/ lunes 1 de abril de 2024

Hilorama, arte que crece en las manos del artista Rodrigo González

El tabajo del artista originario de Tepeapulco, Hidalgo, los ha llevado hasta Europa

Rodrigo González Martínez es un artesano nacido en Ciudad Sahagún, Tepeapulco, quién de manera autodidacta aprendió a tejer con hilos caseros, primero mandalas y luego figuras geométricas en tablas pequeñas. Actualmente, además de seguir creando estas piezas que lo llevaron a convertirse en maestro del hilorama, también realiza retratos “cruzando hilos”.

El artista de 35 años, señaló que su acercamiento a la geometría comenzó cuando era muy pequeño, pues su curiosidad por conocer más sobre la geometría comenzó a dibujar caprichosas figuras en las hojas de sus cuadernos; primero con lápices, después les fue añadiendo color.

Refirió que desde el comienzo esta actividad se volvió un acto terapéutico y un acercamiento a pensamientos como el hinduismo.

“Me clavé en la onda de dibujar figuras geométricas. Uniendo puntos, lo primero que hice fueron mandalas en papel usando reglas; aunque, ciertamente, no sabía muy bien qué es lo que estaba haciendo, eso lo aprendí con el tiempo”.

Señaló que las líneas salieron del papel cuando, en casa, al ver un conjunto de hilos, decidió tomarlos para dibujar con ellos tal y como hacía con sus lápices de colores. Fue un gran descubrimiento.

No obstante, para llegar al trabajo que actualmente realiza, antes elaboró otras piezas como los denominados Ojos de Dios y otros tejidos con estambre y macramé, "el chiste", dijo, era “unir los puntos”.

Explicó que una ocasión cuando se encontraba en Oaxaca, donde vivió de manera seminómada en algunas comunidades, utilizó una de las maderas que generalmente empleaba para cocinar o para calentar el agua para bañarse como un lienzo al que le colocó clavos y luego empezó a tejer.

“Empecé a informarme, no era el único ya había personas que utilizaban técnicas semejantes. Pero cada quien imprime su creatividad y talento: ponemos clavos en todo el derredor de las piezas de madera y desde ahí vamos cruzando hilos, uniendo hilos, hasta crear retratos. Se trata de un hilorama”.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Precisó que su trabajo lo ha llevado a todo el Centro y Sur del país, por lo que algunas galerías en distintos puntos de México se interesaron por su trabajo y lo exhibieron; no obstante, dijo, fue en Coyoacán y recientemente en Europa, específicamente en España, a donde se llevaron su trabajo, para exhibirlo en una sala hermanda de Espacio Kanuwa, donde se muestran piezas de arte huichol.

Recientemente, dijo, formó parte de un taller en el Centro de Cultura Regional de Tepeapulco, donde fue invitado por el coordinador Erick Alan Hernández, y ahí, dictó un taller dirigido tanto a niños como adultos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Finalmente, mencionó que una de las obras más grandes que ha realizado se trata de Huehueteotl, pieza que creó para fue para el Festival de Fuego, una obra de alrededor de 1.30 centímetros de diámetro y en el que trabajo hasta seis horas diarias durante mes y medio.

Nota publica en El Sol de Hidalgo

Rodrigo González Martínez es un artesano nacido en Ciudad Sahagún, Tepeapulco, quién de manera autodidacta aprendió a tejer con hilos caseros, primero mandalas y luego figuras geométricas en tablas pequeñas. Actualmente, además de seguir creando estas piezas que lo llevaron a convertirse en maestro del hilorama, también realiza retratos “cruzando hilos”.

El artista de 35 años, señaló que su acercamiento a la geometría comenzó cuando era muy pequeño, pues su curiosidad por conocer más sobre la geometría comenzó a dibujar caprichosas figuras en las hojas de sus cuadernos; primero con lápices, después les fue añadiendo color.

Refirió que desde el comienzo esta actividad se volvió un acto terapéutico y un acercamiento a pensamientos como el hinduismo.

“Me clavé en la onda de dibujar figuras geométricas. Uniendo puntos, lo primero que hice fueron mandalas en papel usando reglas; aunque, ciertamente, no sabía muy bien qué es lo que estaba haciendo, eso lo aprendí con el tiempo”.

Señaló que las líneas salieron del papel cuando, en casa, al ver un conjunto de hilos, decidió tomarlos para dibujar con ellos tal y como hacía con sus lápices de colores. Fue un gran descubrimiento.

No obstante, para llegar al trabajo que actualmente realiza, antes elaboró otras piezas como los denominados Ojos de Dios y otros tejidos con estambre y macramé, "el chiste", dijo, era “unir los puntos”.

Explicó que una ocasión cuando se encontraba en Oaxaca, donde vivió de manera seminómada en algunas comunidades, utilizó una de las maderas que generalmente empleaba para cocinar o para calentar el agua para bañarse como un lienzo al que le colocó clavos y luego empezó a tejer.

“Empecé a informarme, no era el único ya había personas que utilizaban técnicas semejantes. Pero cada quien imprime su creatividad y talento: ponemos clavos en todo el derredor de las piezas de madera y desde ahí vamos cruzando hilos, uniendo hilos, hasta crear retratos. Se trata de un hilorama”.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Precisó que su trabajo lo ha llevado a todo el Centro y Sur del país, por lo que algunas galerías en distintos puntos de México se interesaron por su trabajo y lo exhibieron; no obstante, dijo, fue en Coyoacán y recientemente en Europa, específicamente en España, a donde se llevaron su trabajo, para exhibirlo en una sala hermanda de Espacio Kanuwa, donde se muestran piezas de arte huichol.

Recientemente, dijo, formó parte de un taller en el Centro de Cultura Regional de Tepeapulco, donde fue invitado por el coordinador Erick Alan Hernández, y ahí, dictó un taller dirigido tanto a niños como adultos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Finalmente, mencionó que una de las obras más grandes que ha realizado se trata de Huehueteotl, pieza que creó para fue para el Festival de Fuego, una obra de alrededor de 1.30 centímetros de diámetro y en el que trabajo hasta seis horas diarias durante mes y medio.

Nota publica en El Sol de Hidalgo

Círculos

Plasman la contaminación a través del arte en La Paz

Ariosto y Francisco buscan visibilizar la conservación medioambiental y la denuncia del maltrato a la naturaleza

Municipios

Ya viene el Festival de la Almeja Chocolata en Loreto

Se contará con la participación de 16 restaurantes

Local

¡Es tiempo de podar árboles! Te decimos lo que tienes que saber

Es importante dar mantenimiento a los árboles por el inicio de la temporada de huracanes

Círculos

Reconocen a estudiantes de Biología Marina y de Ciencias Ambientales

Estudiantes de la UABCS abordan problemáticas de las ciencias marinas y costeras durante jornada académica

Local

Buscan implementar la carrera de medicina en BCS

En BCS existía hasta el 2022 un considerable déficit de Médicos Especialistas Certificados y Médicos Generales Certificados

Municipios

Café gratis y descuentos si vas a votar, en algunos restaurantes de Los Cabos

Incentivan integrantes de CANIRAC la participación ciudadana en las votaciones