/ jueves 14 de junio de 2018

México analiza imponer aranceles a importaciones de maíz y soya de EU

Funcionarios indicaron que podrían tomar esta medida si Trump intensifica una nueva disputa comercial

México podría gravar 4 mil millones de dólares en importaciones anuales de maíz y soya de Estados Unidos si el presidente Donald Trump intensifica una disputa comercial con nuevos aranceles, dijeron esta semana funcionarios a Reuters, y está estudiando cómo reducir el impacto de la medida.

A principios de mes, México tomó represalias contra productos estadounidenses como acero, manzanas y carne de cerdo después de que Trump impuso aranceles al acero y aluminio mexicanos.

Pero no incluyó en la lista a los productos agrícolas estadounidenses más lucrativos: los granos, especialmente el maíz y la soja, utilizados para alimentar vacas, cerdos y pollos de México.

Los aranceles afectarían al principal mercado de exportación de los productores de maíz de Estados Unidos. México podría tratar de disminuir el impacto en su propia industria y en los consumidores abriendo cuotas libres de arancel que podrían representar un aliciente para proveedores como Brasil y Argentina.

"Este (...) es un tema que está para la fase dos", dijo Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), el principal organismo empresarial de su sector en México.

Afirmó que los aranceles se discutieron en una reunión a la que asistió el 4 de junio en la Secretaría de Agricultura, a cargo de la política comercial.

El empresario dijo que cualquier movimiento en contra de los granos apuntaría al cinturón de maíz de Estados Unidos y mencionó a estados como Misuri, Kansas, Iowa y Nebraska, que votaron por Trump en la elección presidencial de 2016.

Raúl Urteaga, director de comercio internacional de la Secretaría de Agricultura de México, dijo que México "por el momento, por ahora" no estaba apuntando a los granos de Estados Unidos, pero se negó a descartar tal medida en el futuro y dijo que México estaba buscando proveedores alternativos.

Un funcionario de la Secretaría de Economía de México declinó a decir si los funcionarios estaban estudiando o no los aranceles a los granos de Estados Unidos y se remitió a los aranceles de represalia anunciados a principios de este mes.

La decisión de no imponer aranceles al maíz y soya estadounidenses como parte de la represalia de México tenía el propósito de mantener opciones en la mesa de negociaciones mientras continúan las conversaciones comerciales y para evitar perjudicar al consumidor mexicano con precios más altos, dijo una fuente comercial familiarizada con el asunto.

Una de las principales preocupaciones de México es la decisión de Trump de iniciar una investigación de seguridad nacional bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio de 1962 que se centraría en si las importaciones de vehículos y partes está amenazando a la salud de la industria, que podría golpear al sector automotor mexicano de 67 mil millones de dólares.

"Para esto nos estamos preparando", dijo Bosco de la Vega.

Granos baratos de EU han ayudado al sector ganadero de res en México

En las últimas dos décadas, los granos baratos de Estados Unidos han ayudado a transformar el creciente sector ganadero de res de México, en particular, en un importante exportador mundial.

Si se impusieran aranceles mexicanos de represalia a la soya y al maíz, la industria se esforzaría por encontrar suficientes proveedores alternativos sin costos significativamente más altos. Algunos en México no creen que se pueda hacer sin infligir un daño grave.

"No hay una posibilidad real de sustitución de estos dos productos a corto plazo. Las implicaciones son clarísimas. En el caso de carne de cerdo y de res el impacto en materia de costos sería brutal y eso se transferiría primero que nadie al consumidor mexicano", dijo Mariano Ruiz-Funes, un exsubsecretario de agricultura.

De la Vega dijo que se está evaluando con la Secretaría de Economía la posibilidad de abrir una amplia cuota libre de aranceles para atraer importaciones de otros proveedores y contrarrestar el mayor costo de los granos estadounidenses, que fue lo que hizo la semana pasada con la carne de cerdo.

Los beneficiarios inmediatos podrían ser Brasil y Argentina, países a los que los importadores mexicanos ya están comprando más granos, tanto por razones económicas como por parte de una estrategia revitalizada para reducir la dependencia de Estados Unidos desde que Trump comenzó a amenazar con sacar a su país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

De la Vega dijo que espera que las importaciones de maíz de los agricultores brasileños alcancen un millón de toneladas para fin de año, más otras 500 mil toneladas de Argentina.

Esos volúmenes ni siquiera se acercan a sustituir los envíos estadounidenses. El año pasado, los agricultores estadounidenses vendieron a su vecino del sur unos 14 millones de toneladas de maíz y casi 4.0 millones de toneladas de soja.

México podría gravar 4 mil millones de dólares en importaciones anuales de maíz y soya de Estados Unidos si el presidente Donald Trump intensifica una disputa comercial con nuevos aranceles, dijeron esta semana funcionarios a Reuters, y está estudiando cómo reducir el impacto de la medida.

A principios de mes, México tomó represalias contra productos estadounidenses como acero, manzanas y carne de cerdo después de que Trump impuso aranceles al acero y aluminio mexicanos.

Pero no incluyó en la lista a los productos agrícolas estadounidenses más lucrativos: los granos, especialmente el maíz y la soja, utilizados para alimentar vacas, cerdos y pollos de México.

