/ sábado 25 de mayo de 2019

Instalan robots en bosques para prevenir incendios

Robotics Galu trajo a México dispositivos que detectan conflagraciones en áreas de dos metros cuadrados

Ante la creciente ola de incendios forestales, la empresa Robotics Galu instaló en el Nevado de Toluca y en Guadalajara un dispositivo que puede detectar fuego en un área de dos metros cuadrados o más, con el fin de sofocarlo antes de que se extienda.

El equipo, que se está probando en estas ciudades, es un robot con aspecto de cámara de vigilancia, el cual cuenta con dos lentes, uno de ellos es térmico, y puede vigilar de hasta 10 kilómetros lineales para detectar el inicio de un incendio y alertar a las brigadas de inmediato.

Fernando Aranda, director de la compañía, explicó a El Sol de México que esta tecnología puede detectar puntos de calor dentro de un área boscosa y proporcionar de inmediato las coordenadas exactas y condiciones atmosféricas como velocidad y dirección del viento y humedad.

Toda esta información es básica para los cuerpos de combate, pues les permite sofocar incendios de forma más eficiente .

“Podemos garantizar la detección de focos de incendio en un rango de hasta 10 kilómetros lineales. Una vez que se detectan los puntos, se envía toda la información a los centros de monitoreo, entre ella, datos meteorológicos, los cuales son muy importantes, porque no es lo mismo un incendio en condiciones sin viento que cuando hay viento que pueda expandir rápido las llamas”, comentó.

El robot, explicó el directivo, funciona las 24 horas los 365 días del año. Puede conectarse a la energía eléctrica, o bien, se integra con paneles solares o un sistema eólico para que genere su propia energía.

La idea es que nunca se apague y monitoree la zona de forma permanente. Aranda indicó que cada proyecto se hace con base en las necesidades de los clientes, los cuales pueden ser instancias públicas o privadas.

“Analizamos el área que se quiera proteger y, dependiendo del terreno, instalamos el equipo para que pueda cubrir el mayor espacio posible. Vemos árboles, si hay cerros, las condiciones climáticas como si hay niebla, o las condiciones de luz, para determinar todo lo que requiere el robot para operar sin descanso”, señaló.

El directivo subrayó que se trata de una tecnología preventiva, la cual busca ahorrar millones que se gastarían en el uso de recursos para sofocar los incendios cuando se extienden.

“Es más barato invertir en prevención, porque cuando un incendio se sale de control requieres muchos recursos para controlarlo, no es lo mismo que detectarlo cuando tiene dos metros cuadrados y puede apagarse con pocos recursos y de inmediato”, apuntó.

Los resultados de los robots que están a prueba en el Nevado de Toluca y en el bosque de La Primavera, en Jalisco, darán la pauta para que la empresa venda esta tecnología a instancias federales como la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Según Aranda, los mil 229 millones de pesos que se recortaron al presupuesto de la Conafor este año, serían suficientes para instalar de estos robots para monitorear hasta 80 por ciento del área boscosa de Valle de México, y detectar en etapas tempranas los incendios forestales, evitando futuras crisis medioambientales como las que ocurrieron en semanas previas.

Ante la creciente ola de incendios forestales, la empresa Robotics Galu instaló en el Nevado de Toluca y en Guadalajara un dispositivo que puede detectar fuego en un área de dos metros cuadrados o más, con el fin de sofocarlo antes de que se extienda.

El equipo, que se está probando en estas ciudades, es un robot con aspecto de cámara de vigilancia, el cual cuenta con dos lentes, uno de ellos es térmico, y puede vigilar de hasta 10 kilómetros lineales para detectar el inicio de un incendio y alertar a las brigadas de inmediato.

Fernando Aranda, director de la compañía, explicó a El Sol de México que esta tecnología puede detectar puntos de calor dentro de un área boscosa y proporcionar de inmediato las coordenadas exactas y condiciones atmosféricas como velocidad y dirección del viento y humedad.

