/ viernes 30 de octubre de 2020

Barrio de Colombia se convierte en museo a cielo abierto

Más de 10 mil residentes del Barrio Abajo, uno de los más tradicionales de Barranquilla, colaboran para tener la exposición más grande del mundo

BARRANQUILLA, Col. El Barrio Abajo, un tradicional y pintoresco sector de la ciudad colombiana de Barranquilla, vive una transformación que lo convertirá en el museo a cielo abierto más grande del mundo, proceso al cual están vinculados sus más de 10 mil residentes.

Considerado la cuna del Carnaval de Barranquilla, en el Barrio Abajo todavía hay casas de bahareque y techo de paja que contrastan con referentes históricos, culturales y arquitectónicos de la ciudad como los museos del Caribe, de Arte Moderno, del Carnaval, la Plaza de la Aduana y la Estación Montoya.

Tras la declaración de Área de Desarrollo Naranja (ADN) del Barrio Abajo que hizo el Ministerio de Cultura de Colombia, los habitantes de este sector trabajan en la consolidación del proyecto para convertir la zona en un museo al aire libre de más de 80 hectáreas de extensión.

Las ADN, de las que hay 11 en Colombia, son espacios delimitados que tienen por objeto incentivar y fortalecer las actividades culturales y creativas.

La esencia del barrio hará parte del museo a cielo abierto: los inmuebles, las vías y los andenes donde se practican juegos tradicionales como cartas, dominó o trompo.

También están integradas las cocinas tradicionales con sus sancochos de guandú (fríjol), costilla y mondongo; las frituras, los bollos de yuca, de "angelito" (envuelto de maíz con sabor dulce), de mazorca y el arroz de lisa, plato típico del departamento del Atlántico hecho con pescado.

Un elemento especial lo integran las danzas, los disfraces, en especial los de las marimondas, típicos del Carnaval; la música tradicional, como la cumbia, y las artes plásticas representadas en los murales que adornan las calles del barrio.

La comunidad de Barrio Abajo participará también como guía de turistas una vez que se concluya el proyecto cultural / Foto: EFE

RED DE MUSEOS

El proyecto, que al vincular a los habitantes del sector permite a los agentes culturales construir sus discursos patrimoniales, nació en la Red de Museos del Atlántico, liderada por el Museo de Antropología de la Universidad del Atlántico (MAUA).

El director del MAUA, Álvaro Martes, explicó a Efe que llevaron la propuesta al Ministerio de Cultura porque "vemos todo el engranaje sociocultural que tiene este barrio, todos los elementos patrimoniales que en él se condensan y creemos que puede ser una puesta en escena bastante interesante para la comunidad".

La iniciativa fue presentada al programa de estímulos de 2020 del Ministerio de Cultura y fue seleccionada, afirmó Martes, quien añadió que también están vinculados al proyecto el Archivo Histórico del Atlántico y el Centro de Memoria Urbana.

El director del Archivo Histórico del Atlántico, Juan Pablo Mestre, manifestó a Efe que "se tiene plena conciencia del gran potencial cultural, artístico y arquitectónico que tienen este sector y otros elementos como la gastronomía y las tradiciones inmateriales, como el Carnaval".

"Estamos con la comunidad enseñándoles una metodología para que sean ellos quienes presenten al resto de la ciudad, del país y del mundo toda la riqueza cultural con la que cuenta este sector urbano".

UN BAÚL DE HISTORIAS

Para Rafael Altamar, quien fue Rey Momo del Carnaval de Barranquilla en 2010, el Barrio Abajo es un "baúl de historias dentro del cual se puede encontrar la génesis de las tradiciones de la ciudad. Por su misma naturaleza el Barrio Abajo es un museo, tiene sus propios tesoros, que se adornan con quienes han vivido aquí como Gabriel García Márquez, (la compositora) Estercita Forero, (el cantante) Joe Arroyo y (el beisbolista) Édgar Rentería, entre muchos otros personajes ilustres", dijo.

El gestor cultural destacó además el papel que desempeñarán los miembros de la comunidad como guías turísticos.

Para la secretaria de Cultura de Barranquilla, María Teresa Fernández, el proyecto se convierte en "una oportunidad de que la academia y la institucionalidad nos pongamos al día con con barrio con el que hace tiempo estamos en deuda".

José Ignacio Cassiani Muñoz, gestor cultural y Rey Momo del año 2008, sostuvo que lo importante es mantener vivas las tradiciones y las organizaciones.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

BARRANQUILLA, Col. El Barrio Abajo, un tradicional y pintoresco sector de la ciudad colombiana de Barranquilla, vive una transformación que lo convertirá en el museo a cielo abierto más grande del mundo, proceso al cual están vinculados sus más de 10 mil residentes.

Considerado la cuna del Carnaval de Barranquilla, en el Barrio Abajo todavía hay casas de bahareque y techo de paja que contrastan con referentes históricos, culturales y arquitectónicos de la ciudad como los museos del Caribe, de Arte Moderno, del Carnaval, la Plaza de la Aduana y la Estación Montoya.

