/ jueves 7 de septiembre de 2023

La Guarida del Abejorro es un refugio literario

Armando Bustamante dirige este proyecto, una biblioteca en casa a la que cualquiera puede asistir

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- La Guarida del Abejorro es un proyecto que surgió de la mente de Armando Bustamante, nació como una respuesta al deterioro de la realidad social en la que se encontraba inmersa la comunidad, donde la convivencia se veía afectada y la violencia se agudizaba día tras día.

Este centro de lectura se ubica en calle Carabineros e Idelfonso Green en la colonia 3 de mayo de La Paz, Baja California Sur.

Lee: Los Ángeles Azules pondrán a bailar a Los Cabos

Armando Bustamante no es de los que se quedó de brazos cruzados ante esta situación, él había escuchado repetidamente que a través de la lectura las personas podían mejorar, aunque fuera un poco, su universo significativo, así que decidió poner a prueba esta teoría, con la intención de contrarrestar los índices de violencia que asolaban la comunidad.

"Durante los últimos seis años, he estado involucrado en este proyecto. Desde el principio, me di cuenta de que vivíamos en una realidad social bastante deteriorada, lo cual resultaba desagradable. Sin embargo, lo crucial era entender qué podíamos hacer para cambiarla. Se dice que a través de la lectura, incluso un pequeño cambio en nuestro universo personal es posible. Decidí poner a prueba esta idea, contribuyendo de alguna manera para contrarrestar los alarmantes niveles de violencia que experimentábamos. Así que comencé con mis propios libros en mi casa."

El proyecto comenzó modestamente en su propia casa, pero con una idea audaz: el "velolecto". Este vehículo, adaptado a partir de un motocarro, se convirtió en una singular biblioteca ambulante. Armando abría las puertas laterales y traseras del velolecto para exhibir libros en lugar de tortas y tamales. La música y los letreros acompañaban su recorrido diario por la ciudad, donde realizaba cinco o seis rondas, cubriendo aproximadamente 30 o 35 lugares a la semana.

El objetivo de Armando era claro y sencillo: ofrecer a la gente una alternativa a la nota roja de los periódicos sensacionalistas. Al llegar a esta ciudad hace 30 años, notó que los periódicos locales no solo se usaban para la lectura de noticias, sino también para envolver “caguamas”. Esta realidad lo llevó a la conclusión de que era necesario un cambio.

Hasta el día de hoy, La Guarida del Abejorro se destaca como un refugio literario en medio del caos, y el velo-lecto anhela retomar sus recorridos. Foto: Rocío Casas | El Sudcaliforniano

El "velolecto" no podía albergar todos los libros que Armando tenía en ese momento, por lo que comenzó a idear formas de intercambiar, comprar, vender y donar libros. Este concepto fue creciendo gradualmente y se convirtió en una parte esencial de su proyecto.

Durante sus recorridos, Armando se detenía en colonias populares como El Cardonal, Agua Escondida, Progreso y muchas otras. Sabía que en estas áreas, los libros nuevos eran un lujo inalcanzable para muchas personas debido a su alto costo. Su objetivo era hacer que los libros fueran accesibles para todos.

La idea central era hacer que los libros estuvieran al alcance de todos; en ningún momento se planteó tratarlo como un negocio. Por lo tanto, me dirigía a las colonias populares, donde no solo recopilaba anécdotas agradables, sino también algunas cómicas."

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

Después, la pandemia planteó desafíos significativos, lo que llevó a la suspensión temporal del velolecto. A pesar de esto, Armando Bustamante persistió en su proyecto y transformó su hogar en un lugar llamado 'La Guarida'. Este espacio se convirtió en un punto de referencia donde las personas actualmente pueden acudir en busca de libros.

"Pero no me di por vencido. A pesar de los desafíos económicos que surgieron debido a la pandemia, tuve que detener el velolecto. Sin embargo, decidí crear este espacio llamado 'La Guarida'. Comprendí que era necesario tener un punto de referencia al que la gente pudiera acudir en busca de la lectura."

La motivación de Armando nunca ha sido económica; su impulso procede de su deseo de promover la lectura y ofrecer a la comunidad una alternativa a la nota roja y la violencia que la rodea.

Hasta el día de hoy la guarida del abejorro se erige como un refugio literario en medio del caos, donde cada palabra escrita representa un rayo de esperanza para la comunidad que la rodea y el velo-lecto está en ese lugar en espera de volver a retomar sus recorridos.

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- La Guarida del Abejorro es un proyecto que surgió de la mente de Armando Bustamante, nació como una respuesta al deterioro de la realidad social en la que se encontraba inmersa la comunidad, donde la convivencia se veía afectada y la violencia se agudizaba día tras día.

Este centro de lectura se ubica en calle Carabineros e Idelfonso Green en la colonia 3 de mayo de La Paz, Baja California Sur.

