/ domingo 15 de septiembre de 2019

Odile, un huracán que cimbró a BCS hace cinco años

Tocó tierra con categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson, incomunicó a la media península, dejando a su paso destrucción, desabasto y a miles de familias desplazadas.

La Paz, B.C.S. (OEM-Informex).- Septiembre de 2014 es una fecha que muchas familias recuerdan con tristeza, pues fue en esta fecha donde perdieron su patrimonio o en la que tuvieron que salir de casa, refugiarse y vivir verdaderas horas de angustia.La experiencia de sobrevivir a Odile y de ser testigo de una ciudad que parecía devastada por un monstruo, es sin duda un relato que se compartirá de generación en generación, pues Odile ha sido catalogado como el ciclón tropical más intenso en tocar tierra en la península entera y se caracterizó por sacar la parte más caritativa al ver la ayuda al prójimo, pero también la más vergonzosa cuando la rapiña se hizo presente.

RELATORÍA DE ODILE

El día 10 de septiembre de 2014, por la madrugada,se formó la depresión tropical No. 15 de la temporada del Océano Pacífico con un 100% de potencial ciclónico; al pasar unas horas, por la mañana, este ya se había convertido en la tormenta tropical Odile, sin embargo, fue para el día 13 de septiembre cuando se intensificó a huracán y empezó a ganar más fuerza, para finalmente clasificarse durante la madrugada como huracán de categoría IV en la escala Saffir-Simpson.

El fenómeno fue errático y no se percibía su magnitud y alcance, de tal modo que a pesar de su presencia, en el Palacio de Gobierno de la capital del estado se tenía todo preparado para dar el Grito de Independencia y festejar con normalidad el día 15 de septiembre, sin embargo, se anunció la suspensión de la celebración el día 14 en una de las reuniones de Protección Civil.

Finalmente, por la tarde del día 14 de septiembre, el fenómeno se degradó a huracán categoría III en la escala Saffir-Simpson, con vientos máximos sostenidos de 205 km/h y rachas de 250 km/h, sin embargo, esto ocurrió después de que empezara a tocar tierra en la zona de Los Cabos, y mucho peor, a las 22:45 horas, el ojo del huracán tocó tierra a tan solo 10 km al este de Cabo San Lucas, lo cual provocó algunas de las imágenes que tenemos grabadas de hoteles siendo destruidos e inundados con gran violencia debido al viento y la lluvia.

Posterior a esto, Odile cada vez se empezó a degradar más, primero a categoría II en la escala Saffir-Simpson, avanzando hacia el norte de la península hasta posicionarse a 35 km al sur de Mulegé a donde llegó como tormenta tropical, y posteriormente continuó hasta tocar tierra en la costa noroeste de Sonora, y fue finalmente en Caborca donde Odile se debilitó a una baja presión remanente con vientos de 45 km/h.

DAÑOS

Además de la angustia que provocó para miles de sudcalifornianos, Odile dejó incomunicada a casia toda la península con el resto del país, y se calcula que al menos 239 mil personas permanecieron sin servicio de energía eléctrica por lo menos un día, es decir el 59% de la población; en los peores casos, hubo colonias enteras que duraron hasta dos o tres semanas para que se les pudiera restablecer los servicios de luz eléctrica, agua, teléfono, etc.También se produjeron inundaciones severas que causaron que los ríos se hincharan y la evacuación masiva de personas fuera de las áreas peligrosas de baja altitud. En total, Odile causó la muerte de 18 personas a lo largo de sus nueve días de existencia y su extensa trayectoria.

La ciudad después de Odile lucía irreconocible y tardó unos meses en recuperarse de este agresivo fenómeno natural. José Luis Villafuerte/ Cortesía Ayuntamiento de La Paz

Otros daños visibles en La Paz y Los Cabos, eran el sinnúmero de árboles y postes derribados bloqueando las principales avenidas, los arroyos incesantes que destruyeron las vialidades o que impedían el flujo vial, las calles y banquetas llenas de basura, lodo y escombro, las tiendas saqueadas, vuelos de entrada y salidas al estado fueron cancelados y dejaron varados entre 30 mil turistas, mismos que tuvieron que ser evacuados a refugios.

