/ martes 6 de febrero de 2024

95% de los sudcalifornianos dona sangre sólo a los suyos

Baja California Sur se encuentra por debajo del nivel promedio nacional de donación de sangre de forma altruista

La Paz, Baja California Sur.- Conseguir donadores altruistas de unidades de sangre, del tipo que sea, para un paciente hospitalizado o no, es un reto a cumplir por el enfermo o familiares en Baja California Sur.

Lee: Garantizan atención con más de 6 mil unidades de sangre segura

Desde 1987, en México la Ley general de salud prohíbe remunerar a donadores; las sanciones van desde los 6 a 17 años de prisión y una multa equivalente entre los 8 mil a 17 mil días de salario mínimo.

Sudcalifornia está por debajo de la media nacional en la donación desinteresada del tejido vivo, lo que subraya la necesidad de fortalecer el programa de donación altruista para alcanzar la meta deseada y reducir la dependencia de los familiares como principales solucionadores de la situación en caso de urgencia para salvar la vida del paciente.

Asiel Arce Silla, director del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea de Baja California Sur informó que el 95% de las donaciones en 2023 provinieron de familiares y amigos de pacientes que necesitaron las transfusiones.

Durante tal año, en Baja California Sur se obtuvieron 552 unidades más que en 2022, pasando de 6,400 a 6,952.

Se indica un aumento del 1% en la participación de donadores altruistas. Este incremento en el total de unidades de sangre se atribuye principalmente a un aumento en la necesidad de intervenciones médicas por parte de más personas en la región, lo que subraya el desafío continuo de fomentar una cultura de donación altruista.

"Esto sugiere más bien que el año pasado la necesidad de transfusiones fue considerablemente mayor, lo que significa que muchos familiares acudieron a donar debido a la urgencia", agregó Arce Silla.

Mencionó que se tiene establecida una meta nacional para que el 10% de las donaciones de sangre en el estado sean voluntarias este año, lo que significa que 10 de cada 100 donaciones deben ser altruistas. Sin embargo, durante y tanto el 2022 como el 2023, el estado estuvo por debajo de esta meta nacional, con un 5% y un 6% respectivamente.

"Hay que apostar por una cultura de la donación y hacer campañas muy intensas; y socializar el tema de que es bueno donar sangre. Sobre todo verlo como una inversión, y romper el estigma de la cuestión de lucro, de decir "me aprovecho que tú necesitas, y por ello te cobro tanto. Necesitamos promover la donación voluntaria, incluyendo en los entornos digitales".

El alto porcentaje de donaciones por parte de amistades y familiares, aunado a la reducida cantidad de donantes altruistas, ratifica la gran relevancia de fortalecer una cultura de la donación que practican aquellos que donan sin más motivación que ayudar a quienes necesitan de este tejido vivo.

En 2023, México se ubicó en los últimos lugares en donación altruista a nivel mundial, ello se le atribuye a la falta de una cultura de la donación voluntaria. Bajo este contexto.

Foto: Alberto Cota | El Sudcaliforniano

El abogado Arturo Ruiz Rubio expresó que hoy en día Baja California Sur se encuentra ante una ausencia importante en lo que concierne a la cultura de la donación.

"En el siglo pasado, la comercialización de sangre no era un delito, inclusive resultaba un negocio habitual, principalmente por la zona norte de México, por ejemplo, en Tijuana. Pero estas prácticas provocaron enfermedades de transmisión por contacto de residuos sanguíneos, como la aparición del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), explicó el abogado.

Compartió también que las prácticas de donación de sangre solían ser totalmente diferentes. Por ejemplo, en ocasiones las jeringas eran hervidas, mas no las desechaban. Es decir, una parte de los instrumentos para donar sangre, eran reutilizados. Los controles sanitarios no eran muy precisos; lo que detonó en una gran campaña por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Parte de ese contexto, derivan los mitos o temores de esta actividad.

Pero entre los mitos y la ineficiente gestión en las instituciones de salud pública, la cultura de la donación afronta varias aristas que derivan en el poco padrón de donantes altruistas, tal como comentó Karla, a raíz de su experiencia de vida.

“Es que no es posible promover una cultura de la donación en tales condiciones. Primero, ni los trabajadores del hospital te explican de forma amable el trámite, ¿cómo fomentar la donación altruista ante el total desconocimiento, malos tratos y comunicación ineficiente con nosotros?”, narró

Donar tampoco causa anemia o provoca un aumento de peso, como suele ser escuchado por una parte de la población mexicana. Más bien, la sangre segura es esencial para realizar cirugías programadas, brindar atención a pacientes accidentados, tratar emergencias de hemorragias obstétricas y proporcionar cuidado a personas con cáncer.

