/ lunes 20 de noviembre de 2023

Luis Miguel deslumbra a la Arena Ciudad de México con su voz y su sonrisa

Seducido por su sonrisa, el público de Luis Miguel acompañó cada una de las canciones que interpretó en su primera fecha en la Arena Ciudad de México

Luis Miguel brilló en su regreso a la Arena Ciudad de México, donde esta noche presentó el primero de siete conciertos, parte de su gira 2023 con la que ha recorrido Sudamérica y próximamente pisará Estados Unidos.

Vestido con un traje y corbata negros, y una camisa blanca, apareció en punto de las 21:05 horas para iniciar su show. “Será que no me amas”, “Amor, amor, amor” y “Suave”, arrancaron el repertorio.

Con sus movimientos de cadera y una sonrisa que dejaba ver sus dientes perfectamente blanqueados, “Micky” seducía a la audiencia en cada canción.

Las fans no ocultaron su emoción, desde el primer minuto gritaban, coreaban y le chiflaban al artista. “Culpable o no” llegó con una versión ligeramente más rápida a la que el público estaba acostumbrado, pero lo acompañaron con la que ya conocían.

Las canciones avanzaban sin que el artista hablara. “Arriba México, arriba México”, se limitó a decir en “Te necesito”. La única comunicación que tenía con los presentes eran miradas y sonrisas coquetas que les dirigía.

Las pulseras luminosas, que fueron entregadas antes del ingreso a los asistentes, fueron otro elemento de este concierto, que reunió a 20 mil personas. “Dime” y un fragmento de “Por debajo de la mesa” y “No sé tú” siguieron a continuación.

De vez en cuando Luis Miguel realizaba su ya tradicional movimiento de girar el brazo en el aire mientras levanta una pierna, con el que desataba los gritos de la gente.

El ambiente romántico se apoderó del lugar con un medley conformado por “Como yo te amo”, “Solamente una vez”, “Somos novios”, “Todo y nada” y “Nosotros”.

Los fans fueron parte del show en varios momentos, pues el intérprete les dirigía constantemente el micrófono para que cantaran fragmentos de los temas. Frank Sinatra y Michael Jackson aparecieron de manera virtual para acompañar a “El sol” con “Come fly with me” y “Smile”, respectivamente.

Los más de 20 músicos y las tres coristas tenían el mismo buen ánimo que el artista, y se mostraban sonrientes cada que la cámara los enfocaba. Éxitos como “Un hombre busca a una mujer”, “Fría como el viento” y “Entrégate” sonaron a continuación.

Un mariachi conformado por 15 músicos, y acompañado de dos parejas de bailarines que zapateaban al ritmo del “Jarabe tapatío”, aparecieron para inaugurar el bloque mexicano del concierto, y amenizar el show mientras el artista se cambiaba de ropa.

“Luismi” reapareció vestido con una camisa y pantalón negros, para interpretar “La fiesta del mariachi”, “La Bikina” y “La media vuelta”. Enseguida comenzó un apartado de pop, donde resonaron “Nonme puedes dejar así”, “Palabra de honor” y “La incondicional”.

La fiesta se encendió al sonar “Te propongo”, cuando unos globos negros gigantes aterrizaron entre el público. Entre una iluminación de colores, el cantante inició un viaje al pasado con “Ahora te puedes marchar”, “La chica del bikini azul”; donde se colocó brevemente sus lentes oscuros; “Isabel” y “Cuando calienta el sol”.

Los músicos continuaban tocando, mientras Luismi corría de un lado al otro del escenario, y trozos de confeti caían sobre él.

Sin decir ni una sola palabra, pero lanzando besos al aire, el artista se despidió de su público, quienes no dejaban de pedirle que cantara una más, pero luego se acercarse a darle un beso en la mejilla a una niña de la audiencia, Luis Miguel hizo una reverencia y abandonó el escenario.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Luis Miguel brilló en su regreso a la Arena Ciudad de México, donde esta noche presentó el primero de siete conciertos, parte de su gira 2023 con la que ha recorrido Sudamérica y próximamente pisará Estados Unidos.

Vestido con un traje y corbata negros, y una camisa blanca, apareció en punto de las 21:05 horas para iniciar su show. “Será que no me amas”, “Amor, amor, amor” y “Suave”, arrancaron el repertorio.

