/ jueves 2 de julio de 2020

Mueren al menos 275 elefantes en condiciones misteriosas en Botswana

El director de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Botswana señaló que no se sospecha de cazadores furtivos, ya que los animales fueron encontrados con sus colmillos

Al menos 275 elefantes murieron en los últimos meses en el norte de Botswana, el país con la mayor colonia de paquidermos del mundo, sin signos de violencia y sin que se haya podido atribuir, de momento, la muerte a ningún veneno conocido o enfermedad, algo que preocupa gravemente a los conservacionistas.

"Las investigaciones respecto a la muerte sin explicación de los elefantes aún están en proceso", señaló el gobierno de Botswana en un comunicado.

Las autoridades de la nación austral cifran el total de muertes en 275, pero las organizaciones conservacionistas que trabajan en la zona hablan de más de 350.

"Es muy, muy extraño, especialmente que sea sólo elefantes. Me hace sospechar que es algún patógeno o enfermedad de algún tipo, pero es solo especulación", afirmó a Efe Niall McCann, director de conservación de la organización británica National Park Rescue que ha tomado la iniciativa en la divulgación de este problema.

Foto: Reuters

Las alarmas comenzaron a saltar a principio de mayo, cuando se localizaron los cadáveres de un puñado de elefantes en la zona del Delta del Okavango y los expertos locales no pudieron conjeturar una causa de la muerte a simple vista.

"Eso es siempre preocupante porque normalmente puedes decir si murieron por veneno, por un disparo...Así que llamaron a otros conservacionistas para volar sobre la zona y localizaron 169 cadáveres", indicó McCann a Efe en conversación telefónica desde Cardiff (Reino Unido).

A mediados de junio, en vista de que el gobierno de Botswana no había realizado avances significativos, los ecologistas hicieron otra búsqueda.

Con esa nueva búsqueda el número total de elefantes fallecidos por causas desconocidas aumentó, según sus recuentos, hasta 350.

Foto: Reuters

"Además había otros elefantes que caminaban alrededor y que claramente mostraban signos de impedimentos neurológicos, como caminar en círculos o tener las piernas inestables. Para mí eso indica que lo que sea, se trate de una enfermedad, un veneno o una toxina, tiene efectos en el sistema nervioso", apuntó el experto.

El gobierno de Botswana, sin embargo, cifra el total de elefantes fallecidos en 275 muertes y aseguró hoy, en respuesta al revuelo causado por la noticia, que ya se han enviado muestras a laboratorios de otros países para averiguar la causa de las misteriosas muertes.

Una situación sin precedentes

No hay escasez de agua, ni de comida en la zona, ni precedentes que puedan explicar la situación.

Los furtivos ocasionalmente usan veneno para darles muerte y hacerse sus colmillos, pero las sustancias más comunes (principalmente cianuro) también dejan huella en otras especies, como por ejemplo buitres o hienas que se alimentaron de los cadáveres.

Foto: Reuters

En este caso, no hay signos de que lo que mate a los enormes mamíferos esté afectando a ninguna otra especie y todas las muertes se concentran solo en la región del Delta del Okavango.

Tampoco parece haber relación con la presencia de ántrax, una toxina que se encuentra en el medio natural y que en las épocas de escasez de lluvia contamina la superficie y es causa habitual de muerte para la fauna.

"El ántrax deja normalmente una huella obvia. Las patas (de los elefantes) están estiradas y la cabeza inclinada hacia atrás. No están muriendo así. Además, el ántrax del suelo sin agua normalmente mataría a un número grande de animales diferentes", detalló McCann.

Para los conservacionistas, el gobierno de Botswana está siendo "muy lento a la hora de responder", incluso a pesar de las dificultades causadas por la pandemia de Covid-19.

Foto: Reuters

"La región está cerrada y los recursos son escasos. No tienen la capacidad localmente de hacer todos los test necesarios para identificar el problema y necesitan ayuda. La segunda razón es más política, esta Administración siempre ha cuidado el demostrar a los habitantes rurales que no se preocupan más por los animales que por la gente", opinó McCann.

El riesgo es que, según este especialista, no se puede ignorar que lo que está matando a los elefantes podría desembocar en una auténtica crisis de salud para toda la fauna salvaje, el ganado e incluso también los humanos.

Los conservacionistas ni siquiera pueden afirmar, porque no se han hecho las pruebas, que lo que afecta a los elefantes sea el temido coronavirus.

Foto: Reuters

"Probablemente no es coronavirus, pero tampoco ha sido descartado. Se sabe que puede afectar a los gatos", puntualizó.

"Necesitamos tener un abordaje de salud unitario con esto: con un medioambiente sano tenemos sociedades humanas también. Tenemos que averiguar qué es esto para que no tenga un impacto negativo en la gente también", concluyó McCann.

Botsuana, con una colonia de alrededor de 125 mil ejemplares, es el país del mundo con más elefantes. De ellos, un 10 % se encuentra en la zona del Delta del Okavango.

Al menos 275 elefantes murieron en los últimos meses en el norte de Botswana, el país con la mayor colonia de paquidermos del mundo, sin signos de violencia y sin que se haya podido atribuir, de momento, la muerte a ningún veneno conocido o enfermedad, algo que preocupa gravemente a los conservacionistas.

"Las investigaciones respecto a la muerte sin explicación de los elefantes aún están en proceso", señaló el gobierno de Botswana en un comunicado.

Las autoridades de la nación austral cifran el total de muertes en 275, pero las organizaciones conservacionistas que trabajan en la zona hablan de más de 350.