La urgente necesidad de donantes expone a aquellos que buscan ayuda a riesgos, haciéndolos susceptibles a posibles estafas pero al donar, no solo evitamos situaciones fraudulentas, sino que también es posible salvar vidas directamente.

REQUISITOS PARA DONAR

Los requisitos para la donación, tanto a nivel estatal como nacional, están estipulados en la Norma Oficial Mexicana NOM-253-SSA1-2012, para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos. La cual, establece las metodologías de laboratorio a través de pruebas exclusivas para la población donante, y fomenta la confianza con respecto a la donación de sangre y brinda protección a la salud de los donantes, receptores y el personal de salud.

Foto: Alberto Cota | El Sudcaliforniano

En ocasiones, se deberán valorar aspectos por medio de una consulta médica previa. Con base en ello, se determinarán algunos elementos para considerar antes de la donación. Regularmente, 450 mililitros representa una unidad, cantidad a la cual se le pide al donante para llevar a cabo esta práctica, tras ser el equivalente al 10% del volumen total de sangre de una persona.

  • Identificación vigente con fotografía.

  • Edad entre 18 a 65 años.

  • Peso mínimo de 50 kilogramos.

  • Ayuno mínimo de 4 horas, máximo 10. No obstante, en algunos casos se solicita tener por lo menos 12 horas sin consumir ningún alimento ni bebida, solamente agua purificada.

  • No conocerse alguna enfermedad reciente.

  • No haber padecido hepatitis B y C. Se aceptan donadores que hayan padecido. hepatitis tipo A; antes de los 10 años.

  • No haber padecido sífilis, gonorrea, u otra enfermedad de transmisión sexual.

  • No tener múltiples parejas o contactos sexuales con desconocidos.

  • No haber recibido trasplantes de órganos .

  • En caso de ser diabético, no utilizar insulina.

  • En caso de ser hipertenso tener una presión arterial controlada.

  • No usar drogas intravenosas o inhaladas.

  • Las mujeres no deben estar embarazadas o lactando.

  • En los últimos 12 meses, no haberse realizado tatuajes, acupuntura, mesoterapia, transfusiones, cateterismos y endoscopías.

  • En los últimos 6 meses no haber tenido cirugía, accidente mayor, mononucleosis, toxoplasmosis y/o meningitis.

  • En los últimos 28 días no haber recibido cualquiera de las siguientes vacunas: tuberculosis, sarampión, rubeola, parotiditis, fiebre amarilla, cólera y/o influenza.

  • En los últimos 14 días no haber recibido la administración de la vacuna contra COVID-19 (Sinovac y Cansino)

  • En las últimas 12 horas no haber ingerido bebidas alcohólicas, narcóticos, marihuana o algún estupefaciente.

Durante el proceso de donación, la sangre es procesada con la finalidad de obtener 4 componentes sanguíneos: los glóbulos rojos, el plasma, así como las plaquetas y los crioprecipitados, un plasma sanguíneo. Esta separación logra poder ayudar a 4 personas con un solo donativo; en función de sus necesidades y su condición de salud.

Posterior a la donación de sangre, es recomendable evitar consumir tabaco durante, por lo menos, 30 minutos. Tampoco se aconseja realizar ejercicio ni actividad física, hasta el día siguiente. Además, en caso de que surja algún sangrado minutos después de haber donado, se debe elevar el brazo y aplicar presión durante 5 a 10 minutos.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

Puede ser que algunas personas presenten mareos, náuseas o dolor de cabeza. En caso de padecer alguno, la recomendación será recostarse manteniendo una elevación de pies. Asimismo, si el donante desarrolla alguna enfermedad a los días de haber realizado la donación, debe informar al banco de sangre a la brevedad. Y, ante todo, la frecuencia permitida para donar sangre es cada 45 días, a partir de la última donación.

La Paz, Baja California Sur.- Conseguir donadores altruistas de unidades de sangre, del tipo que sea, para un paciente hospitalizado o no, es un reto a cumplir por el enfermo o familiares en Baja California Sur.

Lee: Garantizan atención con más de 6 mil unidades de sangre segura

Desde 1987, en México la Ley general de salud prohíbe remunerar a donadores; las sanciones van desde los 6 a 17 años de prisión y una multa equivalente entre los 8 mil a 17 mil días de salario mínimo.

