/ domingo 13 de junio de 2021

Viven table dance la peor de sus crisis

La pandemia fue la gota que derramó el vaso en clubs de entretenimiento para adultos

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- Lejos estábamos de tener una ciudad del pecado, pero aun así los bares de actividad nocturna que ofrecían entretenimiento para adultos o bien llamados table dance nos mostraban una publicidad de mujeres hermosas que resplandecía con luces, música y sensuales bailes esos mismos que invitaban a todo aquel que paseaba por el lugar.

Muchos ya sabían su nombre, otros llegaban acompañados porque la recomendación había sido muy buena, es mas había respeto y admiración por las chicas que ejercían su trabajo en un mini escenario que se plantaba para que las Diosas de la noche olvidaran su nombre y fueran fetiches que la imaginación se cobrara, ya que el ver tenía un precio pues volaban billetes de todas denominaciones, mismos que dividían para pagar al personal que las rodeaba y un porcentaje libre que servía seguir en su camino, pues ninguna de ellas era obligada a realizar sus bailes y privados.

MUCHAS HISTORIAS SURGIERON ALREDEDOR DE ELLOS

Qué decir del famoso “Ranchito” como era conocido otro bar que se ubicaba a la afueras de la ciudad, del cual se hablaba mucho y se sabía poco, es más los jóvenes “valientes y vividos sexualmente” contaban miles de historias que se tejían alrededor del sitio y otros tantos parqueaban sus carros para curiosear un poco de lo que se vivía a sus adentros.

Los table dance eran mal y bien vistos ya dependía del pensamiento de cada quien, de hecho había hasta inocencia porque uno de ellos que está ubicado sobre el boulevard Forjadores de Sudcalifornia también nos regalo postales, pues para la época los que eran de una corta edad pensaban que se trataba de una escuela de baile ya que a lo lejos veían una escultura de una mujer dando un salto que nos remonta a la película de los años 80's llamada Flash Dance.

Con el tiempo llegó la competencia pues los table dance habían demostrado que estaban para quedarse sumándose solo en La Paz el conocido Amnesia, Los Baldes y Valle Verde sin olvidar a los icónicos Lord Black y a Mi Ranchito.

Poco a poco fueron llegando chicas que provenían de distintos lugares de la república mexicana e incluso de otros países quienes probaban suerte pues a su vez crecía por lo alto el turismo en BCS sobre todo en el municipio de Los Cabos que vivió un auge impresionante en bares, discoteques y sobre todo table dance, dando la primera descalabrada a la ciudad capital, pues las hermosas mujeres trabajaban donde hubiera más solvencia de dinero, a su vez surgían escándalos sexuales y reclutamiento, la prostitución comenzó a ser ya el día a día, ya no era solamente el baile, pero el detónate de su estrepitosa caída fue la pandemia del Covid-19 que terminaría de cerrarlos por completo por medio de una cuarentena, pues el Comité Federal de la Seguridad de la Salud notificaba a los bares y table dance que quedaba prohibida las actividades que de cierta manera promovieran el acercamiento de personas pues no se iba ya a permitir el sexo, el famoso privado (bailes en cabina), colocación de billetes en la ropa interior de las chicas y mucho menos que estas últimas estuvieran sentadas en las piernas de los clientes.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

Cerradas las fuentes de trabajo nacería con ello una nueva estrategia el llamado Only Fans, que reivindicó más que nada a las protagonistas de los sensuales bailes.

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- Lejos estábamos de tener una ciudad del pecado, pero aun así los bares de actividad nocturna que ofrecían entretenimiento para adultos o bien llamados table dance nos mostraban una publicidad de mujeres hermosas que resplandecía con luces, música y sensuales bailes esos mismos que invitaban a todo aquel que paseaba por el lugar.

Muchos ya sabían su nombre, otros llegaban acompañados porque la recomendación había sido muy buena, es mas había respeto y admiración por las chicas que ejercían su trabajo en un mini escenario que se plantaba para que las Diosas de la noche olvidaran su nombre y fueran fetiches que la imaginación se cobrara, ya que el ver tenía un precio pues volaban billetes de todas denominaciones, mismos que dividían para pagar al personal que las rodeaba y un porcentaje libre que servía seguir en su camino, pues ninguna de ellas era obligada a realizar sus bailes y privados.

