/ domingo 20 de junio de 2021

Las ventas de joyería van disminuyendo

Liliana Hernández se ha dedicado a este negocio toda su vida, además tiene el servicio de relojería

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- Liliana Hernández, una mujer emprendedora que desde muy pequeña ayudaba a su padre en el negocio familiar heredado por varias generaciones reparando relojes, grabando el nombre en una esclava de diferentes materiales, entre otros menesteres, además de conocer perfectamente el oficio de la relojería y la joyería recuerda perfectamente que hubo un tiempo en que este negocio se encontraba en su máximo esplendor, con ventas abundantes y mucha prosperidad económica.

Sin embargo, los tiempos de pandemia han marcado una gran diferencia entre un antes y un después, con una Contingencia Sanitaria derivada por el Covid-19, la cual ha bajado las ventas en un 30% para quienes se dedican al oficio de la relojería y la joyería, siendo un producto no esencial del cual las personas pueden prescindir de estos hermosos relojes o unos aretes, o una mercancía de joyería fina.

La ubicación donde se encuentra Liliana con su padre es a la entrada del mercado Bravo, donde tiene su negocio dedicado a la relojería y la joyería. Aseguró que desde chiquita toda su vida veía a su padre trabajar en el negocio, siendo muy dedicado a este oficio, el cual fue heredado por varias generaciones atrás. Esto marco la vida de Liliana de manera positiva porque desde muy temprana edad aprendió el valor del trabajo y una recompensa por dicha acción, por lo cual se siente muy orgullosa de su señor padre, pero también siente un gran compromiso por el negocio debido a que su padre ya es un adulto mayor y tienen que cuidarlo mucho por la pandemia.

“Nosotros tenemos mucho tiempo trabajando en la relojería y joyería aquí mismo a la entrada del mercado Bravo, pero la verdad es que ahora con la pandemia nuestras ventas bajaron muchísimo, si es una situación que nos preocupa demasiado, porque este ha sido nuestro sustento económico siempre, realmente nos está afectando muchísimo”.

Comento que la mayor venta es de pilas y de reparaciones de los relojes que llevan sus clientes por diversos motivos, pero de repente también les compran aretitos, o algún producto de la joyería fina, algún reloj o una esclava para los niños pequeños o los adultos que frecuentemente piden que se les grave su nombre en la esclavita.

“Tengo relojes desde $150 pesos los mas económicos, porque sabemos que las cosas están difíciles para todos y es preferible vender un reloj a no vender nada, pero varían mucho los precios dependiendo de la pieza, el más costoso sería de $450 pesos”.

Además, manejan algunas marcas originales de relojes, además de trabajar con algunos de acero inoxidable o de diferentes materiales. Los nombres en las cadenitas son grabados a $5 pesos por letra, teniendo esclavas desde $180 pesos la más económica. Tratan de ofrecer precios accesibles a la gente

“Siempre hemos estado ubicados cerca del mercado Bravo, también antes estábamos en el tianguis Santa Fe antes de la pandemia. Pero ahorita como mi papa es adulto mayor ya no estamos yendo al tianguis Santa Fe”.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

“No tenemos que desanimarnos, estamos esperanzados a que se va a empezar a activar nuevamente la economía, por lo menos ahora se ve un poco de mas movimiento en el mercado Bravo, que ya es ganancia. Además, ahora con lo de la vacunación mucha gente le esta apostando a que con las vacunas pues ya vamos a poder activar la economía de manera más favorable para todos”.(

La Paz, Baja California Sur (OEM-Informex).- Liliana Hernández, una mujer emprendedora que desde muy pequeña ayudaba a su padre en el negocio familiar heredado por varias generaciones reparando relojes, grabando el nombre en una esclava de diferentes materiales, entre otros menesteres, además de conocer perfectamente el oficio de la relojería y la joyería recuerda perfectamente que hubo un tiempo en que este negocio se encontraba en su máximo esplendor, con ventas abundantes y mucha prosperidad económica.

