/ martes 9 de julio de 2024

EU pone en la mira a fabricante mexicano de balas: los incidentes que acumula

La empresa de cartuchos, proveedora de la Sedena, presuntamente violó los derechos de trabajadores

El Gobierno de México inició una investigación bajo las reglas del T-MEC por una presunta violación a los derechos laborales de los trabajadores de Industrias Tecnos, empresa fabricante de cartuchos y uno de los proveedores de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En comunicado conjunto, las secretarías del Trabajo y de Economía explicaron que la revisión surge de una petición del gobierno de Estados Unidos hecha el 24 de junio pasado, por presunta denegación de derechos de libertad de asociación y negociación colectiva de los trabajadores de la empresa.

“La Secretaría del Trabajo y Previsión Social conducirá, en un plazo de 45 días, contados a partir de la fecha en que se recibió la solicitud, una revisión interna para determinar si existe una denegación de derechos en la empresa Tecnos”, dice el comunicado conjunto de las dependencias federales.

Según el Sindicato Independiente de Productos Metálicos, la fabricante de municiones les ha negado a los empleados la posibilidad de asociarse, motivo por el que de 2022 a la fecha han sido despedidos 300 personas, acusaron representantes de la organización de trabajadores en una conferencia de prensa el pasado 1 de julio en Cuernavaca.

Industrias Tecnos, dueña de la marca Aguila Ammunition, es una empresa mexicana que produce cartuchos de armas de fuego cuya planta está ubicada en Cuernavaca, Morelos.

“Proveemos a instituciones nacionales y contamos con más de 200 distribuidores en México. Nuestros productos se venden en 28 países, principalmente en los Estados Unidos, gran parte de Centro y Sudamérica, Europa y Asia”, dice la página web de la marca Aguila Ammunition.

La empresa surgió en 1961 de la fusión del grupo Cobre de México, Banco Nacional Mexicano y Remington Arms Company, esta última, compañía de origen estadounidense, bajo la dirección de los hermanos Israel y Pablo Brener. En 1970 la asociación tomó el nombre Industrias Tecnos y creó la marca Aguila Ammunition, que comenzó las exportaciones de cartuchos a América del Norte y Centroamérica en la década de los 90, según su página de internet. En diciembre del año pasado, León Brener-Hellmund fungía como su consejero presidente.

El 8 de junio de 2021 un comando robó siete millones de cartuchos útiles calibre .22 Long Rifle (LR), así como 9 milímetros, 40, 38 especial, .410, 7.62 y calibre 12 de un cargamento de Industrias Tecnos.

El asalto ocurrió cuando dos tractocamiones transportaban las municiones por el municipio de San Diego de la Unión, Guanajuato. El embarque se dirigía a Texas.

Foto: Luis Flores / El Sol de Cuernavaca

Una semana después, la Sedena informó que el asalto pudo ser cometido por uno de los cárteles más poderosos del país. En ese entonces, la zona era disputada por el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Santa Rosa de Lima, de acuerdo con el Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP).

La dependencia también investigó al Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM), encargada de custodiar los vehículos, por presuntas irregularidades, según el CNSP.

“Hasta el momento, se sabe que la empresa de seguridad privada que monitoreaba el cargamento que fue robado era CUSAEM y que no se siguieron los protocolos de seguridad que establece la Norma Oficial Mexicana NOM-009-SCT2/2009 para el traslado de mercancías de alto riesgo, al tratarse de un material armamentístico”, dice un comunicado interno del Consejo fechado el 16 de junio de 2021.


En el documento se señala que los efectivos de CUSAEM desconocían el contenido de los tráileres, el C5 de Guanajuato recibió la alarma de la desaparición de los dos tractocamiones cuatro horas después del robo, en tanto que ni la Secretaría de Seguridad Pública estatal ni la Guardia Nacional fueron notificados del paso del cargamento por Guanajuato. Hasta el momento se desconocen los avances de la investigación.