En los comercios, antes durante y después de este fenómeno se podía apreciar a cientos de personas haciendo filas para adquirir garrafones de agua a precios que se inflaban a conveniencia, o simplemente como resultado de la escasez, al igual que otros productos de la canasta básica. De igual manera, los productos que no eran perecederos se vendían rápidamente, mientras que los perecederos se echaban a perder por falta de luz eléctrica, fundamental para su conservación.

“Las medidas de precaución en la península de Baja California comenzaron en serio después de que Odile tomó inesperadamente un rumbo directo hacia la península”.

Eso es tan solo un breve recuento de la situación de los sudcalifornianos durante aquellas fechas, de la cual costó mucho salir, sobre todo para las ciudades sudcalifornianas cuya principal vocación es la turística, pero aun así, los sudcalifornianos levantaron los escombros, limpiaron sus colonias, salieron a ayudar a los vecinos y surgió de nuevo una ciudad que florece y que guarda esas experiencias como un recuerdo lejano en el tiempo pero, que surge al llegar cada año la temporada de huracanes y con él, la fecha conmemorativa, 14 de septiembre de 2014.

La Paz, B.C.S. (OEM-Informex).- Septiembre de 2014 es una fecha que muchas familias recuerdan con tristeza, pues fue en esta fecha donde perdieron su patrimonio o en la que tuvieron que salir de casa, refugiarse y vivir verdaderas horas de angustia.La experiencia de sobrevivir a Odile y de ser testigo de una ciudad que parecía devastada por un monstruo, es sin duda un relato que se compartirá de generación en generación, pues Odile ha sido catalogado como el ciclón tropical más intenso en tocar tierra en la península entera y se caracterizó por sacar la parte más caritativa al ver la ayuda al prójimo, pero también la más vergonzosa cuando la rapiña se hizo presente.

RELATORÍA DE ODILE

El día 10 de septiembre de 2014, por la madrugada,se formó la depresión tropical No. 15 de la temporada del Océano Pacífico con un 100% de potencial ciclónico; al pasar unas horas, por la mañana, este ya se había convertido en la tormenta tropical Odile, sin embargo, fue para el día 13 de septiembre cuando se intensificó a huracán y empezó a ganar más fuerza, para finalmente clasificarse durante la madrugada como huracán de categoría IV en la escala Saffir-Simpson.

El fenómeno fue errático y no se percibía su magnitud y alcance, de tal modo que a pesar de su presencia, en el Palacio de Gobierno de la capital del estado se tenía todo preparado para dar el Grito de Independencia y festejar con normalidad el día 15 de septiembre, sin embargo, se anunció la suspensión de la celebración el día 14 en una de las reuniones de Protección Civil.

Finalmente, por la tarde del día 14 de septiembre, el fenómeno se degradó a huracán categoría III en la escala Saffir-Simpson, con vientos máximos sostenidos de 205 km/h y rachas de 250 km/h, sin embargo, esto ocurrió después de que empezara a tocar tierra en la zona de Los Cabos, y mucho peor, a las 22:45 horas, el ojo del huracán tocó tierra a tan solo 10 km al este de Cabo San Lucas, lo cual provocó algunas de las imágenes que tenemos grabadas de hoteles siendo destruidos e inundados con gran violencia debido al viento y la lluvia.

Posterior a esto, Odile cada vez se empezó a degradar más, primero a categoría II en la escala Saffir-Simpson, avanzando hacia el norte de la península hasta posicionarse a 35 km al sur de Mulegé a donde llegó como tormenta tropical, y posteriormente continuó hasta tocar tierra en la costa noroeste de Sonora, y fue finalmente en Caborca donde Odile se debilitó a una baja presión remanente con vientos de 45 km/h.

