/ lunes 25 de marzo de 2024

¿Por qué es tan difícil comprar una casa en Baja California Sur?

El costo promedio nacional de una vivienda ascendió a 1 millón de pesos, reveló el análisis del índice de precios de vivienda en México

La Paz, Baja California Sur.- En Baja California Sur miles de personas corren el riesgo de quedar excluidas del mercado de créditos a la vivienda.

Lee: 136 mdp para el INVI en 2024

La Sociedad Hipotecaria Federal, en un análisis del índice de precios de vivienda en México, reveló que el precio promedio nacional de una vivienda ascendió a 1 millón de pesos.

En esta medición Baja California Sur registró los precios más elevados a nivel nacional, donde ciudades como La Paz y Los Cabos tuvieron aumentos significativos del 18% y 17.1%, respectivamente, en los precios de la vivienda.

Para adquirir una casa en Baja California Sur con el precio promedio del mercado, es necesario tener ingresos que estén acordes con el costo de la vivienda. Según el simulador de crédito del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, una persona que gana el salario mínimo actual de 7,500 pesos mensuales podría acceder a un crédito de hasta 478 mil pesos. Sin embargo, dado que el precio promedio de una casa en Sudcalifornia es de 1 millón 600 mil pesos, sería necesario tener un salario más alto o contar con un ahorro para cubrir la diferencia.

Por ejemplo, alguien con un salario mensual de 50 mil pesos podría obtener un préstamo de hasta 1 millón 640 mil 000 pesos, lo que facilitaría la adquisición de una vivienda en el rango de precios promedio. Del mismo modo, aquellos que ganan el salario máximo registrable de 82 mil 500 pesos mensuales, podrían aspirar a un crédito de hasta 2 millones 716 mil 000 pesos, lo que les brindaría una mayor capacidad para comprar una casa dentro del mercado inmobiliario de Baja California Sur.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (CANADEVI), Isaías González Nava, atribuyó este fenómeno a diversos factores.

Entre ellos, destaca un incremento del 20% en el costo de materiales, los cuales deben ser importados desde fuera del estado, generando así altos costos por concepto de traslado, lo que impacta directamente en el precio final de la vivienda. Además, señaló la falta de acceso fácil a servicios financieros como INFONAVIT que además ofrece créditos bajos.

Además, la falta de interés de los desarrolladores en construir viviendas de interés social se intensifica debido a la incertidumbre en torno a la disponibilidad de recursos hídricos. Estos recursos se concentran mayormente en el sector turístico, dejando así desatendidas las necesidades básicas de la población local.

“Lamentablemente, hoy la poca agua que hay la quieren dejar para los temas turísticos, pero tampoco puedes dejar a la población fuera de los programas del tema del agua, ¿no? Y ya que es una necesidad para el trabajador, no para la empresa. La empresa únicamente hace la vivienda y se la entrega como un derecho al trabajador".

Alberto Ceseña, delegado de INFONAVIT, reconoció los desafíos que enfrenta el instituto en la colocación de créditos debido al encarecimiento de la vivienda. Según los datos proporcionados por el instituto, de un total de 243 mil 505 trabajadores, 28 mil 093 están acreditados, mientras que 215 mil 412 aún no cuentan con crédito.

Isaías González Nava, presidente de la CANADEVI, dio a conocer que en la entidad se registra una gran necesidad de créditos. En Los Cabos se requieren 34 mil 865 créditos formales; en La Paz, 15 mil 878; en Mulegé, 3 mil 058; en Comondú, 2 mil 593, y en Loreto, 1 mil 311, sumando un total de 58 mil 235 créditos necesarios sólo en ese estado. Esta alta demanda de créditos evidencia la urgencia de soluciones para satisfacer las necesidades de vivienda de la población.

