imagotipo

¿Qué el calentamiento global no existe?

  • Sentidos Inexpertos

Por Carla Escalante

 

-Hey, me duele, Oye, te estás pasando.

-Espera, no tires eso. Ouch, no me cortes mis hojas, me gustaba dar sombra…

-No tires eso, mis aguas y animales marinos se están enfermando.

Porque una vez más nos recuerdas que no estamos solos en este mundo, ha sido una tras otra llamada de atención, gritos de que nos estamos pasando y que te hemos lastimado mucho pero nos negamos a escuchar… que el calentamiento global no existe, que todo es falso, dice por ahí, un presidente de una potencia mundial.

Una vez más nos recuerdas que somos nada, solo simples humanos y que ante tu fuerza somos muy pequeños, muchos pero al final de cuentas tú ganas. Gracias por recordarnos que no estamos solos en este mundo, que el planeta sigue vivo, lastimado pero de pie.

Gran parte de los daños que dejas a tu paso después de las tormentas, como lo pudimos ver en los ejemplos de Harvey que daño el área de Texas, Lidia que lastimó las Península de BCS, México, Irma que se llevó de paso las islas del Caribe y sigue afectando zonas de Florida, todo esto es por la negligencia del ser humano. Se nos hace muy fácil construir casas, edificios o negocios en zonas de riesgo, que porque aquí no llueve y no pasará nada, o tal vez porque el amigo de un tío consiguió dejarle más barato ese terreno porque conoce al dueño o porque simplemente se nos hace más fácil brincarnos las reglas y comprar los permisos aunque todos sabemos que ahí no se debía construir nada.

Porque la naturaleza lleva más años aquí que nosotros y al final de cuentas, llega un momento en que ella debe de limpiarse porque nosotros no hacemos nada más que lastimarla y ensuciarla.

Una vez más comprobamos que no somos nada y que en un segundo las situaciones y la vida pueden dar un giro de 180 grados. Aunque hubo personas que no la sufrieron, por así decirlo, que no se les fue la luz que no tuvieron daños en su casa, que no perdieron a un ser querido ni sus mascotas. Y para las personas que estaban aquí y dicen que no pasó nada, que ni fue un huracán, déjenme decirles que si hubo muchas personas afectadas, personas que con mucho esfuerzo pagaban su casa y en cuestión de minutos lo perdieron todo. Infinidad de historias se compartían por redes sociales, fotos y videos de zonas en desastre, personas lastimadas hasta fallecidos, entiendo que vivimos en una era digital pero en mi opinión esas personas merecen un respeto.

Pero también te quiero agradecer a ti, Tierra, porque de todo mal siempre salen muchos bienes. Una vez más demostramos que una sociedad unida puede hacer mucho bien y la utilización de las redes sociales y el internet de buena manera, puede ser benéfico para todos. Gracias por todas las personas que se pusieron las pilas, armaron centros de acopio y unos días ya estábamos recibiendo ayuda de otras partes del país.

Te ofrezco disculpas porque yo no he sabido cuidarte, he sido testigo de cuando te han lastimado y por alguna u otra razón me he quedado callada, pero no más. En estos días me he sentido muy triste por todo lo que estaba pasando aquí y de igual manera en otras partes del mundo, pienso que no soy la única que se ha sentido así pero no nos queda de otra más que seguir adelante, cuidar el medio ambiente y lo más importante, educar a los pequeños a respetar y amar todo lo que nos rodea. No tirar basura en la calle, cuidar el agua, reciclar, separar la basura. Te pido que nos des otra oportunidad para demostrarte que unidos hacernos la fuerza, que podemos echarle más ganas y que nosotros sabemos cuidarte.

Este post lo quiero dedicar a todos los que pusieron su granito de arena para apoyar a las personas más afectadas por el paso de la tormenta Lidia, de igual manera a las personas que perdieron la vida tratando de ayudar a sus familias. Septiembre 17.

 

Con amor,

Carls.

 

Escalante.carls@gmail.com

Twitter- @carla_cabo

Facebook- Sentidos Inexpertos