/ viernes 11 de agosto de 2023

Fernando Valenzuela: Dodgers retira el 34 en honor al mexicano; así recuerda la Fernandomanía

Fernando Valenzuela vivirá en compañía de toda su familia un homenaje más por parte de los Dodgers, que retirarán el 34

Han pasado casi 43 años desde que el lanzador zurdo de Etchohuaquila, Sonora Fernando “Toro” Valenzuela trepó al cerrito del Atlanta-Fulton County Stadium con los Dodgers. En la sexta entrada como relevista, y eso fue el inicio de una exitosa carrera en Grandes Ligas.

Ahora este fin de semana, la organización californiana le realizará un homenaje más al famoso “Toro” Valenzuela. Quizá el más importante, porque retirarán su famoso número 34 que en la década de los años ochentas provocó la llamada Fernandomanía. Cuando el público abarrotaba los estadios donde el pitcher zurdo mexicano lanzaba.

Te recomendamos: Selección mexicana de béisbol se cuelga el oro en los Juegos Centroamericanos

El 15 de septiembre de 1980, Fernando Valenzuela entró como relevista en la parte baja del sexto episodio. Su labor fue de dos innings, donde admitió dos carreras sucias, toleró un hit y recetó un ponche. El primero de los 1,759 que recetó con la franela de los Dodgers de Los Ángeles a lo largo de once años.

Tras dos apariciones más como relevista terminó la campaña de 1980 y fue invitado al campo de entrenamiento del equipo grande en 1981. Ante las lesiones de los lanzadores estelares de los Dodgers, Tom LaSorda le dio la oportunidad de abrir el juego inaugural ante los Astros de Houston en el Dodger Stadium y no defraudó, al cubrir las nueve entradas con pelota de cinco hits, dos bases por bolas y cinco chocolates. Eso sucedió el nueve de abril ante 50 mil 511 aficionados.


Recordando hace 41 años...

¡Qué rápido pasa el tiempo o no sé, yo creo que sí. Pero sí, recuerdo esos años, claro que sí yo creo que es muy importante pero más que nada el beisbol mexicano que ustedes cubrían todas esas áreas, es muy importante para el beisbol que tenemos en México que se dé a conocer más este deporte, el beisbol

En 1980 estabas en el bullpen, después, en 1981 se te cruza una lesión de Jerry Reuss y debutas.

“Estaba programado yo para lanzar el tercer juego de la temporada, pero sí hubo problemitas físicos con estos dos lanzadores (Paul.. también) así es de que bueno, preguntan “¿quieres, estás listo para lanzar?”, “claro, es lo que he estado esperando” y yo creo que esas oportunidades siempre deben aprovecharse al máximo porque probablemente ya no haya otra, entonces por eso mismo yo creo que hay que aprovechar, claro que me acuerdo muy bien de ese… ¿qué sería? Un 7 de abril, más o menos u 8 de abril, porque la inauguración fue el 9 de abril del 81, así es de que sí, recuerdo muy bien y afortunadamente todo salió muy bien.


El primer juego marcó la carrera de Valenzuela

“Sí, yo creo que todo se dio en esa temporada, porque realemente no esperábamos, como te mecioné anteriormente, el debut mío en el tercer juego de la temporada, entonces para mí ese juego significa bastante, porque lo mencionamos, si no se hubieran hecho bien las cosas, no sabemos si hubiera seguido habiendo oportunidades, entonces para mí yo creo que significa bastante este juego del 81

La temporada de 81 fue como un sueño que se tiene de niño

“Yo creo que uno siempre va buscando algo, una superación, ya cuando alguien está metido en el beisbol profesional o cualquier otro de los deportes siempre busca lo máximo, ¿no? Entonces yo creo que es eso lo que sentimos en ese momento, nada más estar preparados para cuando llegara esa oportunidad”.


