/ lunes 3 de abril de 2023

Autorizan a vendedores ambulantes en las playas

Venta de alimentos, botanas y artículos de playa; tienen costo individual de 200 pesos

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- Con la Semana Mayor llega la temporada vacacional, el turismo arriba a Baja California Sur, para disfrutar de sus bellezas naturales, por lo que en esta ocasión si serán otorgados permisos para las y los vendedores ambulantes que ofertan sus productos en las playas de La Paz.

Actualmente, se han otorgado más de 30 permisos temporales para la venta de alimentos, botanas y artículos de playa, el cual tiene un costo aproximado de 200 pesos por semana.

Lee: Gobernador da banderazo al operativo de Semana Santa

La mayoría de estos permisos otorgados a través de la Dirección de Comercio del Ayuntamiento de La Paz, son principalmente para playa Cerritos y El Tecolote, las cuales históricamente son más visitadas por turistas y locales que acuden a acampar durante esta temporada vacacional.

Este escape de la ciudadanía tiene sus consecuencias, entre ellas, alimentar una economía que reside en las playas, como lo son vendedoras y vendedores ambulantes, quienes ven en estas fechas la oportunidad de obtener ingresos mayores que les permitirán enfrentar la temporada baja, es decir, parte del otoño e invierno, donde las ventas bajan considerablemente, pues hay menor presencia de bañistas en la zona.

Entre los artículos que ya se pueden apreciar en las playas, están la renta de sombrillas, mesas, sillas, la venta de pan, lentes, pareos, souvenirs, accesorios, botanas, comida y todo lo que se requiere en la zona para pasar un día agradable.

Estos vendedores encuentran en las playas un mercado para apoyar la economía de decenas de familias, quienes trabajan durante todo el año en la zona, también hay casos de personas que sólo trabajan por temporadas para obtener un ingreso extra mientras el resto del año continúan con algún otro empleo o vendiendo en otras zonas como los mercados o tianguis.

Sin embargo, siempre han existido quejas respecto a los vendedores ambulantes en las playas, debido a que en algunas ocasiones estos pueden resultar molestos por la cantidad de comerciantes en la zona, lo cual se genera debido a la poca organización.

BALANDRA SIN VENDEDORES

Es importante destacar que, vendedoras y vendedores ambulantes no podrán entrar al área natural protegida de playa Balandra a ofrecer sus productos, lo cual ha generado polémica entre vendedores que lo único que buscan es llevar el sustento a sus familiar, ya que aseguran que años atrás el ingresar a vender a esta playa les generaba un buen ingreso.

La anterior decisión es con la finalidad conservar el área natural protegida, sin embargo la inconformidad que ha generado este anunció entre las personas que se dedican a la venta de productos, alimentos y bebidas en las playas de La Paz ha creado desconcierto ya que señalan que ellos no son culpables de los desastres ecológicos que han sucedido en esta zona, como el más reciente que generó que la playa permaneciera cerrada por casi 60 días, cuando se registró un derrame de combustible que se originó por el incendio de una embarcación.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

Ante este tema, se han presentado opiniones encontradas ya que al realizar un sondeo donde fueron encuestadas 40 personas, 22 se opusieron a que se permita el acceso a los vendedores ambulantes y 18 estuvieron a favor de que entren a vender sus productos a playa Balandra.

Las personas que se oponen a la entrada de las y los vendedores coincidieron en que el periodo en que se puede disfrutar de Balandra es muy corto, son cuatro horas y la presencia de vendedores les robaría tiempo, además de que indicaron que dejan su basura en la playa.

Mientras que las personas que están a favor de la entrada de las y los vendedores, estas opinan que tienen derecho al trabajo digno, por lo cual se les debe permitir la entrada ya que solo ofertaran sus artículos y no molestarán a los bañistas.

El acceso a las y los vendedores quedó restringido desde que playa Balandra se nombró como Área Natural Protegida (ANP), el 30 de noviembre de 2012, con la finalidad de proteger el paraíso natural de arenas blancas y aguas cristalinas rodeado de formaciones rocosas, cactus y dunas, lo cual la convierte en un impresionante escenario natural.

Finalmente, desde hace más de 11 años la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), tomó el control de playa Balandra, debido a que la zona se encontraba en muy malas condiciones, con alto índice de contaminación, que lograron subsanar y embellecer para que se convirtiera en la playa más visitada por turistas locales, nacionales y extranjeros.

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- Con la Semana Mayor llega la temporada vacacional, el turismo arriba a Baja California Sur, para disfrutar de sus bellezas naturales, por lo que en esta ocasión si serán otorgados permisos para las y los vendedores ambulantes que ofertan sus productos en las playas de La Paz.

Actualmente, se han otorgado más de 30 permisos temporales para la venta de alimentos, botanas y artículos de playa, el cual tiene un costo aproximado de 200 pesos por semana.