Con sus movimientos de cadera y una sonrisa que dejaba ver sus dientes perfectamente blanqueados, “Micky” seducía a la audiencia en cada canción.

Las fans no ocultaron su emoción, desde el primer minuto gritaban, coreaban y le chiflaban al artista. “Culpable o no” llegó con una versión ligeramente más rápida a la que el público estaba acostumbrado, pero lo acompañaron con la que ya conocían.

Las canciones avanzaban sin que el artista hablara. “Arriba México, arriba México”, se limitó a decir en “Te necesito”. La única comunicación que tenía con los presentes eran miradas y sonrisas coquetas que les dirigía.

Las pulseras luminosas, que fueron entregadas antes del ingreso a los asistentes, fueron otro elemento de este concierto, que reunió a 20 mil personas. “Dime” y un fragmento de “Por debajo de la mesa” y “No sé tú” siguieron a continuación.

De vez en cuando Luis Miguel realizaba su ya tradicional movimiento de girar el brazo en el aire mientras levanta una pierna, con el que desataba los gritos de la gente.

El ambiente romántico se apoderó del lugar con un medley conformado por “Como yo te amo”, “Solamente una vez”, “Somos novios”, “Todo y nada” y “Nosotros”.

Los fans fueron parte del show en varios momentos, pues el intérprete les dirigía constantemente el micrófono para que cantaran fragmentos de los temas. Frank Sinatra y Michael Jackson aparecieron de manera virtual para acompañar a “El sol” con “Come fly with me” y “Smile”, respectivamente.

Los más de 20 músicos y las tres coristas tenían el mismo buen ánimo que el artista, y se mostraban sonrientes cada que la cámara los enfocaba. Éxitos como “Un hombre busca a una mujer”, “Fría como el viento” y “Entrégate” sonaron a continuación.

Un mariachi conformado por 15 músicos, y acompañado de dos parejas de bailarines que zapateaban al ritmo del “Jarabe tapatío”, aparecieron para inaugurar el bloque mexicano del concierto, y amenizar el show mientras el artista se cambiaba de ropa.

“Luismi” reapareció vestido con una camisa y pantalón negros, para interpretar “La fiesta del mariachi”, “La Bikina” y “La media vuelta”. Enseguida comenzó un apartado de pop, donde resonaron “Nonme puedes dejar así”, “Palabra de honor” y “La incondicional”.

La fiesta se encendió al sonar “Te propongo”, cuando unos globos negros gigantes aterrizaron entre el público. Entre una iluminación de colores, el cantante inició un viaje al pasado con “Ahora te puedes marchar”, “La chica del bikini azul”; donde se colocó brevemente sus lentes oscuros; “Isabel” y “Cuando calienta el sol”.

Los músicos continuaban tocando, mientras Luismi corría de un lado al otro del escenario, y trozos de confeti caían sobre él.

Sin decir ni una sola palabra, pero lanzando besos al aire, el artista se despidió de su público, quienes no dejaban de pedirle que cantara una más, pero luego se acercarse a darle un beso en la mejilla a una niña de la audiencia, Luis Miguel hizo una reverencia y abandonó el escenario.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Municipios

Escuelas de Loreto siguen con clases normales

Por la falta de una respuesta positiva a las demandas del magisterio sudcaliforniano, podrían iniciar un paro de labores

Local

Guillermo Guzmán regresa a la presidencia de Morena en BCS

Alberto Rentería queda como delegado de del Comité Ejecutivo Nacional y el diputado federal, Mario Llergo, llega como enlace de Claudia Sheinbaum

Elecciones 2024

Christian Agúndez sin temor de una posible impugnación a su candidatura

De llegar a ser presidente municipal dijo que iniciará con una auditoría forense

Doble Vía

Disfruta de las "Líridas", la lluvia de estrellas de abril

Este evento astronómico nocturno se puede apreciar a simple vista

Policiaca

Sujetos armados intentan asaltar a hombre afuera de un banco

Le disparan al tratar de arrebatarle un maletín con dinero en efectivo

Municipios

Turismo rural, otra opción en Loreto

Feria de Cultura y Tradición del Paso de Santa Cruz genera un espacio para la comercialización de productos