HAGAMOS UN EJERCICIO

De esta manera, el incremento del costo de la vivienda sin un aumento proporcional en el salario mínimo hace que la adquisición de una vivienda sea cada vez más difícil. Por ejemplo, en Baja California Sur, si un individuo de 25 años con un salario mensual promedio de 7 mil 500 pesos destinará todo su ingreso a una casa valorada en 1 millón 600 mil pesos, terminaría de pagar su casa por completo a los 42 años. Sin embargo, si asignará solo el 25% de su salario mensual, le tomaría aproximadamente 71 años completar el pago, es decir, hasta los 96 años tendría un patrimonio propio. Esto sin tener en cuenta intereses u otros costos asociados.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 4, asegura el derecho de todas las familias a tener una vivienda digna y decorosa. Esto implica que la vivienda debe contar con suficientes espacios para las actividades familiares, tener un estado jurídico en regla que garantice la legalidad del patrimonio, acceso a servicios básicos para cubrir las necesidades familiares y estar construida de manera segura para sus habitantes.

Sin embargo, la realidad en Baja California Sur refleja una brecha entre este ideal constitucional y la situación actual. De acuerdo con las declaraciones de Isaías González Nava, presidente de la CANADEVI, existe una falta de voluntad política para convertirlo en realidad. Se necesitan urgentemente políticas públicas que faciliten la oferta de viviendas de interés social además de reintroducir el subsidio gubernamental para la vivienda como una medida clave para facilitar el acceso a la vivienda para la población trabajadora y de bajos ingresos.

La Paz, Baja California Sur.- En Baja California Sur miles de personas corren el riesgo de quedar excluidas del mercado de créditos a la vivienda.

Lee: 136 mdp para el INVI en 2024

La Sociedad Hipotecaria Federal, en un análisis del índice de precios de vivienda en México, reveló que el precio promedio nacional de una vivienda ascendió a 1 millón de pesos.

En esta medición Baja California Sur registró los precios más elevados a nivel nacional, donde ciudades como La Paz y Los Cabos tuvieron aumentos significativos del 18% y 17.1%, respectivamente, en los precios de la vivienda.

Para adquirir una casa en Baja California Sur con el precio promedio del mercado, es necesario tener ingresos que estén acordes con el costo de la vivienda. Según el simulador de crédito del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, una persona que gana el salario mínimo actual de 7,500 pesos mensuales podría acceder a un crédito de hasta 478 mil pesos. Sin embargo, dado que el precio promedio de una casa en Sudcalifornia es de 1 millón 600 mil pesos, sería necesario tener un salario más alto o contar con un ahorro para cubrir la diferencia.

Por ejemplo, alguien con un salario mensual de 50 mil pesos podría obtener un préstamo de hasta 1 millón 640 mil 000 pesos, lo que facilitaría la adquisición de una vivienda en el rango de precios promedio. Del mismo modo, aquellos que ganan el salario máximo registrable de 82 mil 500 pesos mensuales, podrían aspirar a un crédito de hasta 2 millones 716 mil 000 pesos, lo que les brindaría una mayor capacidad para comprar una casa dentro del mercado inmobiliario de Baja California Sur.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (CANADEVI), Isaías González Nava, atribuyó este fenómeno a diversos factores.

Entre ellos, destaca un incremento del 20% en el costo de materiales, los cuales deben ser importados desde fuera del estado, generando así altos costos por concepto de traslado, lo que impacta directamente en el precio final de la vivienda. Además, señaló la falta de acceso fácil a servicios financieros como INFONAVIT que además ofrece créditos bajos.

Además, la falta de interés de los desarrolladores en construir viviendas de interés social se intensifica debido a la incertidumbre en torno a la disponibilidad de recursos hídricos. Estos recursos se concentran mayormente en el sector turístico, dejando así desatendidas las necesidades básicas de la población local.