Los aranceles afectarían al principal mercado de exportación de los productores de maíz de Estados Unidos. México podría tratar de disminuir el impacto en su propia industria y en los consumidores abriendo cuotas libres de arancel que podrían representar un aliciente para proveedores como Brasil y Argentina.

"Este (...) es un tema que está para la fase dos", dijo Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), el principal organismo empresarial de su sector en México.

Afirmó que los aranceles se discutieron en una reunión a la que asistió el 4 de junio en la Secretaría de Agricultura, a cargo de la política comercial.

El empresario dijo que cualquier movimiento en contra de los granos apuntaría al cinturón de maíz de Estados Unidos y mencionó a estados como Misuri, Kansas, Iowa y Nebraska, que votaron por Trump en la elección presidencial de 2016.

Raúl Urteaga, director de comercio internacional de la Secretaría de Agricultura de México, dijo que México "por el momento, por ahora" no estaba apuntando a los granos de Estados Unidos, pero se negó a descartar tal medida en el futuro y dijo que México estaba buscando proveedores alternativos.

Un funcionario de la Secretaría de Economía de México declinó a decir si los funcionarios estaban estudiando o no los aranceles a los granos de Estados Unidos y se remitió a los aranceles de represalia anunciados a principios de este mes.

La decisión de no imponer aranceles al maíz y soya estadounidenses como parte de la represalia de México tenía el propósito de mantener opciones en la mesa de negociaciones mientras continúan las conversaciones comerciales y para evitar perjudicar al consumidor mexicano con precios más altos, dijo una fuente comercial familiarizada con el asunto.

Una de las principales preocupaciones de México es la decisión de Trump de iniciar una investigación de seguridad nacional bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio de 1962 que se centraría en si las importaciones de vehículos y partes está amenazando a la salud de la industria, que podría golpear al sector automotor mexicano de 67 mil millones de dólares.

"Para esto nos estamos preparando", dijo Bosco de la Vega.

Granos baratos de EU han ayudado al sector ganadero de res en México

En las últimas dos décadas, los granos baratos de Estados Unidos han ayudado a transformar el creciente sector ganadero de res de México, en particular, en un importante exportador mundial.

Si se impusieran aranceles mexicanos de represalia a la soya y al maíz, la industria se esforzaría por encontrar suficientes proveedores alternativos sin costos significativamente más altos. Algunos en México no creen que se pueda hacer sin infligir un daño grave.

"No hay una posibilidad real de sustitución de estos dos productos a corto plazo. Las implicaciones son clarísimas. En el caso de carne de cerdo y de res el impacto en materia de costos sería brutal y eso se transferiría primero que nadie al consumidor mexicano", dijo Mariano Ruiz-Funes, un exsubsecretario de agricultura.

De la Vega dijo que se está evaluando con la Secretaría de Economía la posibilidad de abrir una amplia cuota libre de aranceles para atraer importaciones de otros proveedores y contrarrestar el mayor costo de los granos estadounidenses, que fue lo que hizo la semana pasada con la carne de cerdo.

Los beneficiarios inmediatos podrían ser Brasil y Argentina, países a los que los importadores mexicanos ya están comprando más granos, tanto por razones económicas como por parte de una estrategia revitalizada para reducir la dependencia de Estados Unidos desde que Trump comenzó a amenazar con sacar a su país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

De la Vega dijo que espera que las importaciones de maíz de los agricultores brasileños alcancen un millón de toneladas para fin de año, más otras 500 mil toneladas de Argentina.

Esos volúmenes ni siquiera se acercan a sustituir los envíos estadounidenses. El año pasado, los agricultores estadounidenses vendieron a su vecino del sur unos 14 millones de toneladas de maíz y casi 4.0 millones de toneladas de soja.

Municipios

Hasta 50 mil personas en el Carnaval La Paz

El cierre correrá a cargo de Lupillo Rivera, intérprete de "Que me entierren cantando"

Local

Rinde Carlos Mendoza honores a la Bandera en el 199 aniversario

Destacó la importancia de fortalecer el civismo y el respeto a los símbolos patrios en los niños y jóvenes de México y de Baja California Sur

Local

Todo lo que tienes que saber del Carnaval La Paz 2020

Música, fiesta, colores, diversión y más en la “Fiesta de los Dioses“

Municipios

Hasta 50 mil personas en el Carnaval La Paz

El cierre correrá a cargo de Lupillo Rivera, intérprete de "Que me entierren cantando"

Local

Rinde Carlos Mendoza honores a la Bandera en el 199 aniversario

Destacó la importancia de fortalecer el civismo y el respeto a los símbolos patrios en los niños y jóvenes de México y de Baja California Sur

Local

Casa de Cultura de El Triunfo tiene un avance del 75%

La inversión que se realiza en esta obra es de 5.9 millones de pesos

Local

Aplicará Conagua 40 mdp para los sistemas de agua: Justo Cardozo

El monto de este año no sufrió disminuciones en comparación con los de años anteriores, aunque ahora entra la modalidad de rehabilitación

Municipios

Coepris verifica establecimiento en comida en el Carnaval

Desde el inicio del las fiestas carnestolendas se realizan verificaciones por parte del personal de la Coepris tanto en los puestos fijos y semifijos con venta de alimentos

Municipios

Aumenta el costo de permiso para vender en el Carnaval

Algunos señalaron que en años pasados pagaron mil pesos por el metro, y en esta ocasión tuvieron aumentos de 600 y hasta 800 pesos