Temple de acero

“Yo creo que aquí, en este caso mío, yo realmente tenía confianza y es lo más importante que hay que hacer, tenerse confianza, saber lo que uno tiene que puede hacer el trabajo, puede dominar a tremendos bateadores, eso es lo más importante, en muchas ocasiones se puede tener ese talento, pero si no hay confianza de que se pude lograr el out, de que se enfrenta un tremendo bateador, a un Winfield, Jackson, entonces yo creo son situaciones en las que dices: “esta es la oportunidad que tengo, de enfrentar a lo mejor de Grandes Ligas, entonces esa es la mentalidad que tenía al principio de mi carrera”

Screwballs

“Cada brazo se acostumbra a diferentes lanzamientos. Para mí no fue mucho. Lo que sí se me dificultó cuando empecé era dominarlo, el control, eso fue lo que se me hizo más difícil todavía. Pero el número de lanzamientos que hacía no eran por el screwball ni nada de eso. Era por la varicación y el número alto que en cada juego me tocaba lanzar. De 90 para arriba hasta 110 o 120 y realmente creo que eso en muchas ocasiones te va mermando la fuerza del brazo. Pero no es un cierto lanzamiento nada más

¿Cómo era la relación con Lasorda?

“Ahí te la dejo en una interrogación. Pero siempre estábamos, en algunas ocasiones, de acuerdo en todo lo que pasaba. Realmente pues eso es lo bonito de este deporte, de que “Ese es mi juego”, “Está bien, síguele”

Lasorda no se acabó el brazo de Valenzuela, Fernando quería estar en el montículo con Dodgers

“Peleamos varias veces. “Dame la pelota”, “No”, “Dámela”, entonces realmente yo creo que mi mentalidad era esa. Son 9 entradas, hay que ir a 9 entradas. Cuántos días tiene para no jugar, de jugar, son 4 o 5, entonces ahí puedes prepararte para la siguiente salida. Pero tampoco ir tan pocos innings, eso no era lo mío, por eso a mí me preguntas “¿lanzarías en esta época?” No creo, no creo, porque realmente lo mío es salir a lanzar siempre y cuando estuviera haciendo mi trabajo, no por número de lanzamientos.


“Fernandomanía”, así lo vivió Fernando Valenzuela con los Dodgers

“La gente, el público todavía sigue recordando esos años, esos juegos, y sí, me extraña un poquito porque realmente es otra generación, porque ya de 40 años, imagino muchos de los que son seguidores de Dodgers ya pues no existían, no habían nacido todavía, entonces por esa razón sí me extraña un poco, pero imagino que toda si familia sigue a Dodgers y les platican de que quién fue y de ahí viene nuevamente la nueva generación para que sigan apoyando a los jugadores actuales y a los ex, que son muchos que siguen trabajando aquí para la organización. Y una de las cosas más importantes que tiene Dodgers es que mantiene a sus jugadores retirados en alguna posición, en algún lado, ya sea en RP para la comunidad y yo creo que eso es importante, porque me ha tocado ir con un grupo que se les reconoce bastante bien a todos, por qué, porque se les sigue diciendo qué clase de jugador o quiénes son”.

Fernando Valenzuela, ¿Por qué el #34 con los Dodgers?

“Buena pregunta, ¿por qué? Ese número, cuando a mí me subieron, ahí estaba en mi locker, estaba colgado” ¿No lo escogiste tú? “No”, respondió Fernando Valenzuela sobre su dorsal con los Dodgers.

¿Tenías algún número preferido?

“No, ninguno. Yo creo que una de las cosas, ahorita que dices número preferido, a lo mejor el (…), pero en el de Ligas, cualquier, hasta el 100, porque ahí está lo mejor, ahí está el nivel que uno quiere estar, que es Grandes Ligas, así es que cayó el 34 y ahí seguimos con ese número”

Al paso del tiempo, ¿te enamoraste de ese número que te dio tanta fama en ese jersey?

“Sí, sí, me acostumbré bastante, incluso jugué en otros equipos, creo que nada más con Ángeles, el rato que estuve, no usé ese número 34 y en diferentes otros equipos, ahí sí estaba, o sea, nadie lo estaba usando, así es de que bueno, incluso cuando estuve en San Diego ahí lo tenía, fue el que usé 3 temporadas con los Padres.


¿Cómo te fue con el inglés para comunicarte con Lassorda?