MUCHAS HISTORIAS SURGIERON ALREDEDOR DE ELLOS

Qué decir del famoso “Ranchito” como era conocido otro bar que se ubicaba a la afueras de la ciudad, del cual se hablaba mucho y se sabía poco, es más los jóvenes “valientes y vividos sexualmente” contaban miles de historias que se tejían alrededor del sitio y otros tantos parqueaban sus carros para curiosear un poco de lo que se vivía a sus adentros.

Los table dance eran mal y bien vistos ya dependía del pensamiento de cada quien, de hecho había hasta inocencia porque uno de ellos que está ubicado sobre el boulevard Forjadores de Sudcalifornia también nos regalo postales, pues para la época los que eran de una corta edad pensaban que se trataba de una escuela de baile ya que a lo lejos veían una escultura de una mujer dando un salto que nos remonta a la película de los años 80's llamada Flash Dance.

Con el tiempo llegó la competencia pues los table dance habían demostrado que estaban para quedarse sumándose solo en La Paz el conocido Amnesia, Los Baldes y Valle Verde sin olvidar a los icónicos Lord Black y a Mi Ranchito.

Poco a poco fueron llegando chicas que provenían de distintos lugares de la república mexicana e incluso de otros países quienes probaban suerte pues a su vez crecía por lo alto el turismo en BCS sobre todo en el municipio de Los Cabos que vivió un auge impresionante en bares, discoteques y sobre todo table dance, dando la primera descalabrada a la ciudad capital, pues las hermosas mujeres trabajaban donde hubiera más solvencia de dinero, a su vez surgían escándalos sexuales y reclutamiento, la prostitución comenzó a ser ya el día a día, ya no era solamente el baile, pero el detónate de su estrepitosa caída fue la pandemia del Covid-19 que terminaría de cerrarlos por completo por medio de una cuarentena, pues el Comité Federal de la Seguridad de la Salud notificaba a los bares y table dance que quedaba prohibida las actividades que de cierta manera promovieran el acercamiento de personas pues no se iba ya a permitir el sexo, el famoso privado (bailes en cabina), colocación de billetes en la ropa interior de las chicas y mucho menos que estas últimas estuvieran sentadas en las piernas de los clientes.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

Cerradas las fuentes de trabajo nacería con ello una nueva estrategia el llamado Only Fans, que reivindicó más que nada a las protagonistas de los sensuales bailes.

Círculos

Mercados Arámburo entregan donativos

El donativo recabado a través de redondeos se realizó durante el trimestre de abril, mayo y junio

Local

Agricultores de BCS, al borde de la quiebra por la pandemia

Por segundo año consecutivo no hubo precio para las hortalizas; productores no recuperaron ni el costo de la semilla

Deportes

Desfilan clavadistas de BCS en apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio

Gabriela Agúndez y Aranza Vázquez integraron el contingente Tricolor en la ceremonia inaugural

Municipios

Todas las playas están cerradas en Loreto

Debido a la alza en el número contagios por Covid-19

Policiaca

Mujer choca contra poste de alumbrado

Afortunadamente no hubo lesionados, y las autoridades de Tránsito Municipal solamente reportaron daños materiales

Policiaca

Aseguran a El Jaimito y otro hombre con cristal

Fueron puestos a disposición del Ministerio Público

Policiaca

Rescatan con vida a hombre “tragado” por una trituradora

El trabajador de obra se distrajo por un momento y la máquina lo atrapó

Municipios

Continúa la aplicación de vacunas en Los Cabos

La logística ha permitido que la atención sea rápida en todos los módulos; se recibió a los mayores de 18 pendientes de la primera dosis

Municipios

Comerciantes esperan la llegada de cruceros

Cada crucerista deja entre 50 y 100 dólares por visita, eso permitirá la entrada de divisas