El 5 de agosto de 2022 la fábrica de Industrias Tecnos en Morelos registró una explosión. Según las autoridades de Protección Civil de Cuernavaca alrededor de las 12:40 horas de ese día una de las líneas de producción estalló presuntamente por un error humano. El saldo que reportó Protección Civil fue de seis heridos, pero la empresa sólo informó tres lesionados. Desde entonces, la fábrica sigue operando con normalidad.

Militares y la Guardia Nacional el 5 de agosto de 2022, resguardan el complejo tras una explosión / Foto: Margarito Pérez Retana / Cuartoscuro.com

Industrias Tecnos obtuvo el año pasado una autorización para la fabricación, ensamble, almacenaje y comercialización para 576 millones de cartuchos de uso civil 5.56 x 45 mm y balas con núcleo de plomo-antimonio y camisa de balón 90/10, de acuerdo con el oficio SFC-M1/152/2023 publicado en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

La compañía obtuvo otra autorización en 2023, registrada en el oficio SFC-M1/151/2023, para la fabricación, ensamble, almacenaje y comercialización de 16 millones de cartuchos para escopeta de calibres 12, 16, 20, .410 y .28, además de sustancias químicas.

En ambos casos se permitía la exportación de municiones, siempre y cuando sean producidas por la empresa.

Actualmente tiene vigente un permiso de la Sedena para la fabricación, ensamble, almacenaje y comercialización de cartuchos en el extranjero, dice el oficio SFC-M1/370/2024 de la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos, disponible en la PNT, aunque el tipo de municiones se encuentra testado.

También está en el padrón de proveedores de la Sedena en el periodo del 1 de enero al 31 de diciembre de 2023. En este periodo, Industrias Tecnos ganó un contrato para vender municiones a la Sedena por un monto de 82.8 millones de pesos, IVA incluido.

“El proveedor podrá hacer la entrega de los bienes a partir del día hábil siguiente a la comunicación del fallo, teniendo como fecha límite de entrega el 30 de noviembre del 2023”, dice el contrato D.G.ADMÓN. SAE-177/P/2023 de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Puedes seguir leyendo: Al menos 3 generales aventajan la carrera para encabezar Sedena en el sexenio de Sheinbaum

En el contrato, aparece Juan Carlos Sánchez Esquivel como representante de Industrias Tecnos.

Los clientes de Industrias Tecnos también incluyen al sector privado. Uno de sus compradores es El Gran Cazador de Ciudad Altamirano.

Esta última empresa fue constituida en 2010 y se dedica a la venta al por menor de artículos y aparatos deportivos. Su domicilio está Ciudad Altamirano, Guerrero, la entrada a Tierra Caliente, frontera con los estados de Morelos y Michoacán.

En la calle Fray Juan Bautista en la colonia Lindavista, donde está el domicilio que reportó ante Sedena, hay una farmacia, una tienda de ropa, un par de negocios de micheladas, una ferretería y un sitio de taxis.

En junio de 2020, El Gran Cazador reportó a la Secretaría de la Defensa Nacional que recibiría más de 100 mil balas de Industrias Tecnos. Según el aviso de desembarque la empresa con sede en Guerrero recibió cartuchos usados para la cacería deportiva.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

La Federación Mexicana de Caza tenía registrados en su página de internet hasta el 8 de julio de 2024, tres clubes en Guerrero, en Michoacán seis y en Morelos 11.

Actualmente, la empresa El Gran Cazador de Ciudad Altamirano tiene vigente un permiso de Sedena para la compra-venta y almacenamiento de cartuchos deportivos, de fuego central, de alto poder, industriales y de salva.

Con información de Valeria Díaz / El Sol de Cuernavaca

El Gobierno de México inició una investigación bajo las reglas del T-MEC por una presunta violación a los derechos laborales de los trabajadores de Industrias Tecnos, empresa fabricante de cartuchos y uno de los proveedores de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En comunicado conjunto, las secretarías del Trabajo y de Economía explicaron que la revisión surge de una petición del gobierno de Estados Unidos hecha el 24 de junio pasado, por presunta denegación de derechos de libertad de asociación y negociación colectiva de los trabajadores de la empresa.

