/ domingo 28 de julio de 2019

Por eliminación de Prospera, disminuyen asistencias de salud

Con el programa, los beneficiarios tenían la responsabilidad de acudir a los centros de salud

La eliminación del programa Prospera por parte del gobierno federal, ocasionó una notable disminución en la afluencia de ciudadanos a los servicios médicos preventivos que se otorgan en los centros de salud de Baja California Sur, lo que derivará en una detección tardía de enfermedades y en un detrimento en la calidad de vida de las personas.

Para recibir el apoyo de Prospera, los beneficiarios tenían la corresponsabilidad de acudir a los centros de salud, ya fuera para recibir pláticas de alimentación saludable, de activación física, o para realizarse estudios como el Papanicolaou y las mastografías, pero desde que desaparecieron el programa a nivel nacional, la gente dejó de acudir, dijo una enfermera del Centro de Salud “Francisco Carballo”, quien pidió el anonimato.

Comentó que si las personas no asistían a estas actividades en salud, no se les entregaba el recurso de Prospera, por lo que prácticamente era una obligación -benéfica para ellos- asistir a dichas revisiones o pláticas.

“Se hacían revisiones, como el Papanicolaou, en algunos casos se detectaban lesiones cancerígenas en estado avanzado, por lo que de no venir, ahora incrementa el riesgo”, enfatizó la profesional de la salud.

Las titulares del programa, que por lo general eran las madres de familia, recibían alrededor de mil pesos por acudir a pláticas mensuales con temas de cuidado de la salud y sus hijos debían acudir a diversas consultas o charlas semanales para recibir un recurso adicional. Cada mes se programaba una consulta para toda la familia, donde se medía su peso, talla, presión arterial, hemoglobina y glucosa, para detectar factores de riesgos e implementar acciones que pudieran prevenir o retrasar enfermedades, como la diabetes.

SIN RESPONSABILIDAD

Hoy las personas reciben apoyos monetarios a través de becas y otros programas que no les piden corresponsabilidad alguna, pero que tampoco ayudan a promover la cultura del autocuidado, “en un país donde nos caracterizamos por no tener prevención de la salud, ya que la gente acude al médico cuando ya tiene signos de una enfermedad avanzada”, expresó.

La detección tardía complica la atención de enfermedades, pero además provoca mayores gastos para los sistemas de salud, ya que no es lo mismo tratar a una persona con pre- diabetes, que a una persona diabética que tiene un pie ulcerado o con deficiencia renal. “Ojalá que en los siguiente años se establezcan nuevos programas para fortalecer la cultura de la prevención de la salud”, finalizó.

En Baja California Sur, este programa beneficiaba a alrededor de 35 mil familias, por lo que luego de la eliminación de dicho apoyo, la afluencia en los centros de salud ha sido notoria.

Cabe recordar, que el programa Prospera implementado durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, otorgó recursos a casi 7 millones de familias mexicanas para fortalecer su alimentación, salud y educación; asimismo vinculó a las personas beneficiarias con proyectos productivos, opciones laborales y servicios financieros.

Fue entonces que el 5 de septiembre de 2014, a través de un Decreto Presidencial, el programa Oportunidades se fortaleció y se transforma en Prospera, programa de inclusión social, cuyo objetivo es articular y coordinar la oferta institucional de programas y acciones de política social, incluyendo aquellas relacionadas con el fomento productivo, la generación de ingresos, el bienestar económico, la inclusión financiera y laboral, educación, alimentación y salud, dirigidas a la población en situación de pobreza, bajo esquemas de corresponsabilidad que les permitía a las familias mejorar sus condiciones de vida y asegurar el disfrute de sus derechos sociales y el acceso al desarrollo social con igualdad de oportunidades.

Sin embargo, dicho programa fue reestructurado a la llegada de la actual administración que encabeza el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, por lo que ahora ya no es una condicionante el acudir a revisiones o pláticas preventivas de salud, ya que reciben el apoyo (a través de las becas Benito Juárez), afectando esto de manera considerable la detección de padecimientos o enfermedades graves.

Lee también:

La eliminación del programa Prospera por parte del gobierno federal, ocasionó una notable disminución en la afluencia de ciudadanos a los servicios médicos preventivos que se otorgan en los centros de salud de Baja California Sur, lo que derivará en una detección tardía de enfermedades y en un detrimento en la calidad de vida de las personas.

Para recibir el apoyo de Prospera, los beneficiarios tenían la corresponsabilidad de acudir a los centros de salud, ya fuera para recibir pláticas de alimentación saludable, de activación física, o para realizarse estudios como el Papanicolaou y las mastografías, pero desde que desaparecieron el programa a nivel nacional, la gente dejó de acudir, dijo una enfermera del Centro de Salud “Francisco Carballo”, quien pidió el anonimato.