Lee: Los Ángeles Azules pondrán a bailar a Los Cabos

Armando Bustamante no es de los que se quedó de brazos cruzados ante esta situación, él había escuchado repetidamente que a través de la lectura las personas podían mejorar, aunque fuera un poco, su universo significativo, así que decidió poner a prueba esta teoría, con la intención de contrarrestar los índices de violencia que asolaban la comunidad.

"Durante los últimos seis años, he estado involucrado en este proyecto. Desde el principio, me di cuenta de que vivíamos en una realidad social bastante deteriorada, lo cual resultaba desagradable. Sin embargo, lo crucial era entender qué podíamos hacer para cambiarla. Se dice que a través de la lectura, incluso un pequeño cambio en nuestro universo personal es posible. Decidí poner a prueba esta idea, contribuyendo de alguna manera para contrarrestar los alarmantes niveles de violencia que experimentábamos. Así que comencé con mis propios libros en mi casa."

El proyecto comenzó modestamente en su propia casa, pero con una idea audaz: el "velolecto". Este vehículo, adaptado a partir de un motocarro, se convirtió en una singular biblioteca ambulante. Armando abría las puertas laterales y traseras del velolecto para exhibir libros en lugar de tortas y tamales. La música y los letreros acompañaban su recorrido diario por la ciudad, donde realizaba cinco o seis rondas, cubriendo aproximadamente 30 o 35 lugares a la semana.

El objetivo de Armando era claro y sencillo: ofrecer a la gente una alternativa a la nota roja de los periódicos sensacionalistas. Al llegar a esta ciudad hace 30 años, notó que los periódicos locales no solo se usaban para la lectura de noticias, sino también para envolver “caguamas”. Esta realidad lo llevó a la conclusión de que era necesario un cambio.

Hasta el día de hoy, La Guarida del Abejorro se destaca como un refugio literario en medio del caos, y el velo-lecto anhela retomar sus recorridos. Foto: Rocío Casas | El Sudcaliforniano

El "velolecto" no podía albergar todos los libros que Armando tenía en ese momento, por lo que comenzó a idear formas de intercambiar, comprar, vender y donar libros. Este concepto fue creciendo gradualmente y se convirtió en una parte esencial de su proyecto.

Durante sus recorridos, Armando se detenía en colonias populares como El Cardonal, Agua Escondida, Progreso y muchas otras. Sabía que en estas áreas, los libros nuevos eran un lujo inalcanzable para muchas personas debido a su alto costo. Su objetivo era hacer que los libros fueran accesibles para todos.

La idea central era hacer que los libros estuvieran al alcance de todos; en ningún momento se planteó tratarlo como un negocio. Por lo tanto, me dirigía a las colonias populares, donde no solo recopilaba anécdotas agradables, sino también algunas cómicas."

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

Después, la pandemia planteó desafíos significativos, lo que llevó a la suspensión temporal del velolecto. A pesar de esto, Armando Bustamante persistió en su proyecto y transformó su hogar en un lugar llamado 'La Guarida'. Este espacio se convirtió en un punto de referencia donde las personas actualmente pueden acudir en busca de libros.

"Pero no me di por vencido. A pesar de los desafíos económicos que surgieron debido a la pandemia, tuve que detener el velolecto. Sin embargo, decidí crear este espacio llamado 'La Guarida'. Comprendí que era necesario tener un punto de referencia al que la gente pudiera acudir en busca de la lectura."

La motivación de Armando nunca ha sido económica; su impulso procede de su deseo de promover la lectura y ofrecer a la comunidad una alternativa a la nota roja y la violencia que la rodea.

Hasta el día de hoy la guarida del abejorro se erige como un refugio literario en medio del caos, donde cada palabra escrita representa un rayo de esperanza para la comunidad que la rodea y el velo-lecto está en ese lugar en espera de volver a retomar sus recorridos.

Finanzas

¿Qué es el Buró de Crédito? No estás en la lista negra de deudores

60% de las personas que atiende la Condusef en Baja California Sur están relacionadas con el buró de crédito

Círculos

Aprende a tocar el requinto con Gaby Romero en La Paz

La famosa "reina del requinto" está lista para enseñar a niños y jóvenes de la capital del estado; aquí te decimos todos los detalles

Municipios

Arranca tiburón urbano con 2 rutas y 20 camiones en La Paz

Comenzarán a operar el 10 de agosto con tarifa de 16 pesos

Municipios

Crecen espacios educativos en La Ribera, ahora con Conalep

Quieren empezar a la brevedad, con la posibilidad de que sea con 25 alumnas y alumnos en un inicio, informó el delegado de La Ribera Miguel Mijares

Círculos

Este es el programa de la Fiesta de la Pitahaya en Miraflores

Podrás disfrutar de concursos y degustación de la pitahaya

Deportes

Aranza Vázquez presume el uniforme de México para París 2024

La clavadista sudcaliforniana mostró las diferentes prendas del conjunto deportivo que usarán los atletas mexicanos durante las competencias