imagotipo

Un brindis por ti

  • Sentidos Inexpertos

Hace mucho que no me tomo el tiempo para escribir y les ofrezco una disculpa por eso, más bien es una llamada de atención para mí y una disculpa a ustedes que me siguen.

Lo que pasa es que de un tiempo para acá no logro aterrizar todas las ideas que traigo en la cabeza… tengo nuevas experiencias, algunos viajes que hice y lugares nuevos que conocí, también tengo unas muy buenas recomendaciones que les quiero dar pero por una u otra razón no lo he hecho. Les cuento que uno de mis propósitos es no dejar de escribir aunque sea algo simple como lo de hoy pero no dejarlo ni posponerlo, es por eso que hoy doy por comenzado este año en Sentidos Inexpertos, bautizo esto como el primer post del 2018 y espero les guste.

De un tiempo para acá solamente veo cómo pasan los días, inclusive ya estamos en un año nuevo. 2018 parecía tan lejano e inalcanzable pero ahora ya forma parte de nosotros. Aún me acuerdo cuando iba a ser el 2000 y la gente tenía miedo (incluyéndome) diciendo que se iba a acabar el mundo. Ahora ya van 9 días del 2018 y apuesto que para este momento ya todos nos compramos la agenda nueva que empezamos a llenarla con propósitos, planes, viajes y demás. La gente anda feliz, de buenas y contentas. Inclusive mi dermatólogo me regaló un calendario cuando fui a comprar mi jabón de la cara, de esos calendarios que se cuelgan en la cocina, que vas quitando día con día y atrás tiene dichos o cosas interesantes. Las personas se ven motivadas, algunas ya se inscribieron al gimnasio pues ya pasaron “los días pesados” de fiesta y comederas… “Ahora sí, ya solo faltan los tamales” se escucha por ahí… y es momento de cuidar la línea, cortar los excesos y echarle ganas para ver los resultados. Se han guardado las decoraciones navideñas, el arbolito y las luces de las casas. Se sigue escuchando en la calle el “Feliz Año Nuevo”, los abrazos son constantes y los brindis también.

No sé si soy a la única que le pasa, supongo que no ya que en estas fechas aumenta la tasa de suicidios… pero siempre en estas fechas me pongo más nostálgica de lo normal, por el hecho de que un año termina, te pones a analizar qué hiciste o qué lograste y muchas veces nos enfocamos en lo negativo más que en lo positivo. Pensamos en las cosas que ya no están y en lo que antes nos importaba mucho ahora puede que no. Lo que antes añorábamos ahora pasa a ser algo secundario. Por el otro lado, debemos hacer un pequeño resumen y recordar de las nuevas actividades, lugares y personas que se agregaron a tu vida.

Quisiera saber ¿cómo les fue en estas fiestas? A mí me fue bien, trabajando ya que solo descansé el 25 y el 1ro pero este año quedó bien ya que las celebraciones fueron en fin de semana y el festivo cayó en lunes. En mi opinión fue demasiado rico tener dos semanas sin lunes. ¿No sintieron lo mismo?

Habrá quienes no tuvieron la fortuna de pasarlo en familia, habrá quienes por fin visitaron el lugar que tanto deseaban, que regalaron eso que tanto deseaba la otra persona solo por el hecho de verla feliz. Habrá quienes se toparon con el amor, otros que lo dejaron ir, quien se casó, viajó, encontró el “dream job”, otros que por fin se sienten libres de decidir lo que le hace bien o lo que no, quienes empezaron ese proyecto que tanto miedo les daba, que se metieron a las clases que tanto les llamaba la atención o que simplemente aprendieron a estar agradecidos por lo que fue y por lo que es.

Les propongo que este año nuevo que comienza no se pongan propósitos que no van a cumplir, que no sean metas imposibles de lograr. Que sean honestos consigo mismos para que al final del año no se sientan desdichados por no haberlos logrado.

Nadie mejor que ustedes mismos puede hacerlos saber que es lo van o pueden lograr. Uno mismo se pone sus propios límites. Mejor aprendamos a alejar las cosas que no nos hacen bien, eliminar lo tóxico de nuestras vidas. Un año nuevo es igual a nuevos sentimientos, nuevas oportunidades, los mismos sueños e inicios frescos.

Yo tengo muchas cosas en la cabeza, ideas, proyectos y cosas por hacer, que cuando me pongo a pensar en todo me pongo muy acelerada y quisiera que todo ya estuviera aquí conmigo pero he aprendido a que no todo llega rápido, algunas cosas toman más tiempo y otras nunca llegan porque no son para ti. Aquí les comparto algunas ideas o pensamientos que pueden les sirvan a decidirse a empezar una versión mejorada de ustedes mismos para este año que inicia:

-Dejar de pensar en lo que ya fue

-Vivir el hoy

-Disfrutar del presente

-No pensar en lo que fue, si lo extrañas déjalo ser y cada que pienses en eso mándale luz

-Evitar pensamientos negativos / No desear el mal a otros

-Abrazar para llenarte de energía / Amar

-Eliminar lo tóxico de tu vida

-Continuar eso que se quedó en pausa

-Si algo te da miedo es porque es bueno

-No vivir con remordimientos / Atreverse

-Levantarse temprano

Obviamente les deseo mucha salud, amor y prosperidad. Que todo lo que se propongan se cumpla y que nada les quite esa sonrisa que los caracteriza. Bonita semana.

Con amor,

Carls.

Facebook- Sentidos Inexpertos| Twitter- carla_cabo| escalante.carls@gmail.com