“La Secretaría del Trabajo y Previsión Social conducirá, en un plazo de 45 días, contados a partir de la fecha en que se recibió la solicitud, una revisión interna para determinar si existe una denegación de derechos en la empresa Tecnos”, dice el comunicado conjunto de las dependencias federales.

Según el Sindicato Independiente de Productos Metálicos, la fabricante de municiones les ha negado a los empleados la posibilidad de asociarse, motivo por el que de 2022 a la fecha han sido despedidos 300 personas, acusaron representantes de la organización de trabajadores en una conferencia de prensa el pasado 1 de julio en Cuernavaca.

Industrias Tecnos, dueña de la marca Aguila Ammunition, es una empresa mexicana que produce cartuchos de armas de fuego cuya planta está ubicada en Cuernavaca, Morelos.

“Proveemos a instituciones nacionales y contamos con más de 200 distribuidores en México. Nuestros productos se venden en 28 países, principalmente en los Estados Unidos, gran parte de Centro y Sudamérica, Europa y Asia”, dice la página web de la marca Aguila Ammunition.

La empresa surgió en 1961 de la fusión del grupo Cobre de México, Banco Nacional Mexicano y Remington Arms Company, esta última, compañía de origen estadounidense, bajo la dirección de los hermanos Israel y Pablo Brener. En 1970 la asociación tomó el nombre Industrias Tecnos y creó la marca Aguila Ammunition, que comenzó las exportaciones de cartuchos a América del Norte y Centroamérica en la década de los 90, según su página de internet. En diciembre del año pasado, León Brener-Hellmund fungía como su consejero presidente.

El 8 de junio de 2021 un comando robó siete millones de cartuchos útiles calibre .22 Long Rifle (LR), así como 9 milímetros, 40, 38 especial, .410, 7.62 y calibre 12 de un cargamento de Industrias Tecnos.

El asalto ocurrió cuando dos tractocamiones transportaban las municiones por el municipio de San Diego de la Unión, Guanajuato. El embarque se dirigía a Texas.

Foto: Luis Flores / El Sol de Cuernavaca

Una semana después, la Sedena informó que el asalto pudo ser cometido por uno de los cárteles más poderosos del país. En ese entonces, la zona era disputada por el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Santa Rosa de Lima, de acuerdo con el Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP).

La dependencia también investigó al Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM), encargada de custodiar los vehículos, por presuntas irregularidades, según el CNSP.

“Hasta el momento, se sabe que la empresa de seguridad privada que monitoreaba el cargamento que fue robado era CUSAEM y que no se siguieron los protocolos de seguridad que establece la Norma Oficial Mexicana NOM-009-SCT2/2009 para el traslado de mercancías de alto riesgo, al tratarse de un material armamentístico”, dice un comunicado interno del Consejo fechado el 16 de junio de 2021.


En el documento se señala que los efectivos de CUSAEM desconocían el contenido de los tráileres, el C5 de Guanajuato recibió la alarma de la desaparición de los dos tractocamiones cuatro horas después del robo, en tanto que ni la Secretaría de Seguridad Pública estatal ni la Guardia Nacional fueron notificados del paso del cargamento por Guanajuato. Hasta el momento se desconocen los avances de la investigación.

El 5 de agosto de 2022 la fábrica de Industrias Tecnos en Morelos registró una explosión. Según las autoridades de Protección Civil de Cuernavaca alrededor de las 12:40 horas de ese día una de las líneas de producción estalló presuntamente por un error humano. El saldo que reportó Protección Civil fue de seis heridos, pero la empresa sólo informó tres lesionados. Desde entonces, la fábrica sigue operando con normalidad.

