/ miércoles 26 de junio de 2019

Se alistan en Bahía Magdalena para la almeja generosa

Buscan igualar producción del año 2018: más de 250 toneladas y están a la espera de los resultados de la evaluación

La Paz, Baja California Sur.- Pescadores de Bahía Magdalena están a la espera de los resultados de la evaluación de almeja generosa, una de las pesquerías más rentables de esa región, ubicada en las costas del Pacífico comundeño, y que comprende desde Puerto Cortés hasta el sur de Puerto López Mateos.

Según el líder pesquero, Humberto Arias, la almeja da la talla y el peso ideal, por lo que consideró que en breve se estará aprobando el inicio de la temporada, toda vez que las condiciones de temperatura están favoreciendo la reproducción y el desarrollo del bivalvo.

DERRAMA

Recordó que en el año 2018 se aprobaron mil 500 kilos para cada una de las 166 embarcaciones, para un total estimado de captura de casi 250 toneladas, cada kilo, vendido a un precio promedio de 300 pesos, lo que habría generado una derrama económica de alrededor de 74 millones de pesos, colocando a este pesquería como una de las más lucrativas de la zona.

Entre tanto, sigue detenida la pesquería de almeja Catarina, debido a problemas de mercado, una vez que los compradores registran importantes cantidades de inventarios en sus bodegas.

La captura se detuvo el pasado 20 de mayo, luego de sólo 20 días de haber iniciado, con precios en playa de entre 90 y 110 pesos el kilo.

En una carta que circuló entre pescadores y que fue enviada por uno de los comercializadores, el empresario les manifiesta que el mercado sigue sin mucho movimiento, y confía en que habrá de mover producto durante las festividades del 4 de julio en Estados Unidos, país al que se destina la mayor parte de este producto.

La captura de almeja catarina y generosa genera en Bahía Magdalena miles de fuentes de trabajo en un proceso que inicia con la extracción del bivalvo por parte de más de 150 buzos, productos que son llevados al puerto, en donde se empacan para su venta o -en el caso del callo- se desconcha en locales habilitados para este trabajo, en donde se da empleo a miles de trabajadores de Puerto San Carlos y de comunidades aledañas.

Aunque no hay cifras oficiales, fuentes de El Sudcaliforniano señalan que cada temporada se descompensan o intoxican en promedio 80 buzos, que deben ser llevados a las cámaras hiperbáricas.

La Paz, Baja California Sur.- Pescadores de Bahía Magdalena están a la espera de los resultados de la evaluación de almeja generosa, una de las pesquerías más rentables de esa región, ubicada en las costas del Pacífico comundeño, y que comprende desde Puerto Cortés hasta el sur de Puerto López Mateos.

Según el líder pesquero, Humberto Arias, la almeja da la talla y el peso ideal, por lo que consideró que en breve se estará aprobando el inicio de la temporada, toda vez que las condiciones de temperatura están favoreciendo la reproducción y el desarrollo del bivalvo.

DERRAMA

Recordó que en el año 2018 se aprobaron mil 500 kilos para cada una de las 166 embarcaciones, para un total estimado de captura de casi 250 toneladas, cada kilo, vendido a un precio promedio de 300 pesos, lo que habría generado una derrama económica de alrededor de 74 millones de pesos, colocando a este pesquería como una de las más lucrativas de la zona.

Entre tanto, sigue detenida la pesquería de almeja Catarina, debido a problemas de mercado, una vez que los compradores registran importantes cantidades de inventarios en sus bodegas.

La captura se detuvo el pasado 20 de mayo, luego de sólo 20 días de haber iniciado, con precios en playa de entre 90 y 110 pesos el kilo.

En una carta que circuló entre pescadores y que fue enviada por uno de los comercializadores, el empresario les manifiesta que el mercado sigue sin mucho movimiento, y confía en que habrá de mover producto durante las festividades del 4 de julio en Estados Unidos, país al que se destina la mayor parte de este producto.

La captura de almeja catarina y generosa genera en Bahía Magdalena miles de fuentes de trabajo en un proceso que inicia con la extracción del bivalvo por parte de más de 150 buzos, productos que son llevados al puerto, en donde se empacan para su venta o -en el caso del callo- se desconcha en locales habilitados para este trabajo, en donde se da empleo a miles de trabajadores de Puerto San Carlos y de comunidades aledañas.

Aunque no hay cifras oficiales, fuentes de El Sudcaliforniano señalan que cada temporada se descompensan o intoxican en promedio 80 buzos, que deben ser llevados a las cámaras hiperbáricas.

Policiaca

En plena contingencia acudió a la playa y le robaron la batería de su vehículo

Los oficiales le recomendaron a la mujer que acatara las recomendaciones por parte de las autoridades de salud

Local

Kit sudcaliforniano de supervivencia para esta cuarentena

¿Qué le agregarías a la lista que no puede faltar?

Local

Morena es otra vez mayoría en el Congreso del Estado

Ramiro Ruiz Flores, Carlos Van Wormer, Sandra Moreno y Héctor Ortega Pillado, regresan

Sociedad

Ejército resguarda almacenes del IMSS para medicinas contra Covid-19

El IMSS continúa con la operación regular de sus almacenes y se apoya en la Sedena

Gossip

¡La Casa de las Flores dice adiós! Aquí el trailer de la tercera y última temporada

El próximo 23 de abril Netflix traerá de vuelta la famosa serie de Manolo Caro

Policiaca

En plena contingencia acudió a la playa y le robaron la batería de su vehículo

Los oficiales le recomendaron a la mujer que acatara las recomendaciones por parte de las autoridades de salud

México

Segob y SCT buscan mejorar redes de comunicaciones por contingencia

Olga Sánchez Cordero y Javier Jiménez Espriú detallaron que se aplicarán algunas medidas para que las redes de telecomunicaciones y radiodifusión operen en óptimas condiciones

Policiaca

Motociclista se impacta contra vehículo

El hecho sucedió en el cruce de bulevar Padre Kino e Ignacio Allende de la colonia Los Olivos

Mundo

OMS reitera que el coronavirus también ataca a jóvenes

En Europa, la víctima más joven reportada es una niña de 12 años en Bélgica. En Estados Unidos falleció un bebé de seis semanas que dio positivo al virus