“Yo creo que el idioma es universal en el beisbol, yo creo que, si estás haciendo bien el trabajo, no necesitas tener una plática del idioma, pero ´si fuera de lo que es el estadio, prensa en inglés, claro que era muy difícil, bastante difícil, quería estar seguro que lo que decía era correcto, pero con el mánager no hubo problema, ni con Mike Scioscia, que me recibió casi 300 juegos, entonces con él menos

¿Agente libre?

“Sí, siempre ahí metidos en lo que es el ambiente del beisbol y fuera del besibol, yo creo que es realenet en esos años era un grupo que duraba, bueno, el infield duró poquito más o menos de 10 años jugando juntos, entonces yo creo que, al igual, Mike Scioscia subió poquito antes que yo, una temporada o algo así, y no recuerdo que otro jugadores que estuvieron en Doble A conmigo, subían bajaban, pero yo creo que es un grupo que empezó a subir y se unió, salían ya los que eran más de edad, más de experiencia, yo creo que venía la oportunidad para los jóvenes entonces eso es lo que mantuvo esa armonía con todo los jugadores en el quipo, y eso es muy importante tener al grupo unido, cada quien haciendo su trabajo no depender solo de uno sino cada quien de los integrante del equipo que hagan su trabajo para que el equipo pueda obtener victorias.

¿Sentimiento del retiro del número?

“Vamos a esperar hasta que se dé, a mí me preguntan, “¿estás nervioso?”, les digo, “no, ahorita estoy bien”, pero en el momento que se dé, el 11 de agosto vamos a ver qué pasa, “no respondo por mí”, les digo.

¿El #34 en Cooperstown?

“Está fuera de mis manos todo eso y realmente yo creo que es una, porque acuérdate que yo pase la primera votación, pero ya la segunda ya no, dije “ok, está bien”, pero de la forma que, si es Salón de la Fama o Salón de Estadística, porque si no tienes 300 ganados no vas al Salón de la Fama, si no bateas 3 mil hits no vas al Salón de la Fama, Pete Rose tiene más de 5 mil hits

Sería padre, ¿no?

“Sería Dodger, poque dijiste “sería Padre”, pero no, sería Dodger”.


¿Es justo?

“Yo no sé si sea justo o no, mira, yo traté de hacer lo mejor posible y si pasa vamos a decir que no o que sí, pero yo creo que realmente son cosas que están fuera de las manos, de mis manos y sí llega ese momento, bueno lo disfrutaremos, claro que sí”.

¿Fernando Valenzuela se quedó con algún pendiente con los Dodgers en Grandes Ligas ?

“Yo creo que se trató de hacer lo mejor posible, se lograron grandes cosas y yo estoy conforme de lo que sucedió en esos 17 años de Grandes Ligas”.

Chávez en el box, tú en el beisbol y Hugo en el futbol

“He escuchado que lo dice Hugo, lo dice Julio César Chávez, que eso no ha pasado anteriormente, realmente como decimos, los retos están para romperse o las reglas y realmente aquí me tocó la suerte de estar en este grupo que han sido de lo mejor en su deporte y qué más le puede pedir uno”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Algún mensaje para la afición latina

“Otras de las cosas yo creo que también tenemos que aclarar esto, hay que estar en Cooperstown para que el número de cada jugador de aquí de Dodgers sea retirado y nosotros no estamos entonces creo que es alguien más que alguien que está retirado su número sin estar en Cooperstown, así es de que yo nada más quiero decir a la gente por ese apoyo que siempre me han brindado porque me he dado cuenta que en México estuvieron presionando para mandar carta a Dodgers para el retiro del número, porque realmente, honestamente yo no me lo esperaba, pero con todo ese apoyo y el impulso que toda la gente puso para que Dodgers tomara esa decisión, realmente fue lo máximo, entonces agradecido con todos y para todos esos jóvenes que sigan adelante que todo viene muy bien, entonces si quieres jugar un deporte, tienes que tener una gran dedicación.

Nota publicada en ESTO

Han pasado casi 43 años desde que el lanzador zurdo de Etchohuaquila, Sonora Fernando “Toro” Valenzuela trepó al cerrito del Atlanta-Fulton County Stadium con los Dodgers. En la sexta entrada como relevista, y eso fue el inicio de una exitosa carrera en Grandes Ligas.