Militares y la Guardia Nacional el 5 de agosto de 2022, resguardan el complejo tras una explosión / Foto: Margarito Pérez Retana / Cuartoscuro.com

Industrias Tecnos obtuvo el año pasado una autorización para la fabricación, ensamble, almacenaje y comercialización para 576 millones de cartuchos de uso civil 5.56 x 45 mm y balas con núcleo de plomo-antimonio y camisa de balón 90/10, de acuerdo con el oficio SFC-M1/152/2023 publicado en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

La compañía obtuvo otra autorización en 2023, registrada en el oficio SFC-M1/151/2023, para la fabricación, ensamble, almacenaje y comercialización de 16 millones de cartuchos para escopeta de calibres 12, 16, 20, .410 y .28, además de sustancias químicas.

En ambos casos se permitía la exportación de municiones, siempre y cuando sean producidas por la empresa.

Actualmente tiene vigente un permiso de la Sedena para la fabricación, ensamble, almacenaje y comercialización de cartuchos en el extranjero, dice el oficio SFC-M1/370/2024 de la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos, disponible en la PNT, aunque el tipo de municiones se encuentra testado.

También está en el padrón de proveedores de la Sedena en el periodo del 1 de enero al 31 de diciembre de 2023. En este periodo, Industrias Tecnos ganó un contrato para vender municiones a la Sedena por un monto de 82.8 millones de pesos, IVA incluido.

“El proveedor podrá hacer la entrega de los bienes a partir del día hábil siguiente a la comunicación del fallo, teniendo como fecha límite de entrega el 30 de noviembre del 2023”, dice el contrato D.G.ADMÓN. SAE-177/P/2023 de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Puedes seguir leyendo: Al menos 3 generales aventajan la carrera para encabezar Sedena en el sexenio de Sheinbaum

En el contrato, aparece Juan Carlos Sánchez Esquivel como representante de Industrias Tecnos.

Los clientes de Industrias Tecnos también incluyen al sector privado. Uno de sus compradores es El Gran Cazador de Ciudad Altamirano.

Esta última empresa fue constituida en 2010 y se dedica a la venta al por menor de artículos y aparatos deportivos. Su domicilio está Ciudad Altamirano, Guerrero, la entrada a Tierra Caliente, frontera con los estados de Morelos y Michoacán.

En la calle Fray Juan Bautista en la colonia Lindavista, donde está el domicilio que reportó ante Sedena, hay una farmacia, una tienda de ropa, un par de negocios de micheladas, una ferretería y un sitio de taxis.

En junio de 2020, El Gran Cazador reportó a la Secretaría de la Defensa Nacional que recibiría más de 100 mil balas de Industrias Tecnos. Según el aviso de desembarque la empresa con sede en Guerrero recibió cartuchos usados para la cacería deportiva.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

La Federación Mexicana de Caza tenía registrados en su página de internet hasta el 8 de julio de 2024, tres clubes en Guerrero, en Michoacán seis y en Morelos 11.

Actualmente, la empresa El Gran Cazador de Ciudad Altamirano tiene vigente un permiso de Sedena para la compra-venta y almacenamiento de cartuchos deportivos, de fuego central, de alto poder, industriales y de salva.

Con información de Valeria Díaz / El Sol de Cuernavaca

Círculos

“Vivo del amor por los animales”: la historia de José Gutiérrez en La Paz

El taxidermista originario de Chihuahua, busca divulgar la ciencia a través de una exposición con más de 50 animales en el malecón 

Círculos

Conoce al equipo creativo detrás de la vaquita del Arámburo

El personaje es un boom entre los paceños y turistas que visitan La Paz

Deportes

Los sueños se cumplen, Fernanda Fraustro promociona el basquetbol femenil

Realizó 7 clínicas en los cinco municipios del Estado con la participación de 600 niñas y niños

Círculos

Lomito "Wero" está a punto de ser sacrificado por la perrera

La comunidad paceña señaló que, con mentiras y engaños, el perrito fue recogido por CEMAC asegurando que se lo llevarían solamente para esterilizarlo

Local

Falla de Microsoft provocó cancelación de cuatro vuelos en BCS

Además de los vuelos cancelados, hubo 35 retrasos en aeropuertos de Baja California Sur

Doble Vía

Agandallan empresarios playa en Pichilingue en La Paz

Club viola la ley al cercar con malla una gran zona de la playa