Tras la declaración de Área de Desarrollo Naranja (ADN) del Barrio Abajo que hizo el Ministerio de Cultura de Colombia, los habitantes de este sector trabajan en la consolidación del proyecto para convertir la zona en un museo al aire libre de más de 80 hectáreas de extensión.

Las ADN, de las que hay 11 en Colombia, son espacios delimitados que tienen por objeto incentivar y fortalecer las actividades culturales y creativas.

La esencia del barrio hará parte del museo a cielo abierto: los inmuebles, las vías y los andenes donde se practican juegos tradicionales como cartas, dominó o trompo.

También están integradas las cocinas tradicionales con sus sancochos de guandú (fríjol), costilla y mondongo; las frituras, los bollos de yuca, de "angelito" (envuelto de maíz con sabor dulce), de mazorca y el arroz de lisa, plato típico del departamento del Atlántico hecho con pescado.

Un elemento especial lo integran las danzas, los disfraces, en especial los de las marimondas, típicos del Carnaval; la música tradicional, como la cumbia, y las artes plásticas representadas en los murales que adornan las calles del barrio.

La comunidad de Barrio Abajo participará también como guía de turistas una vez que se concluya el proyecto cultural / Foto: EFE

RED DE MUSEOS

El proyecto, que al vincular a los habitantes del sector permite a los agentes culturales construir sus discursos patrimoniales, nació en la Red de Museos del Atlántico, liderada por el Museo de Antropología de la Universidad del Atlántico (MAUA).

El director del MAUA, Álvaro Martes, explicó a Efe que llevaron la propuesta al Ministerio de Cultura porque "vemos todo el engranaje sociocultural que tiene este barrio, todos los elementos patrimoniales que en él se condensan y creemos que puede ser una puesta en escena bastante interesante para la comunidad".

La iniciativa fue presentada al programa de estímulos de 2020 del Ministerio de Cultura y fue seleccionada, afirmó Martes, quien añadió que también están vinculados al proyecto el Archivo Histórico del Atlántico y el Centro de Memoria Urbana.

El director del Archivo Histórico del Atlántico, Juan Pablo Mestre, manifestó a Efe que "se tiene plena conciencia del gran potencial cultural, artístico y arquitectónico que tienen este sector y otros elementos como la gastronomía y las tradiciones inmateriales, como el Carnaval".

"Estamos con la comunidad enseñándoles una metodología para que sean ellos quienes presenten al resto de la ciudad, del país y del mundo toda la riqueza cultural con la que cuenta este sector urbano".

UN BAÚL DE HISTORIAS

Para Rafael Altamar, quien fue Rey Momo del Carnaval de Barranquilla en 2010, el Barrio Abajo es un "baúl de historias dentro del cual se puede encontrar la génesis de las tradiciones de la ciudad. Por su misma naturaleza el Barrio Abajo es un museo, tiene sus propios tesoros, que se adornan con quienes han vivido aquí como Gabriel García Márquez, (la compositora) Estercita Forero, (el cantante) Joe Arroyo y (el beisbolista) Édgar Rentería, entre muchos otros personajes ilustres", dijo.

El gestor cultural destacó además el papel que desempeñarán los miembros de la comunidad como guías turísticos.

Para la secretaria de Cultura de Barranquilla, María Teresa Fernández, el proyecto se convierte en "una oportunidad de que la academia y la institucionalidad nos pongamos al día con con barrio con el que hace tiempo estamos en deuda".

José Ignacio Cassiani Muñoz, gestor cultural y Rey Momo del año 2008, sostuvo que lo importante es mantener vivas las tradiciones y las organizaciones.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Piden proteger el desove de tortugas en El Cardonal

Tres especies visitan las playas del estado para anidar. La tortuga golfina, la laúd que es la más grande del mundo y la prieta, todas ellas en peligro de extinción

Local

Apoyan con 40 tanques de oxígeno a enfermos

Fundación Ángeles Del Cortez AC en apoyo a familias vulnerables por Covid-19

Policiaca

Deja choque un conductor herido en La Paz

Los hechos ocurrieron en la colonia la Fuente y el conductor sólo recuerda que lo chocó por la parte trasera una camioneta blanca

Municipios

Armida Castro se reúne con empresarios

A través del Comité Estatal de Seguridad en Salud, el Gobierno de Los Cabos puede ampliar aforo y horarios permitidos, expresó la alcaldesa

Municipios

Algunos albañiles reanudan sus trabajo en la pandemia

Trabajadores independientes de la construcción este año han subido sus trabajos en un 60% pese a crisis

Municipios

Disposición de residuos es prioridad

Personal de Servicios Públicos trabaja en el manteniendo de los rellenos sanitarios

Municipios

Crece todos los días el desabasto de agua

La ola de calor ha provocado un alza en la demanda del vital líquido en los hogares cabeños

Municipios

Hay incertidumbre entre comerciantes paceños

Los aforos y horarios reducidos, además de que lo clientes tienen miedo a contagiarse provocan malos días

Municipios

Ventas a la mitad: mercería Armenta

Son 39 años trabajando en la mercería fundada en 1954. Siria Cota Ozuna