Ahora este fin de semana, la organización californiana le realizará un homenaje más al famoso “Toro” Valenzuela. Quizá el más importante, porque retirarán su famoso número 34 que en la década de los años ochentas provocó la llamada Fernandomanía. Cuando el público abarrotaba los estadios donde el pitcher zurdo mexicano lanzaba.

Te recomendamos: Selección mexicana de béisbol se cuelga el oro en los Juegos Centroamericanos

El 15 de septiembre de 1980, Fernando Valenzuela entró como relevista en la parte baja del sexto episodio. Su labor fue de dos innings, donde admitió dos carreras sucias, toleró un hit y recetó un ponche. El primero de los 1,759 que recetó con la franela de los Dodgers de Los Ángeles a lo largo de once años.

Tras dos apariciones más como relevista terminó la campaña de 1980 y fue invitado al campo de entrenamiento del equipo grande en 1981. Ante las lesiones de los lanzadores estelares de los Dodgers, Tom LaSorda le dio la oportunidad de abrir el juego inaugural ante los Astros de Houston en el Dodger Stadium y no defraudó, al cubrir las nueve entradas con pelota de cinco hits, dos bases por bolas y cinco chocolates. Eso sucedió el nueve de abril ante 50 mil 511 aficionados.


Recordando hace 41 años...

¡Qué rápido pasa el tiempo o no sé, yo creo que sí. Pero sí, recuerdo esos años, claro que sí yo creo que es muy importante pero más que nada el beisbol mexicano que ustedes cubrían todas esas áreas, es muy importante para el beisbol que tenemos en México que se dé a conocer más este deporte, el beisbol

En 1980 estabas en el bullpen, después, en 1981 se te cruza una lesión de Jerry Reuss y debutas.

“Estaba programado yo para lanzar el tercer juego de la temporada, pero sí hubo problemitas físicos con estos dos lanzadores (Paul.. también) así es de que bueno, preguntan “¿quieres, estás listo para lanzar?”, “claro, es lo que he estado esperando” y yo creo que esas oportunidades siempre deben aprovecharse al máximo porque probablemente ya no haya otra, entonces por eso mismo yo creo que hay que aprovechar, claro que me acuerdo muy bien de ese… ¿qué sería? Un 7 de abril, más o menos u 8 de abril, porque la inauguración fue el 9 de abril del 81, así es de que sí, recuerdo muy bien y afortunadamente todo salió muy bien.


El primer juego marcó la carrera de Valenzuela

“Sí, yo creo que todo se dio en esa temporada, porque realemente no esperábamos, como te mecioné anteriormente, el debut mío en el tercer juego de la temporada, entonces para mí ese juego significa bastante, porque lo mencionamos, si no se hubieran hecho bien las cosas, no sabemos si hubiera seguido habiendo oportunidades, entonces para mí yo creo que significa bastante este juego del 81

La temporada de 81 fue como un sueño que se tiene de niño

“Yo creo que uno siempre va buscando algo, una superación, ya cuando alguien está metido en el beisbol profesional o cualquier otro de los deportes siempre busca lo máximo, ¿no? Entonces yo creo que es eso lo que sentimos en ese momento, nada más estar preparados para cuando llegara esa oportunidad”.


Temple de acero

“Yo creo que aquí, en este caso mío, yo realmente tenía confianza y es lo más importante que hay que hacer, tenerse confianza, saber lo que uno tiene que puede hacer el trabajo, puede dominar a tremendos bateadores, eso es lo más importante, en muchas ocasiones se puede tener ese talento, pero si no hay confianza de que se pude lograr el out, de que se enfrenta un tremendo bateador, a un Winfield, Jackson, entonces yo creo son situaciones en las que dices: “esta es la oportunidad que tengo, de enfrentar a lo mejor de Grandes Ligas, entonces esa es la mentalidad que tenía al principio de mi carrera”

Screwballs

“Cada brazo se acostumbra a diferentes lanzamientos. Para mí no fue mucho. Lo que sí se me dificultó cuando empecé era dominarlo, el control, eso fue lo que se me hizo más difícil todavía. Pero el número de lanzamientos que hacía no eran por el screwball ni nada de eso. Era por la varicación y el número alto que en cada juego me tocaba lanzar. De 90 para arriba hasta 110 o 120 y realmente creo que eso en muchas ocasiones te va mermando la fuerza del brazo. Pero no es un cierto lanzamiento nada más

¿Cómo era la relación con Lasorda?