"Es muy, muy extraño, especialmente que sea sólo elefantes. Me hace sospechar que es algún patógeno o enfermedad de algún tipo, pero es solo especulación", afirmó a Efe Niall McCann, director de conservación de la organización británica National Park Rescue que ha tomado la iniciativa en la divulgación de este problema.

Foto: Reuters

Las alarmas comenzaron a saltar a principio de mayo, cuando se localizaron los cadáveres de un puñado de elefantes en la zona del Delta del Okavango y los expertos locales no pudieron conjeturar una causa de la muerte a simple vista.

"Eso es siempre preocupante porque normalmente puedes decir si murieron por veneno, por un disparo...Así que llamaron a otros conservacionistas para volar sobre la zona y localizaron 169 cadáveres", indicó McCann a Efe en conversación telefónica desde Cardiff (Reino Unido).

A mediados de junio, en vista de que el gobierno de Botswana no había realizado avances significativos, los ecologistas hicieron otra búsqueda.

Con esa nueva búsqueda el número total de elefantes fallecidos por causas desconocidas aumentó, según sus recuentos, hasta 350.

Foto: Reuters

"Además había otros elefantes que caminaban alrededor y que claramente mostraban signos de impedimentos neurológicos, como caminar en círculos o tener las piernas inestables. Para mí eso indica que lo que sea, se trate de una enfermedad, un veneno o una toxina, tiene efectos en el sistema nervioso", apuntó el experto.

El gobierno de Botswana, sin embargo, cifra el total de elefantes fallecidos en 275 muertes y aseguró hoy, en respuesta al revuelo causado por la noticia, que ya se han enviado muestras a laboratorios de otros países para averiguar la causa de las misteriosas muertes.

Una situación sin precedentes

No hay escasez de agua, ni de comida en la zona, ni precedentes que puedan explicar la situación.

Los furtivos ocasionalmente usan veneno para darles muerte y hacerse sus colmillos, pero las sustancias más comunes (principalmente cianuro) también dejan huella en otras especies, como por ejemplo buitres o hienas que se alimentaron de los cadáveres.

Foto: Reuters

En este caso, no hay signos de que lo que mate a los enormes mamíferos esté afectando a ninguna otra especie y todas las muertes se concentran solo en la región del Delta del Okavango.

Tampoco parece haber relación con la presencia de ántrax, una toxina que se encuentra en el medio natural y que en las épocas de escasez de lluvia contamina la superficie y es causa habitual de muerte para la fauna.

"El ántrax deja normalmente una huella obvia. Las patas (de los elefantes) están estiradas y la cabeza inclinada hacia atrás. No están muriendo así. Además, el ántrax del suelo sin agua normalmente mataría a un número grande de animales diferentes", detalló McCann.

Para los conservacionistas, el gobierno de Botswana está siendo "muy lento a la hora de responder", incluso a pesar de las dificultades causadas por la pandemia de Covid-19.

Foto: Reuters

"La región está cerrada y los recursos son escasos. No tienen la capacidad localmente de hacer todos los test necesarios para identificar el problema y necesitan ayuda. La segunda razón es más política, esta Administración siempre ha cuidado el demostrar a los habitantes rurales que no se preocupan más por los animales que por la gente", opinó McCann.

El riesgo es que, según este especialista, no se puede ignorar que lo que está matando a los elefantes podría desembocar en una auténtica crisis de salud para toda la fauna salvaje, el ganado e incluso también los humanos.

Los conservacionistas ni siquiera pueden afirmar, porque no se han hecho las pruebas, que lo que afecta a los elefantes sea el temido coronavirus.

Foto: Reuters

"Probablemente no es coronavirus, pero tampoco ha sido descartado. Se sabe que puede afectar a los gatos", puntualizó.

"Necesitamos tener un abordaje de salud unitario con esto: con un medioambiente sano tenemos sociedades humanas también. Tenemos que averiguar qué es esto para que no tenga un impacto negativo en la gente también", concluyó McCann.

Botsuana, con una colonia de alrededor de 125 mil ejemplares, es el país del mundo con más elefantes. De ellos, un 10 % se encuentra en la zona del Delta del Okavango.

Local

Tiene Baja California Sur más espacios de cultura: Carlos Mendoza Davis

El objetivo es promover el gusto por las bellas artes y convertirse en un atractivo para el turismo. comentó el gobernador del estado

Municipios

Proteger los Derechos de las mujeres, mi compromiso; afirma Armida Castro

La alcaldesa de Los Cabos participó en taller virtual organizado por el IMMLC

Local

Mayra Gutiérrez piden reducir el uso de plásticos

Al participar en el Foro Conciencia 360 de OEM, la especialista en el tema de desplastificación, hizo un llamado a BC, BCS y al resto del país, para que se siga protegiendo al medio ambiente

Mundo

EU y China aprietan a Brasil por red 5G

La relación con Pekín es clave, dice vicepresidente tras los ataques a Huawei y el plan “clean network”

Finanzas

China acusa maniobra política en Red Limpia

El Gobierno de México como los mexicanos “saben identificar la verdad de la mentira”, dice la embajada

Finanzas

Urgen estímulos para la economía: Heath

El subgobernador estima que la economía mexicana tardará entre dos y seis años en recuperarse

Finanzas

Grupo Elektra vende Banco Azteca en Perú

El grupo de Ricardo Salinas se concentrará en crecer en México, Estados Unidos y Canadá

Mundo

Con bicis, Teherán busca convertirse en Ámsterdam

La alcaldía de la capital iraní cuenta con el programa Bdood, que tiene 147 estaciones de bicicletas en autoservicio

Doble Vía

Kult | La infidelidad virtual aumento 160% durante la pandemia

Una encuesta de la plataforma para infieles señala que los mexicanos han extrañado más a su amante que a cualquier otra persona en el confinamiento