/ jueves 13 de junio de 2019

"Tentáculos" del CJNG se extienden en 22 estados de la república

Además, el CJNG se extiende a países del hemisferio norte de América, así como a Europa, Asia y Australia

Con presencia en 22 de las 32 entidades federativas, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se perfila como la organización criminal de más rápida expansión en los últimos años en México, a diferencia del Cártel de Sinaloa, quien operará en 13.

En 2018, el Departamento de Justicia estadounidense consideraba al CJNG como uno de los seis cárteles más importantes del país y dentro de los cinco grupos delictivos transnacionales más peligrosos del mundo.

Por su parte, el Cártel de Sinaloa es catalogado por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), como la organización criminal mexicana de mayor crecimiento a nivel internacional; en México, opera a lo largo de la costa del Pacífico.

De acuerdo a información de la DEA, el CJNG es el de más reciente creación en México, cuya presencia se extiende a los países del hemisferio norte de América, así como a Europa, Asia y Australia.

Informes de la Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas 2018 presentada por la DEA, señalan que el Cártel Jalisco Nueva Generación, cuya sede está en Guadalajara, se dedica a la manufactura y tráfico de grandes cantidades de cocaína, heroína, metanfetamina y fentanilo.

En Estados Unidos, el tráfico de drogas ilícitas lo realiza a través de varios corredores de la frontera suroeste de Estados Unidos localizados en Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo, para llegar a ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta.

Por su parte, en México, según información del artículo “Jalisco Cartel New Generation (CJNG)”, publicado y actualizado el 21 de mayo de este año por la fundación InSight Crime, el cártel tendría operaciones en 22 entidades federativas del país, cifra que coincide con la evaluación de la DEA.

Entre éstas se encuentran: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Puebla, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Jalisco y Tamaulipas.

Además, Colima, Michoacán, Morelos, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Veracruz, Ciudad de México y el Estado de México.

Asimismo, la Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas 2018 detalla que la rápida expansión del CJNG, se debe a que sus actividades de narcotráfico se caracterizan por los violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad del gobierno y cárteles rivales.

Según medios de comunicación, entre los hechos más violentos que el cártel ha protagonizado en contra de autoridades mexicanas, está la emboscada en abril de 2015 en Guadalajara, donde fallecieron 15 policías estatales.

Ese mismo año, en la costa sur de Jalisco, el CJNG derribó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana cuando presuntamente las autoridades iban tras el líder y fundador de esta organización criminal, Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

La DEA ofrece por este personaje que se encuentra enlistado en “Los fugitivos más buscados”, 10 millones de dólares para quien dé información veraz sobre su ubicación.

Por otra parte, entre los ex funcionarios públicos relacionados con el cártel se encuentra el exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, quien la DEA acusó, en mayo de este año, de recibir sobornos de organizaciones de narcotráfico, incluido el CJNG.

Con presencia en 22 de las 32 entidades federativas, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se perfila como la organización criminal de más rápida expansión en los últimos años en México, a diferencia del Cártel de Sinaloa, quien operará en 13.

En 2018, el Departamento de Justicia estadounidense consideraba al CJNG como uno de los seis cárteles más importantes del país y dentro de los cinco grupos delictivos transnacionales más peligrosos del mundo.

Por su parte, el Cártel de Sinaloa es catalogado por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), como la organización criminal mexicana de mayor crecimiento a nivel internacional; en México, opera a lo largo de la costa del Pacífico.

De acuerdo a información de la DEA, el CJNG es el de más reciente creación en México, cuya presencia se extiende a los países del hemisferio norte de América, así como a Europa, Asia y Australia.

Informes de la Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas 2018 presentada por la DEA, señalan que el Cártel Jalisco Nueva Generación, cuya sede está en Guadalajara, se dedica a la manufactura y tráfico de grandes cantidades de cocaína, heroína, metanfetamina y fentanilo.

En Estados Unidos, el tráfico de drogas ilícitas lo realiza a través de varios corredores de la frontera suroeste de Estados Unidos localizados en Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo, para llegar a ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta.

Por su parte, en México, según información del artículo “Jalisco Cartel New Generation (CJNG)”, publicado y actualizado el 21 de mayo de este año por la fundación InSight Crime, el cártel tendría operaciones en 22 entidades federativas del país, cifra que coincide con la evaluación de la DEA.

Entre éstas se encuentran: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Puebla, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Jalisco y Tamaulipas.

Además, Colima, Michoacán, Morelos, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Veracruz, Ciudad de México y el Estado de México.

Asimismo, la Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas 2018 detalla que la rápida expansión del CJNG, se debe a que sus actividades de narcotráfico se caracterizan por los violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad del gobierno y cárteles rivales.

Según medios de comunicación, entre los hechos más violentos que el cártel ha protagonizado en contra de autoridades mexicanas, está la emboscada en abril de 2015 en Guadalajara, donde fallecieron 15 policías estatales.

Ese mismo año, en la costa sur de Jalisco, el CJNG derribó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana cuando presuntamente las autoridades iban tras el líder y fundador de esta organización criminal, Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

La DEA ofrece por este personaje que se encuentra enlistado en “Los fugitivos más buscados”, 10 millones de dólares para quien dé información veraz sobre su ubicación.

Por otra parte, entre los ex funcionarios públicos relacionados con el cártel se encuentra el exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, quien la DEA acusó, en mayo de este año, de recibir sobornos de organizaciones de narcotráfico, incluido el CJNG.

Local

Se reunirán Carlos Mendoza Davis y Hugo López Gatell

El gobernador del estado, quien preside la Confederación Nacional de Gobernadores y el subsecretario de salud federal, sostendrán un encuentro

Local

Reactivación económica será de forma responsable: Carlos Mendoza

El gobernador se reunió con representantes de las diferentes cúpulas empresariales de Los Cabos

Local

Rechazan desaparezca el Fonden: Lucía Trasviña Waldenrath

Pide que se ejecute con transparencia y honestidad, y halla participación ciudadana

Municipios

Colapsa zona dorada de La Paz por cierre de negocios

Varias empresas han dado a conocer a través de redes sociales, la decisión de no volver a abrir

Local

Reactivación económica será de forma responsable: Carlos Mendoza

El gobernador se reunió con representantes de las diferentes cúpulas empresariales de Los Cabos

Local

Se reunirán Carlos Mendoza Davis y Hugo López Gatell

El gobernador del estado, quien preside la Confederación Nacional de Gobernadores y el subsecretario de salud federal, sostendrán un encuentro

Celebridades

Panteón Rococó mantiene su espíritu de lucha y dedican tema a mujeres

Todo gobierno debe practicar la autocrítica, señalan los autores del tema La carencia que está más vigente que nunca

Mundo

Cárteles mexicanos aterrizan en Holanda

Tres grupos criminales y mafias locales instalan más narcolaboratorios; alerta informe de la policía

Justicia

Dan por resuelto caso de periodista asesinada María Elena Ferral

La comunicadora murió el pasado 30 de marzo luego de los disparos que recibió en calles del centro de la ciudad de Papantla