“Ahí te la dejo en una interrogación. Pero siempre estábamos, en algunas ocasiones, de acuerdo en todo lo que pasaba. Realmente pues eso es lo bonito de este deporte, de que “Ese es mi juego”, “Está bien, síguele”

Lasorda no se acabó el brazo de Valenzuela, Fernando quería estar en el montículo con Dodgers

“Peleamos varias veces. “Dame la pelota”, “No”, “Dámela”, entonces realmente yo creo que mi mentalidad era esa. Son 9 entradas, hay que ir a 9 entradas. Cuántos días tiene para no jugar, de jugar, son 4 o 5, entonces ahí puedes prepararte para la siguiente salida. Pero tampoco ir tan pocos innings, eso no era lo mío, por eso a mí me preguntas “¿lanzarías en esta época?” No creo, no creo, porque realmente lo mío es salir a lanzar siempre y cuando estuviera haciendo mi trabajo, no por número de lanzamientos.


“Fernandomanía”, así lo vivió Fernando Valenzuela con los Dodgers

“La gente, el público todavía sigue recordando esos años, esos juegos, y sí, me extraña un poquito porque realmente es otra generación, porque ya de 40 años, imagino muchos de los que son seguidores de Dodgers ya pues no existían, no habían nacido todavía, entonces por esa razón sí me extraña un poco, pero imagino que toda si familia sigue a Dodgers y les platican de que quién fue y de ahí viene nuevamente la nueva generación para que sigan apoyando a los jugadores actuales y a los ex, que son muchos que siguen trabajando aquí para la organización. Y una de las cosas más importantes que tiene Dodgers es que mantiene a sus jugadores retirados en alguna posición, en algún lado, ya sea en RP para la comunidad y yo creo que eso es importante, porque me ha tocado ir con un grupo que se les reconoce bastante bien a todos, por qué, porque se les sigue diciendo qué clase de jugador o quiénes son”.

Fernando Valenzuela, ¿Por qué el #34 con los Dodgers?

“Buena pregunta, ¿por qué? Ese número, cuando a mí me subieron, ahí estaba en mi locker, estaba colgado” ¿No lo escogiste tú? “No”, respondió Fernando Valenzuela sobre su dorsal con los Dodgers.

¿Tenías algún número preferido?

“No, ninguno. Yo creo que una de las cosas, ahorita que dices número preferido, a lo mejor el (…), pero en el de Ligas, cualquier, hasta el 100, porque ahí está lo mejor, ahí está el nivel que uno quiere estar, que es Grandes Ligas, así es que cayó el 34 y ahí seguimos con ese número”

Al paso del tiempo, ¿te enamoraste de ese número que te dio tanta fama en ese jersey?

“Sí, sí, me acostumbré bastante, incluso jugué en otros equipos, creo que nada más con Ángeles, el rato que estuve, no usé ese número 34 y en diferentes otros equipos, ahí sí estaba, o sea, nadie lo estaba usando, así es de que bueno, incluso cuando estuve en San Diego ahí lo tenía, fue el que usé 3 temporadas con los Padres.


¿Cómo te fue con el inglés para comunicarte con Lassorda?

“Yo creo que el idioma es universal en el beisbol, yo creo que, si estás haciendo bien el trabajo, no necesitas tener una plática del idioma, pero ´si fuera de lo que es el estadio, prensa en inglés, claro que era muy difícil, bastante difícil, quería estar seguro que lo que decía era correcto, pero con el mánager no hubo problema, ni con Mike Scioscia, que me recibió casi 300 juegos, entonces con él menos

¿Agente libre?

“Sí, siempre ahí metidos en lo que es el ambiente del beisbol y fuera del besibol, yo creo que es realenet en esos años era un grupo que duraba, bueno, el infield duró poquito más o menos de 10 años jugando juntos, entonces yo creo que, al igual, Mike Scioscia subió poquito antes que yo, una temporada o algo así, y no recuerdo que otro jugadores que estuvieron en Doble A conmigo, subían bajaban, pero yo creo que es un grupo que empezó a subir y se unió, salían ya los que eran más de edad, más de experiencia, yo creo que venía la oportunidad para los jóvenes entonces eso es lo que mantuvo esa armonía con todo los jugadores en el quipo, y eso es muy importante tener al grupo unido, cada quien haciendo su trabajo no depender solo de uno sino cada quien de los integrante del equipo que hagan su trabajo para que el equipo pueda obtener victorias.