Sudcalifornia está por debajo de la media nacional en la donación desinteresada del tejido vivo, lo que subraya la necesidad de fortalecer el programa de donación altruista para alcanzar la meta deseada y reducir la dependencia de los familiares como principales solucionadores de la situación en caso de urgencia para salvar la vida del paciente.

Asiel Arce Silla, director del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea de Baja California Sur informó que el 95% de las donaciones en 2023 provinieron de familiares y amigos de pacientes que necesitaron las transfusiones.

Durante tal año, en Baja California Sur se obtuvieron 552 unidades más que en 2022, pasando de 6,400 a 6,952.

Se indica un aumento del 1% en la participación de donadores altruistas. Este incremento en el total de unidades de sangre se atribuye principalmente a un aumento en la necesidad de intervenciones médicas por parte de más personas en la región, lo que subraya el desafío continuo de fomentar una cultura de donación altruista.

"Esto sugiere más bien que el año pasado la necesidad de transfusiones fue considerablemente mayor, lo que significa que muchos familiares acudieron a donar debido a la urgencia", agregó Arce Silla.

Mencionó que se tiene establecida una meta nacional para que el 10% de las donaciones de sangre en el estado sean voluntarias este año, lo que significa que 10 de cada 100 donaciones deben ser altruistas. Sin embargo, durante y tanto el 2022 como el 2023, el estado estuvo por debajo de esta meta nacional, con un 5% y un 6% respectivamente.

"Hay que apostar por una cultura de la donación y hacer campañas muy intensas; y socializar el tema de que es bueno donar sangre. Sobre todo verlo como una inversión, y romper el estigma de la cuestión de lucro, de decir "me aprovecho que tú necesitas, y por ello te cobro tanto. Necesitamos promover la donación voluntaria, incluyendo en los entornos digitales".

El alto porcentaje de donaciones por parte de amistades y familiares, aunado a la reducida cantidad de donantes altruistas, ratifica la gran relevancia de fortalecer una cultura de la donación que practican aquellos que donan sin más motivación que ayudar a quienes necesitan de este tejido vivo.

En 2023, México se ubicó en los últimos lugares en donación altruista a nivel mundial, ello se le atribuye a la falta de una cultura de la donación voluntaria. Bajo este contexto.

Foto: Alberto Cota | El Sudcaliforniano

El abogado Arturo Ruiz Rubio expresó que hoy en día Baja California Sur se encuentra ante una ausencia importante en lo que concierne a la cultura de la donación.

"En el siglo pasado, la comercialización de sangre no era un delito, inclusive resultaba un negocio habitual, principalmente por la zona norte de México, por ejemplo, en Tijuana. Pero estas prácticas provocaron enfermedades de transmisión por contacto de residuos sanguíneos, como la aparición del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), explicó el abogado.

Compartió también que las prácticas de donación de sangre solían ser totalmente diferentes. Por ejemplo, en ocasiones las jeringas eran hervidas, mas no las desechaban. Es decir, una parte de los instrumentos para donar sangre, eran reutilizados. Los controles sanitarios no eran muy precisos; lo que detonó en una gran campaña por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Parte de ese contexto, derivan los mitos o temores de esta actividad.

Pero entre los mitos y la ineficiente gestión en las instituciones de salud pública, la cultura de la donación afronta varias aristas que derivan en el poco padrón de donantes altruistas, tal como comentó Karla, a raíz de su experiencia de vida.

“Es que no es posible promover una cultura de la donación en tales condiciones. Primero, ni los trabajadores del hospital te explican de forma amable el trámite, ¿cómo fomentar la donación altruista ante el total desconocimiento, malos tratos y comunicación ineficiente con nosotros?”, narró

Donar tampoco causa anemia o provoca un aumento de peso, como suele ser escuchado por una parte de la población mexicana. Más bien, la sangre segura es esencial para realizar cirugías programadas, brindar atención a pacientes accidentados, tratar emergencias de hemorragias obstétricas y proporcionar cuidado a personas con cáncer.

La urgente necesidad de donantes expone a aquellos que buscan ayuda a riesgos, haciéndolos susceptibles a posibles estafas pero al donar, no solo evitamos situaciones fraudulentas, sino que también es posible salvar vidas directamente.

