguas negras que están cerca de planteles escolares.

“Hay que poner mucho cuidado con esto, ya que, por ejemplo; las aguas de la cisterna están contaminadas, en una magnitud en estos fenómenos que ha pasado en otras veces se cruzan las aguas negras con las aguas limpias, se tienen que desinfectar antes las cisternas. Hacemos un llamado al director de cada escuela pública para que exija un dictamen de Protección Civil y que se responsabilicen”.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

ENTRE EL DRENAJE

Por otro lado, el Colegio de Bachilleres número 3, ubicado en colonia el Esterito, reportó afectaciones que van desde computadoras dañadas, filtración de agua en salones y en oficinas administrativas, documentos dañados, además que las instalaciones quedaron entre tierra y lodo.

Aunado a este problema, se presenta un colapso en la red de drenaje y alcantarillado, causando el derrame de aguas negras dentro y fuera del plantel, consideran que es un foco de infección para el personal. El director de dicho plantel, Raymundo Agundez, aseguró que el Cobach no se encuentra en condiciones para recibir a más de 400 alumnos.

"Tuvimos muchas pérdidas en cuestiones de algunos equipos de cómputo, se mojaron reguladores, tuvimos que despachar al personal aproximadamente a partir de las nueve y estamos esperando a que vengan a destapar el drenaje de la calle".

Docentes calificaron el regreso a clases como una decisión arriesgada y un tanto desconsiderada porque la ciudad no se encuentra en buenas condiciones para transitar, además que una gran mayoría de planteles se encuentran afectados, se le suman los problemas de salud que se pueden originar por tantas fugas de aguas negras que hay en la ciudad.

Policiaca

Queman más de 3 mil 200 kg de cocaína

La droga fue asegurada en 2023; ubicada a 598 kilómetros al sur del municipio de Los Cabos

Círculos

¡Prepárate! Los 6 mejores planes para este fin de semana en La Paz

Al momento, ningún evento ha anunciado su cancelación por el clima actual

Municipios

Más del 80% de elementos cuentan con el certificado único policial en BCS

En conferencia virtual, Oscar Leggs, estuvo durante la 1a sesión regional de la zona noreste-noroeste de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal

Municipios

Benefician lluvias de "Alberto" a Los Cabos

Autoridades mantienen bajo vigilancia un canal de baja presión extendido desde Sonora hasta Chiapas

Círculos

¿Quieres hacer radio? Participa en esta convocatoria

Personas ganadoras recibirán capacitación presencial para hacer radio en La Paz

Policiaca

Revisarán instalaciones eléctricas y de gas de restaurantes de Cabo San Lucas

Tras incendio de popular negocio, bomberos y empresarios de Los Cabos suman acciones