Toda esta información es básica para los cuerpos de combate, pues les permite sofocar incendios de forma más eficiente .

“Podemos garantizar la detección de focos de incendio en un rango de hasta 10 kilómetros lineales. Una vez que se detectan los puntos, se envía toda la información a los centros de monitoreo, entre ella, datos meteorológicos, los cuales son muy importantes, porque no es lo mismo un incendio en condiciones sin viento que cuando hay viento que pueda expandir rápido las llamas”, comentó.

El robot, explicó el directivo, funciona las 24 horas los 365 días del año. Puede conectarse a la energía eléctrica, o bien, se integra con paneles solares o un sistema eólico para que genere su propia energía.

La idea es que nunca se apague y monitoree la zona de forma permanente. Aranda indicó que cada proyecto se hace con base en las necesidades de los clientes, los cuales pueden ser instancias públicas o privadas.

“Analizamos el área que se quiera proteger y, dependiendo del terreno, instalamos el equipo para que pueda cubrir el mayor espacio posible. Vemos árboles, si hay cerros, las condiciones climáticas como si hay niebla, o las condiciones de luz, para determinar todo lo que requiere el robot para operar sin descanso”, señaló.

El directivo subrayó que se trata de una tecnología preventiva, la cual busca ahorrar millones que se gastarían en el uso de recursos para sofocar los incendios cuando se extienden.

“Es más barato invertir en prevención, porque cuando un incendio se sale de control requieres muchos recursos para controlarlo, no es lo mismo que detectarlo cuando tiene dos metros cuadrados y puede apagarse con pocos recursos y de inmediato”, apuntó.

Los resultados de los robots que están a prueba en el Nevado de Toluca y en el bosque de La Primavera, en Jalisco, darán la pauta para que la empresa venda esta tecnología a instancias federales como la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Según Aranda, los mil 229 millones de pesos que se recortaron al presupuesto de la Conafor este año, serían suficientes para instalar de estos robots para monitorear hasta 80 por ciento del área boscosa de Valle de México, y detectar en etapas tempranas los incendios forestales, evitando futuras crisis medioambientales como las que ocurrieron en semanas previas.

Policiaca

Le corta las orejas a sus víctimas

Autoridades reportaron un nuevo modus operandi en La Paz, hasta ahora se han registrado dos casos

Municipios

Se restablece suministro de agua en La Paz

21 pozos de agua potable dejaron de funcionar tras una falla en la energía eléctrica

Municipios

[Video] Recorren Armida Castro y Leonel Cota zonas de riesgo

El objetivo es prevenir hechos que lamentar, autoridades realizan un diagnostico de asentamientos que peligran ante huracanes

New Articles

Suprema Corte atenderá demanda de reducción de IVA para BCS

Otro de los beneficios fiscales que podría obtener la entidad, de ser reconocida como zona fronteriza, sería la reducción del ISR al 20%

Sociedad

Durazo reconoce despliegue de Guardia Nacional en frontera sur por plan migratorio

Enviaron una iniciativa de ley, en la que se establece como obligatorio que empresas transportistas exijan a pasajeros la presentación de documentos oficiales al abordar los autobuses

Política

Senado rechaza iniciativa ciudadana sobre revocación de mandato

El senador Cristóbal Arias detalló que aunque se desechó esta iniciativa, las propuestas vertidas en ésta serán consideradas para análisis y discusión

Finanzas

Apple trasladaría parte de la producción en China a México: Nikkei

Fuentes aseguraron a Nikkei que este esfuerzo está impulsado, en parte, por las tensiones comerciales entre Washington y Pekín

Sociedad

Ya son 650 mil becarios en Jóvenes Construyendo el Futuro

La titular de la STPS afirmó que apoyará a los migrantes con programas de desarrollo social como es Sembrando Vida

Sociedad

[Video] Hallan cuerpo de joven universitaria que cayó al río Zahuapan

La joven de 23 años de edad perdió la vida a consecuencia de los duros golpes que recibió luego de ser arrastrada por la corriente del río varios metros