Lee: Gobernador da banderazo al operativo de Semana Santa

La mayoría de estos permisos otorgados a través de la Dirección de Comercio del Ayuntamiento de La Paz, son principalmente para playa Cerritos y El Tecolote, las cuales históricamente son más visitadas por turistas y locales que acuden a acampar durante esta temporada vacacional.

Este escape de la ciudadanía tiene sus consecuencias, entre ellas, alimentar una economía que reside en las playas, como lo son vendedoras y vendedores ambulantes, quienes ven en estas fechas la oportunidad de obtener ingresos mayores que les permitirán enfrentar la temporada baja, es decir, parte del otoño e invierno, donde las ventas bajan considerablemente, pues hay menor presencia de bañistas en la zona.

Entre los artículos que ya se pueden apreciar en las playas, están la renta de sombrillas, mesas, sillas, la venta de pan, lentes, pareos, souvenirs, accesorios, botanas, comida y todo lo que se requiere en la zona para pasar un día agradable.

Estos vendedores encuentran en las playas un mercado para apoyar la economía de decenas de familias, quienes trabajan durante todo el año en la zona, también hay casos de personas que sólo trabajan por temporadas para obtener un ingreso extra mientras el resto del año continúan con algún otro empleo o vendiendo en otras zonas como los mercados o tianguis.

Sin embargo, siempre han existido quejas respecto a los vendedores ambulantes en las playas, debido a que en algunas ocasiones estos pueden resultar molestos por la cantidad de comerciantes en la zona, lo cual se genera debido a la poca organización.

BALANDRA SIN VENDEDORES

Es importante destacar que, vendedoras y vendedores ambulantes no podrán entrar al área natural protegida de playa Balandra a ofrecer sus productos, lo cual ha generado polémica entre vendedores que lo único que buscan es llevar el sustento a sus familiar, ya que aseguran que años atrás el ingresar a vender a esta playa les generaba un buen ingreso.

La anterior decisión es con la finalidad conservar el área natural protegida, sin embargo la inconformidad que ha generado este anunció entre las personas que se dedican a la venta de productos, alimentos y bebidas en las playas de La Paz ha creado desconcierto ya que señalan que ellos no son culpables de los desastres ecológicos que han sucedido en esta zona, como el más reciente que generó que la playa permaneciera cerrada por casi 60 días, cuando se registró un derrame de combustible que se originó por el incendio de una embarcación.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

Ante este tema, se han presentado opiniones encontradas ya que al realizar un sondeo donde fueron encuestadas 40 personas, 22 se opusieron a que se permita el acceso a los vendedores ambulantes y 18 estuvieron a favor de que entren a vender sus productos a playa Balandra.

Las personas que se oponen a la entrada de las y los vendedores coincidieron en que el periodo en que se puede disfrutar de Balandra es muy corto, son cuatro horas y la presencia de vendedores les robaría tiempo, además de que indicaron que dejan su basura en la playa.

Mientras que las personas que están a favor de la entrada de las y los vendedores, estas opinan que tienen derecho al trabajo digno, por lo cual se les debe permitir la entrada ya que solo ofertaran sus artículos y no molestarán a los bañistas.

El acceso a las y los vendedores quedó restringido desde que playa Balandra se nombró como Área Natural Protegida (ANP), el 30 de noviembre de 2012, con la finalidad de proteger el paraíso natural de arenas blancas y aguas cristalinas rodeado de formaciones rocosas, cactus y dunas, lo cual la convierte en un impresionante escenario natural.

Finalmente, desde hace más de 11 años la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), tomó el control de playa Balandra, debido a que la zona se encontraba en muy malas condiciones, con alto índice de contaminación, que lograron subsanar y embellecer para que se convirtiera en la playa más visitada por turistas locales, nacionales y extranjeros.

Local

Aunque estará nublado no hay probabilidades de lluvia

Predominan temperaturas agradables en la entidad

Local

Invierten millones en obras que nadie usa

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Paul Valdiviezo, insta a que el gasto público sea utilizado con estrategia

Elecciones 2024

Milena Quiroga apuesta por más agua en La Paz

Sus principales propuestas también se basan en la seguridad, movilidad vial, problemática de género y el fortalecimiento de un gobierno digital 

Municipios

Muelles antes administrados por IGY Marinas sin servicios básicos

Prestador de servicio revela las malas condiciones en las que actualmente se encuentran

Elecciones 2024

¿Qué es el voto anticipado? 35 personas en BCS lo solicitaron

El INE garantiza que los mexicanos en el extranjero podrán votar

Finanzas

Dólar a la baja afecta el gasto de turistas extranjeros en BCS

El fortalecimiento del peso frente al dólar beneficia a importadores, pero no a exportadores