/ martes 7 de septiembre de 2021

Talibán revela parte de su futuro gabinete

Tres semanas después de tomar el poder en Afganistán, el Talibán nombró algunos de los futuros integrantes del nuevo gobierno

Han pasado tres semanas desde que el Talibán tomó el poder en Afganistán, y martes fueron presentados algunos de los integrantes del futuro gabinete, que estará dirigido por Mohammad Hasan Akhund.

Abdul Ghani Baradar, cofundador del movimiento islamista, será el segundo al mando del Ejecutivo afgano, informó Zabihullah Mujahid, principal portavoz del grupo, durante una rueda de prensa en Kabul.

Abdul Ghani Baradar encabezó las negociaciones para la retirada de las tropas internacionales de Afganistán. / Foto: AFP

Baradar estuvo a cargo de las negociaciones con Estados Unidos en Doha, que terminaron con la retirada de las fuerzas internacionales del país.

El ministerio de Defensa lo ocupará el mulá Yaqub, hijo del mulá Omar, mientras que Sirajuddin Haqqani, jefe de la red Haqqani, estará al frente de la cartera de Interior. Amir Khan Muttaqi, uno de los negociadores talibanes de Doha, será el nuevo ministro de Relaciones Exteriores.

Amir Khan Muttaqi fue señalado como el futuro ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno de los talibanes. / Foto: Twitter: AfghanUpdates

"El gobierno no está completo", subrayó Mujahid, afirmando que su movimiento –que prometió un Ejecutivo "inclusivo"– intentará "incorporar a gente de otras regiones del país".

La comunidad internacional aseguró que juzgaría a los talibanes por sus actos, después de que el movimiento islamista recuperara el poder tras haber sido expulsados, hace veinte años, por una coalición encabezada por Estados Unidos.

De momento, sus promesas en cuestión de derechos de las mujeres no terminan de convencer. En los últimos días, decenas de afganas protagonizaron varias manifestaciones en Kabul para denunciar la violenta represión del régimen talibán en el valle del Panshir.

Ahí se encontraba el último reducto de resistencia del ejército afgano, pero los talibanes lograron dominarlo –según afirmaron–, asegurando que ya "no hay guerra" en el país.

El portavoz de los talibanes, al ser preguntado por la violenta dispersión de las manifestaciones del sábado, subrayó que los miembros de su movimiento "todavía no están formados" en gestión de protestas, y pidió a los manifestantes que avisen a las autoridades sobre cualquier concentración con 24 horas de anticipo.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Han pasado tres semanas desde que el Talibán tomó el poder en Afganistán, y martes fueron presentados algunos de los integrantes del futuro gabinete, que estará dirigido por Mohammad Hasan Akhund.

Abdul Ghani Baradar, cofundador del movimiento islamista, será el segundo al mando del Ejecutivo afgano, informó Zabihullah Mujahid, principal portavoz del grupo, durante una rueda de prensa en Kabul.

Abdul Ghani Baradar encabezó las negociaciones para la retirada de las tropas internacionales de Afganistán. / Foto: AFP

Baradar estuvo a cargo de las negociaciones con Estados Unidos en Doha, que terminaron con la retirada de las fuerzas internacionales del país.

El ministerio de Defensa lo ocupará el mulá Yaqub, hijo del mulá Omar, mientras que Sirajuddin Haqqani, jefe de la red Haqqani, estará al frente de la cartera de Interior. Amir Khan Muttaqi, uno de los negociadores talibanes de Doha, será el nuevo ministro de Relaciones Exteriores.

Amir Khan Muttaqi fue señalado como el futuro ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno de los talibanes. / Foto: Twitter: AfghanUpdates

"El gobierno no está completo", subrayó Mujahid, afirmando que su movimiento –que prometió un Ejecutivo "inclusivo"– intentará "incorporar a gente de otras regiones del país".

La comunidad internacional aseguró que juzgaría a los talibanes por sus actos, después de que el movimiento islamista recuperara el poder tras haber sido expulsados, hace veinte años, por una coalición encabezada por Estados Unidos.

De momento, sus promesas en cuestión de derechos de las mujeres no terminan de convencer. En los últimos días, decenas de afganas protagonizaron varias manifestaciones en Kabul para denunciar la violenta represión del régimen talibán en el valle del Panshir.

Ahí se encontraba el último reducto de resistencia del ejército afgano, pero los talibanes lograron dominarlo –según afirmaron–, asegurando que ya "no hay guerra" en el país.

El portavoz de los talibanes, al ser preguntado por la violenta dispersión de las manifestaciones del sábado, subrayó que los miembros de su movimiento "todavía no están formados" en gestión de protestas, y pidió a los manifestantes que avisen a las autoridades sobre cualquier concentración con 24 horas de anticipo.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

CIBNOR cumple 46 años investigando

Desde 1975, contribuye al desarrollo sustentable de México a través de la investigación científica

Policiaca

Detienen a homicida de Nayeli en Mulegé

Elementos de la PGJE impidieron su huida al estado de Baja California

Local

Cruz Roja envía 7 toneladas de ayuda humanitaria a BCS

Estas despensas serán entregadas a comunidades afectadas por el huracán Olaf

Policiaca

Arrollan a un transeúnte

El conductor se encontró con la persona sobre la cinta asfáltica

Municipios

Proponen crear represas para captar agua de lluvia

Esto ayudaría a recargar los mantos friáticos; de igual forma se trabaja en un programa de vivienda digna

Local

CIBNOR cumple 46 años investigando

Desde 1975, contribuye al desarrollo sustentable de México a través de la investigación científica

Local

Productores rechazan las Reformas Fiscales

La preocupación que surge en el sector primario es que habría mayores impuestos

Finanzas

Ecuador congela precio del combustible para evitar protestas

En el último año los precios aumentaron más del 40 %

Cultura

"Mis niñas migrantes" y la dura realidad del sueño americano

La historia de dicha obra exhibe los riesgos de buscar un sueño e idealizar un país utópico