REQUISITOS PARA DONAR

Los requisitos para la donación, tanto a nivel estatal como nacional, están estipulados en la Norma Oficial Mexicana NOM-253-SSA1-2012, para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos. La cual, establece las metodologías de laboratorio a través de pruebas exclusivas para la población donante, y fomenta la confianza con respecto a la donación de sangre y brinda protección a la salud de los donantes, receptores y el personal de salud.

Foto: Alberto Cota | El Sudcaliforniano

En ocasiones, se deberán valorar aspectos por medio de una consulta médica previa. Con base en ello, se determinarán algunos elementos para considerar antes de la donación. Regularmente, 450 mililitros representa una unidad, cantidad a la cual se le pide al donante para llevar a cabo esta práctica, tras ser el equivalente al 10% del volumen total de sangre de una persona.

  • Identificación vigente con fotografía.

  • Edad entre 18 a 65 años.

  • Peso mínimo de 50 kilogramos.

  • Ayuno mínimo de 4 horas, máximo 10. No obstante, en algunos casos se solicita tener por lo menos 12 horas sin consumir ningún alimento ni bebida, solamente agua purificada.

  • No conocerse alguna enfermedad reciente.

  • No haber padecido hepatitis B y C. Se aceptan donadores que hayan padecido. hepatitis tipo A; antes de los 10 años.

  • No haber padecido sífilis, gonorrea, u otra enfermedad de transmisión sexual.

  • No tener múltiples parejas o contactos sexuales con desconocidos.

  • No haber recibido trasplantes de órganos .

  • En caso de ser diabético, no utilizar insulina.

  • En caso de ser hipertenso tener una presión arterial controlada.

  • No usar drogas intravenosas o inhaladas.

  • Las mujeres no deben estar embarazadas o lactando.

  • En los últimos 12 meses, no haberse realizado tatuajes, acupuntura, mesoterapia, transfusiones, cateterismos y endoscopías.

  • En los últimos 6 meses no haber tenido cirugía, accidente mayor, mononucleosis, toxoplasmosis y/o meningitis.

  • En los últimos 28 días no haber recibido cualquiera de las siguientes vacunas: tuberculosis, sarampión, rubeola, parotiditis, fiebre amarilla, cólera y/o influenza.

  • En los últimos 14 días no haber recibido la administración de la vacuna contra COVID-19 (Sinovac y Cansino)

  • En las últimas 12 horas no haber ingerido bebidas alcohólicas, narcóticos, marihuana o algún estupefaciente.

Durante el proceso de donación, la sangre es procesada con la finalidad de obtener 4 componentes sanguíneos: los glóbulos rojos, el plasma, así como las plaquetas y los crioprecipitados, un plasma sanguíneo. Esta separación logra poder ayudar a 4 personas con un solo donativo; en función de sus necesidades y su condición de salud.

Posterior a la donación de sangre, es recomendable evitar consumir tabaco durante, por lo menos, 30 minutos. Tampoco se aconseja realizar ejercicio ni actividad física, hasta el día siguiente. Además, en caso de que surja algún sangrado minutos después de haber donado, se debe elevar el brazo y aplicar presión durante 5 a 10 minutos.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

Puede ser que algunas personas presenten mareos, náuseas o dolor de cabeza. En caso de padecer alguno, la recomendación será recostarse manteniendo una elevación de pies. Asimismo, si el donante desarrolla alguna enfermedad a los días de haber realizado la donación, debe informar al banco de sangre a la brevedad. Y, ante todo, la frecuencia permitida para donar sangre es cada 45 días, a partir de la última donación.

Círculos

Desde los 8 años, Jorge vende billetes antiguos en La Paz

El billete más antiguo que tiene es el del estado de Chihuahua del año 1914

Círculos

Inunda a Baja California Sur ola coreana del K-POP

Desde cafeterías y bazares, hasta actividades recreativas y comunidades virtuales en redes sociales, están presente en estos municipios del estado

Círculos

Participa en el diplomado de cine para crear un largometraje

Fernando Castanier, productor de cine sudcaliforniano, ofrecerá el taller presencial en la Casa de la Cultura de BCS

Municipios

Presentan análisis de obras hídricas para Los Cabos

Integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de Los Cabos se reúnen con directivo del Oomsapas

Policiaca

Queman más de 3 mil 200 kg de cocaína

La droga fue asegurada en 2023; ubicada a 598 kilómetros al sur del municipio de Los Cabos

Local

"Trabajar sin descanso": rector de la UABCS rinde su informe de labores

Ante la presencia de integrantes de la comunidad universitaria y sudcaliforniana, e invitados especiales entre los que destacó el gobernador Víctor Manuel Castro Cosío