¿Sentimiento del retiro del número?

“Vamos a esperar hasta que se dé, a mí me preguntan, “¿estás nervioso?”, les digo, “no, ahorita estoy bien”, pero en el momento que se dé, el 11 de agosto vamos a ver qué pasa, “no respondo por mí”, les digo.

¿El #34 en Cooperstown?

“Está fuera de mis manos todo eso y realmente yo creo que es una, porque acuérdate que yo pase la primera votación, pero ya la segunda ya no, dije “ok, está bien”, pero de la forma que, si es Salón de la Fama o Salón de Estadística, porque si no tienes 300 ganados no vas al Salón de la Fama, si no bateas 3 mil hits no vas al Salón de la Fama, Pete Rose tiene más de 5 mil hits

Sería padre, ¿no?

“Sería Dodger, poque dijiste “sería Padre”, pero no, sería Dodger”.


¿Es justo?

“Yo no sé si sea justo o no, mira, yo traté de hacer lo mejor posible y si pasa vamos a decir que no o que sí, pero yo creo que realmente son cosas que están fuera de las manos, de mis manos y sí llega ese momento, bueno lo disfrutaremos, claro que sí”.

¿Fernando Valenzuela se quedó con algún pendiente con los Dodgers en Grandes Ligas ?

“Yo creo que se trató de hacer lo mejor posible, se lograron grandes cosas y yo estoy conforme de lo que sucedió en esos 17 años de Grandes Ligas”.

Chávez en el box, tú en el beisbol y Hugo en el futbol

“He escuchado que lo dice Hugo, lo dice Julio César Chávez, que eso no ha pasado anteriormente, realmente como decimos, los retos están para romperse o las reglas y realmente aquí me tocó la suerte de estar en este grupo que han sido de lo mejor en su deporte y qué más le puede pedir uno”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Algún mensaje para la afición latina

“Otras de las cosas yo creo que también tenemos que aclarar esto, hay que estar en Cooperstown para que el número de cada jugador de aquí de Dodgers sea retirado y nosotros no estamos entonces creo que es alguien más que alguien que está retirado su número sin estar en Cooperstown, así es de que yo nada más quiero decir a la gente por ese apoyo que siempre me han brindado porque me he dado cuenta que en México estuvieron presionando para mandar carta a Dodgers para el retiro del número, porque realmente, honestamente yo no me lo esperaba, pero con todo ese apoyo y el impulso que toda la gente puso para que Dodgers tomara esa decisión, realmente fue lo máximo, entonces agradecido con todos y para todos esos jóvenes que sigan adelante que todo viene muy bien, entonces si quieres jugar un deporte, tienes que tener una gran dedicación.

Nota publicada en ESTO

Municipios

Cuestionan a Oscar Leggs sobre embargo por laudos a las finanzas

El tesorero ya realizó la denuncia correspondiente y ya en próximos días se tendrá que resolver, expresó el presidente municipal de Los Cabos

Deportes

Jugador del Club Atlético La Paz se une a las águilas del América

Jonathan "Cabu" Estrada de 26 años, tuvo una destacada participación con el equipo paceño

Municipios

Roban regaderas en playa Santa María

Policía y personal de Zofemat Los Cabos realiza rondines de supervisión

Deportes

Surfea la victoria el equipo de BCS en los nacionales CONADE

El equipo sudcaliforniano obtuvo 14 medallas en total, siendo 7 de oro, 4 de plata y 3 de bronce

Municipios

Tiene estero de San José del Cabo 200 árboles más

Fueron rehabilitadas 16 hectáreas en estero de la conocida área de mezquitales

Círculos

¡No te quedes fuera! Inscríbete a estos cursos de verano

Casa de Cultura del Estado de Baja California Sur abre sus puertas brindando talleres a toda la niñez durante las vacaciones