Sin embargo, los tiempos de pandemia han marcado una gran diferencia entre un antes y un después, con una Contingencia Sanitaria derivada por el Covid-19, la cual ha bajado las ventas en un 30% para quienes se dedican al oficio de la relojería y la joyería, siendo un producto no esencial del cual las personas pueden prescindir de estos hermosos relojes o unos aretes, o una mercancía de joyería fina.

La ubicación donde se encuentra Liliana con su padre es a la entrada del mercado Bravo, donde tiene su negocio dedicado a la relojería y la joyería. Aseguró que desde chiquita toda su vida veía a su padre trabajar en el negocio, siendo muy dedicado a este oficio, el cual fue heredado por varias generaciones atrás. Esto marco la vida de Liliana de manera positiva porque desde muy temprana edad aprendió el valor del trabajo y una recompensa por dicha acción, por lo cual se siente muy orgullosa de su señor padre, pero también siente un gran compromiso por el negocio debido a que su padre ya es un adulto mayor y tienen que cuidarlo mucho por la pandemia.

“Nosotros tenemos mucho tiempo trabajando en la relojería y joyería aquí mismo a la entrada del mercado Bravo, pero la verdad es que ahora con la pandemia nuestras ventas bajaron muchísimo, si es una situación que nos preocupa demasiado, porque este ha sido nuestro sustento económico siempre, realmente nos está afectando muchísimo”.

Comento que la mayor venta es de pilas y de reparaciones de los relojes que llevan sus clientes por diversos motivos, pero de repente también les compran aretitos, o algún producto de la joyería fina, algún reloj o una esclava para los niños pequeños o los adultos que frecuentemente piden que se les grave su nombre en la esclavita.

“Tengo relojes desde $150 pesos los mas económicos, porque sabemos que las cosas están difíciles para todos y es preferible vender un reloj a no vender nada, pero varían mucho los precios dependiendo de la pieza, el más costoso sería de $450 pesos”.

Además, manejan algunas marcas originales de relojes, además de trabajar con algunos de acero inoxidable o de diferentes materiales. Los nombres en las cadenitas son grabados a $5 pesos por letra, teniendo esclavas desde $180 pesos la más económica. Tratan de ofrecer precios accesibles a la gente

“Siempre hemos estado ubicados cerca del mercado Bravo, también antes estábamos en el tianguis Santa Fe antes de la pandemia. Pero ahorita como mi papa es adulto mayor ya no estamos yendo al tianguis Santa Fe”.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

“No tenemos que desanimarnos, estamos esperanzados a que se va a empezar a activar nuevamente la economía, por lo menos ahora se ve un poco de mas movimiento en el mercado Bravo, que ya es ganancia. Además, ahora con lo de la vacunación mucha gente le esta apostando a que con las vacunas pues ya vamos a poder activar la economía de manera más favorable para todos”.(

Círculos

Mercados Arámburo entregan donativos

El donativo recabado a través de redondeos se realizó durante el trimestre de abril, mayo y junio

Local

Agricultores de BCS, al borde de la quiebra por la pandemia

Por segundo año consecutivo no hubo precio para las hortalizas; productores no recuperaron ni el costo de la semilla

Deportes

Desfilan clavadistas de BCS en apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio

Gabriela Agúndez y Aranza Vázquez integraron el contingente Tricolor en la ceremonia inaugural

Municipios

Todas las playas están cerradas en Loreto

Debido a la alza en el número contagios por Covid-19

Policiaca

Mujer choca contra poste de alumbrado

Afortunadamente no hubo lesionados, y las autoridades de Tránsito Municipal solamente reportaron daños materiales

Policiaca

Aseguran a El Jaimito y otro hombre con cristal

Fueron puestos a disposición del Ministerio Público

Policiaca

Rescatan con vida a hombre “tragado” por una trituradora

El trabajador de obra se distrajo por un momento y la máquina lo atrapó

Municipios

Continúa la aplicación de vacunas en Los Cabos

La logística ha permitido que la atención sea rápida en todos los módulos; se recibió a los mayores de 18 pendientes de la primera dosis

Municipios

Comerciantes esperan la llegada de cruceros

Cada crucerista deja entre 50 y 100 dólares por visita, eso permitirá la entrada de divisas