/ martes 2 de junio de 2020

Muere Mario Vázquez Ruvalcaba, director del Museo Nacional de Antropología

Vázquez Rubalcaba pereció a los 97 años de edad, "se fue por los rumbos del Mictlán nuestro querido", expresó el INAH

Considerado pilar de la museología y museografía mexicana y con una vida fructífera dedicada a este oficio, falleció hoy Mario Vázquez Rubalcaba y la Secretaría de Cultura, mediante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), “su escuela y hogar”, lamentó su pérdida.

“Esta madrugada, a los 97 años, se fue por los rumbos del Mictlán nuestro querido y admirado maestro, Mario Vázquez, fundador y director del Museo Nacional de Antropología; museógrafo genial, amigo generoso y monumental”, publicó en su cuenta de Twitter, Diego Prieto director del INAH.

Fue estudiante de la primera generación de la carrera de Museografía y Arqueología, en la ENAH, donde algunos de sus profesores fueron Miguel Covarrubias, Fernando Gamboa, Juan de la Encina e Ignacio Bernal. En el ámbito internacional participó activamente en la renovación del papel de los espacios museísticos.

De 1962 a 1964, Mario Vázquez Ruvalcaba se involucró en la creación del Museo Nacional de Antropología (MNA), del que posteriormente fue su director y no podía comprenderse su visión y su legado en el ámbito museístico, sin hablar de la escuela pública en que se formó.

Esa extracción social le permitió más adelante pensar en los públicos de una manera distinta; pero sus influencias también estaban en la poesía de César Vallejo, en la música clásica, y en las enseñanzas de sus maestros de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

“Mis maestros fueron de la primera generación, de los que fundaron el INAH. No solo era una generación de maestros mexicanos, sino también de maestros españoles como Pedro Bosch Gimpera, José Miranda, Juan Comas, o bien alemanes como Paul Kirchhoff, Johanna Faulhaber, como Ada D’Aloja, quien era italiana, y Mauricio Swadesh, norteamericano, de lingüística. Y de México no se diga.

La flor y la nata de los estudiosos de la antropología: llámalo Caso, Bernal, Jiménez Moreno... De todas las especialidades. Todo eso junto es lo que inconscientemente se reflejó en la museografía que hice cuando ya me dediqué a hacer museografía”, recordó Don Mario en una entrevista.

favila

Te recomendamos ⬇️

Considerado pilar de la museología y museografía mexicana y con una vida fructífera dedicada a este oficio, falleció hoy Mario Vázquez Rubalcaba y la Secretaría de Cultura, mediante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), “su escuela y hogar”, lamentó su pérdida.

“Esta madrugada, a los 97 años, se fue por los rumbos del Mictlán nuestro querido y admirado maestro, Mario Vázquez, fundador y director del Museo Nacional de Antropología; museógrafo genial, amigo generoso y monumental”, publicó en su cuenta de Twitter, Diego Prieto director del INAH.

Fue estudiante de la primera generación de la carrera de Museografía y Arqueología, en la ENAH, donde algunos de sus profesores fueron Miguel Covarrubias, Fernando Gamboa, Juan de la Encina e Ignacio Bernal. En el ámbito internacional participó activamente en la renovación del papel de los espacios museísticos.

De 1962 a 1964, Mario Vázquez Ruvalcaba se involucró en la creación del Museo Nacional de Antropología (MNA), del que posteriormente fue su director y no podía comprenderse su visión y su legado en el ámbito museístico, sin hablar de la escuela pública en que se formó.

Esa extracción social le permitió más adelante pensar en los públicos de una manera distinta; pero sus influencias también estaban en la poesía de César Vallejo, en la música clásica, y en las enseñanzas de sus maestros de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

“Mis maestros fueron de la primera generación, de los que fundaron el INAH. No solo era una generación de maestros mexicanos, sino también de maestros españoles como Pedro Bosch Gimpera, José Miranda, Juan Comas, o bien alemanes como Paul Kirchhoff, Johanna Faulhaber, como Ada D’Aloja, quien era italiana, y Mauricio Swadesh, norteamericano, de lingüística. Y de México no se diga.

La flor y la nata de los estudiosos de la antropología: llámalo Caso, Bernal, Jiménez Moreno... De todas las especialidades. Todo eso junto es lo que inconscientemente se reflejó en la museografía que hice cuando ya me dediqué a hacer museografía”, recordó Don Mario en una entrevista.

favila

Te recomendamos ⬇️

Municipios

Con las lluvias aumentan los baches en La Paz

No son pocas calles de la ciudad que presentan estos desperfectos, algunas de ellas que ya mostraban estos daños quedaron intransitables con las precipitaciones

Local

Vacunarán hoy a niños de 5 a 11 años en La Paz y Los Cabos

Exhortan a padres de familia para que lleven a sus hijos a inmunizar; hay baja demanda en Los Cabo

Círculos

Netflix comparte la belleza de una de las playas de La Paz

La cuenta en español de la plataforma de 'streaming' difundió una serie de imágenes del elenco de Rebelde

Cultura

My Life with the Thrill Kill Kult: El arte de salirse con la suya

A propósito del relanzamiento del disco más popular de esta banda, platicamos con sus integrantes, dos personajes que reconocen que su sonido podría sonar viejo, pero afirman: ¿Qué no lo es actualmente?

Mundo

Jóvenes sucumben al fentanilo

La crisis de opiáceos en Estados Unidos ha alcanzado cifras sin precedentes, con más de 80 mil muertes por sobredosis tan solo en 2021

Cultura

Cuestionario Proust: Alan Anaya

Las personas vivas a las que más admira son su madre, su padre y Kanye West

Círculos

Disfrutan de una noche llena de brillo, lujo y sabor

Se lleva a cabo la séptima edición de la tradicional Mystic Party en la Riviera Maya

Gossip

Finalistas de La Academia 20 años comparten sus planes si ganan

Los cinco finalistas de La Academia 20 años comparten que, de ganar el millón de pesos, invertirán en sus estudios y en proyectos personales

Gossip

En serie, muestran a los héroes de la tragedia del huracán Katrina

El guionista y productor Carlton Cuse considera que hacer una producción basada en una tragedia real es un reto mayúsculo