“Lamentablemente, hoy la poca agua que hay la quieren dejar para los temas turísticos, pero tampoco puedes dejar a la población fuera de los programas del tema del agua, ¿no? Y ya que es una necesidad para el trabajador, no para la empresa. La empresa únicamente hace la vivienda y se la entrega como un derecho al trabajador".

Alberto Ceseña, delegado de INFONAVIT, reconoció los desafíos que enfrenta el instituto en la colocación de créditos debido al encarecimiento de la vivienda. Según los datos proporcionados por el instituto, de un total de 243 mil 505 trabajadores, 28 mil 093 están acreditados, mientras que 215 mil 412 aún no cuentan con crédito.

Isaías González Nava, presidente de la CANADEVI, dio a conocer que en la entidad se registra una gran necesidad de créditos. En Los Cabos se requieren 34 mil 865 créditos formales; en La Paz, 15 mil 878; en Mulegé, 3 mil 058; en Comondú, 2 mil 593, y en Loreto, 1 mil 311, sumando un total de 58 mil 235 créditos necesarios sólo en ese estado. Esta alta demanda de créditos evidencia la urgencia de soluciones para satisfacer las necesidades de vivienda de la población.

HAGAMOS UN EJERCICIO

De esta manera, el incremento del costo de la vivienda sin un aumento proporcional en el salario mínimo hace que la adquisición de una vivienda sea cada vez más difícil. Por ejemplo, en Baja California Sur, si un individuo de 25 años con un salario mensual promedio de 7 mil 500 pesos destinará todo su ingreso a una casa valorada en 1 millón 600 mil pesos, terminaría de pagar su casa por completo a los 42 años. Sin embargo, si asignará solo el 25% de su salario mensual, le tomaría aproximadamente 71 años completar el pago, es decir, hasta los 96 años tendría un patrimonio propio. Esto sin tener en cuenta intereses u otros costos asociados.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 4, asegura el derecho de todas las familias a tener una vivienda digna y decorosa. Esto implica que la vivienda debe contar con suficientes espacios para las actividades familiares, tener un estado jurídico en regla que garantice la legalidad del patrimonio, acceso a servicios básicos para cubrir las necesidades familiares y estar construida de manera segura para sus habitantes.

Sin embargo, la realidad en Baja California Sur refleja una brecha entre este ideal constitucional y la situación actual. De acuerdo con las declaraciones de Isaías González Nava, presidente de la CANADEVI, existe una falta de voluntad política para convertirlo en realidad. Se necesitan urgentemente políticas públicas que faciliten la oferta de viviendas de interés social además de reintroducir el subsidio gubernamental para la vivienda como una medida clave para facilitar el acceso a la vivienda para la población trabajadora y de bajos ingresos.

Deportes

Gimnasio de Usos Múltiples en La Paz es un semillero de atletas

Noé Fiol Verduzco, director del Instituto Sudcaliforniano del Deporte, no tiene dudas que al menos uno de los atletas de BCS pisará el podio de París 2024

Círculos

De Los Cabos a Tijuana: ¿Cuánto cuesta recorrer la transpeninsular en carro?

Recorrer toda la península de Baja California es una experiencia que te cambia la vida, y aquí te dejamos todo para que el viaje salga “al cien”

Municipios

¡Prepárate para el mal tiempo! Hay dos zonas de baja presión en el Pacífico

Dos zonas de baja presión en el océano Pacífico tienen potencial para desarrollarse como ciclones tropicales en los próximos días

Municipios

Asiste a la jornada de servicios gratuitos en Diana Laura

Ofrecerán servicios médicos, jurídicos y nutricionales, entre otros. La invitación está abierta a todas las familias de La Paz

Policiaca

Aplican operativo contra vehículos sin placas, vidrios polarizados y sin seguro en Los Cabos

Los operativos tienen como objetivo verificar la documentación de autos y motos

Finanzas

Este es el tiempo de vida de las llantas de tu carro

Siempre es mejor adquirir una llanta nueva que una usada, recomienda un experto llantero