DAÑOS

Además de la angustia que provocó para miles de sudcalifornianos, Odile dejó incomunicada a casia toda la península con el resto del país, y se calcula que al menos 239 mil personas permanecieron sin servicio de energía eléctrica por lo menos un día, es decir el 59% de la población; en los peores casos, hubo colonias enteras que duraron hasta dos o tres semanas para que se les pudiera restablecer los servicios de luz eléctrica, agua, teléfono, etc.También se produjeron inundaciones severas que causaron que los ríos se hincharan y la evacuación masiva de personas fuera de las áreas peligrosas de baja altitud. En total, Odile causó la muerte de 18 personas a lo largo de sus nueve días de existencia y su extensa trayectoria.

La ciudad después de Odile lucía irreconocible y tardó unos meses en recuperarse de este agresivo fenómeno natural. José Luis Villafuerte/ Cortesía Ayuntamiento de La Paz

Otros daños visibles en La Paz y Los Cabos, eran el sinnúmero de árboles y postes derribados bloqueando las principales avenidas, los arroyos incesantes que destruyeron las vialidades o que impedían el flujo vial, las calles y banquetas llenas de basura, lodo y escombro, las tiendas saqueadas, vuelos de entrada y salidas al estado fueron cancelados y dejaron varados entre 30 mil turistas, mismos que tuvieron que ser evacuados a refugios.

En los comercios, antes durante y después de este fenómeno se podía apreciar a cientos de personas haciendo filas para adquirir garrafones de agua a precios que se inflaban a conveniencia, o simplemente como resultado de la escasez, al igual que otros productos de la canasta básica. De igual manera, los productos que no eran perecederos se vendían rápidamente, mientras que los perecederos se echaban a perder por falta de luz eléctrica, fundamental para su conservación.

“Las medidas de precaución en la península de Baja California comenzaron en serio después de que Odile tomó inesperadamente un rumbo directo hacia la península”.

Eso es tan solo un breve recuento de la situación de los sudcalifornianos durante aquellas fechas, de la cual costó mucho salir, sobre todo para las ciudades sudcalifornianas cuya principal vocación es la turística, pero aun así, los sudcalifornianos levantaron los escombros, limpiaron sus colonias, salieron a ayudar a los vecinos y surgió de nuevo una ciudad que florece y que guarda esas experiencias como un recuerdo lejano en el tiempo pero, que surge al llegar cada año la temporada de huracanes y con él, la fecha conmemorativa, 14 de septiembre de 2014.

Local

Rendirán homenaje a docentes ilustres

A causa del resguardo sanitario por la pandemia de Covid-19 no se realizará la ceremonia de entrega de medallas

Local

El cambio está en el Partido Verde: Alejandro Tirado

BCS ya está cansada de gobiernos ineficaces que conviertan la entidad en un rin de pelea, dijo el líder estatal del partido

Local

Aspirantes del PVEM firman compromiso “No a la Minería Tóxica”

En el evento se encontraban Armida Castro, Azucena Meza así como el líder de este partido, Alejandro Tirado

Municipios

Armida Castro ha demostrado resultados: Jacqueline Liceaga

Las mujeres lograremos grandes cambios para Baja California Sur, dijo la candidata por el Distrito Local 1 del PVEM

Policiaca

Aprehenden a 4 personas por hechos delictivos

Quedaron a disposición de la autoridad judicial

Gossip

Chucho Rivas graba dueto con Yuridia

Como tú es la nueva canción que crea y canta Chucho Rivas

Policiaca

Esclarecen homicidio y encarcelan a culpables

Luis Alfonso “N” y Jesús Efraín “N” deberán responder por un asesinato cometido en el 2015 en la colonia La Fuente

Política

No hay posibilidades de fraude en las próximas elecciones: Lorenzo Córdova

En México las elecciones y la democracia podrán convivir en un contexto de pandemia y recrearse exitosamente

Municipios

Roberto Pantoja apuesta por una policía más dignificada

Ya no más patrullas para uso personal de funcionarios, señaló el candidato a la alcaldía de Comondú por Fuerza por México