Comentó que si las personas no asistían a estas actividades en salud, no se les entregaba el recurso de Prospera, por lo que prácticamente era una obligación -benéfica para ellos- asistir a dichas revisiones o pláticas.

“Se hacían revisiones, como el Papanicolaou, en algunos casos se detectaban lesiones cancerígenas en estado avanzado, por lo que de no venir, ahora incrementa el riesgo”, enfatizó la profesional de la salud.

Las titulares del programa, que por lo general eran las madres de familia, recibían alrededor de mil pesos por acudir a pláticas mensuales con temas de cuidado de la salud y sus hijos debían acudir a diversas consultas o charlas semanales para recibir un recurso adicional. Cada mes se programaba una consulta para toda la familia, donde se medía su peso, talla, presión arterial, hemoglobina y glucosa, para detectar factores de riesgos e implementar acciones que pudieran prevenir o retrasar enfermedades, como la diabetes.

SIN RESPONSABILIDAD

Hoy las personas reciben apoyos monetarios a través de becas y otros programas que no les piden corresponsabilidad alguna, pero que tampoco ayudan a promover la cultura del autocuidado, “en un país donde nos caracterizamos por no tener prevención de la salud, ya que la gente acude al médico cuando ya tiene signos de una enfermedad avanzada”, expresó.

La detección tardía complica la atención de enfermedades, pero además provoca mayores gastos para los sistemas de salud, ya que no es lo mismo tratar a una persona con pre- diabetes, que a una persona diabética que tiene un pie ulcerado o con deficiencia renal. “Ojalá que en los siguiente años se establezcan nuevos programas para fortalecer la cultura de la prevención de la salud”, finalizó.

En Baja California Sur, este programa beneficiaba a alrededor de 35 mil familias, por lo que luego de la eliminación de dicho apoyo, la afluencia en los centros de salud ha sido notoria.

Cabe recordar, que el programa Prospera implementado durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, otorgó recursos a casi 7 millones de familias mexicanas para fortalecer su alimentación, salud y educación; asimismo vinculó a las personas beneficiarias con proyectos productivos, opciones laborales y servicios financieros.

Fue entonces que el 5 de septiembre de 2014, a través de un Decreto Presidencial, el programa Oportunidades se fortaleció y se transforma en Prospera, programa de inclusión social, cuyo objetivo es articular y coordinar la oferta institucional de programas y acciones de política social, incluyendo aquellas relacionadas con el fomento productivo, la generación de ingresos, el bienestar económico, la inclusión financiera y laboral, educación, alimentación y salud, dirigidas a la población en situación de pobreza, bajo esquemas de corresponsabilidad que les permitía a las familias mejorar sus condiciones de vida y asegurar el disfrute de sus derechos sociales y el acceso al desarrollo social con igualdad de oportunidades.

Sin embargo, dicho programa fue reestructurado a la llegada de la actual administración que encabeza el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, por lo que ahora ya no es una condicionante el acudir a revisiones o pláticas preventivas de salud, ya que reciben el apoyo (a través de las becas Benito Juárez), afectando esto de manera considerable la detección de padecimientos o enfermedades graves.

Lee también:

Local

Se reunirán Carlos Mendoza Davis y Hugo López Gatell

El gobernador del estado, quien preside la Confederación Nacional de Gobernadores y el subsecretario de salud federal, sostendrán un encuentro

Local

Reactivación económica será de forma responsable: Carlos Mendoza

El gobernador se reunió con representantes de las diferentes cúpulas empresariales de Los Cabos

Local

Rechazan desaparezca el Fonden: Lucía Trasviña Waldenrath

Pide que se ejecute con transparencia y honestidad, y halla participación ciudadana

Municipios

Colapsa zona dorada de La Paz por cierre de negocios

Varias empresas han dado a conocer a través de redes sociales, la decisión de no volver a abrir

Local

Reactivación económica será de forma responsable: Carlos Mendoza

El gobernador se reunió con representantes de las diferentes cúpulas empresariales de Los Cabos

Local

Se reunirán Carlos Mendoza Davis y Hugo López Gatell

El gobernador del estado, quien preside la Confederación Nacional de Gobernadores y el subsecretario de salud federal, sostendrán un encuentro

Celebridades

Panteón Rococó mantiene su espíritu de lucha y dedican tema a mujeres

Todo gobierno debe practicar la autocrítica, señalan los autores del tema La carencia que está más vigente que nunca

Mundo

Cárteles mexicanos aterrizan en Holanda

Tres grupos criminales y mafias locales instalan más narcolaboratorios; alerta informe de la policía

Justicia

Dan por resuelto caso de periodista asesinada María Elena Ferral

La comunicadora murió el pasado 30 de marzo luego de los disparos que recibió en calles del centro de la ciudad de Papantla