/ viernes 13 de diciembre de 2019

[Videogalería] Festejos a la Virgen con la tradición oaxaqueña en La Paz

En La Rinconada las familias reciben a la Virgen en sus casas, realizan rosarios, cánticos, ofrecen una gran cena y con mucha música y baile festejan a la Virgen

La Paz, Baja California Sur.- La mañana del 11 de diciembre, empieza muy activa, terminando de alistar el altar a la Virgen de Guadalupe, con luces navideñas, flores, veladoras y el tradicional nacimiento; pero también empezaron las jornadas con las labores para preparar la cena: comprar, lavar, pelar, picar, cocer, entre otras muchas más.

Por la tarde, los hombres empiezan los festejos escuchando música a alto volumen en sus casas o en sus carros, y poco a poco se empieza a sentir el ambiente más festivo en esta colonia, cuyo origen se remonta a poco más de 20 años cuando se dio una migración intensa de personas originarias de Guerrero y Oaxaca a La Paz que se albergaron en la actual colonia Rinconada, con la intención de buscar mejores condiciones de vida.

CONTRASTE DE TRADICIONES

Sin duda, las personas de la Rinconada son hombres y mujeres trabajadoras y muy devotas a estas tradiciones mexicanas y suelen tener mayor arraigo a estas por ser originarios de las regiones del centro del país, a diferencia de Baja California Sur, donde parecen pasar desapercibidas o son festejadas de forma diferente.

La tradición sudcaliforniana acostumbra en este día peregrinaciones con destino al Santuario donde se realiza una gran misa, mientras que en La Rinconada, el día de la Virgen conlleva todo un ritual, en el que desde 9 días antes, la familia anfitriona lleva a la Virgen cada día a una casa diferente donde permanece. Estos nueve días corresponden cada uno a un mes de embarazo, y finalmente el día 9, la Virgen regresa a la casa anfitriona donde hay un altar familiar.

FAMILIA ZAMORA

En este último día, que corresponde al 12 de diciembre, las familias más queridas y generosas abren las puertas de sus casas, como es el caso de la familia Zamora, y ahí, en el calor de su hogar reciben a los vecinos y familiares para rezar y ofrecer cánticos a la Virgen de Guadalupe en su gran patio frontal.

La familia de Juana Zamora, es originaria de Oaxaca y lleva 19 años viviendo en La Paz, donde no ha pasado un solo año que no realice un rosario en su casa y una cena en honor a la virgen en esta fecha.

Una guía al frente del altar dirige las oraciones, misterios, Padres Nuestros y Aves Marías, que el resto de las mujeres reunidas repiten en un murmullo lleno de gratitud, fe y devoción; también entonan algunos cánticos, entre los que no pueden faltar las mañanitas con las que terminan.

Así como se festeja el día de la Virgen Guadalupana, el 8 de diciembre también forma parte importante por ser el Día de la Virgen de Juquila.

Posteriormente, las familias anfitrionas sirven la cena a los asistentes y se crea una convivencia en la que en niños, niñas, mujeres y hombres de esta pequeña colonia en donde se puede apreciar la alegría y el amor, y sin duda un ambiente muy festivo característico de las fechas decembrinas.

Sin embargo, los devotos, mencionan que no se trata de un día para ellos, sino que todos procuran tener una Virgen en sus casas y ahí tener comunión; también existen aquellos que le hacen promesas a la Virgen cuando se encuentran atravesando momentos difíciles, y se comprometen a hacerle misas en estos días, así que las iglesias aledañas a la colonia no cesan de ofrecer misas en agradecimiento a diversos favores que María les concede.

VIRGEN DE JUQUILA

“La Virgen de Juquila es la Virgen de los negros”, mencionan los vecinos de La Rinconada; esta es originaria de la ciudad de Santa Catarina Juquila del estado de Oaxaca, y es a la que guardan aún más devoción y a la que realizan su fiesta el 8 de diciembre, fecha desde la que empiezan las festividades en la colonia, pues posterior a esto vienen los preparativos para el Día de la Virgen Guadalupana, y después vienen los preparativos para navidad en el que de igual manera llevan a la Virgen de casa en casa, realizan posadas y se hace una gran cena.

Esta forma tan característica de festejar de los oaxaqueños y guerrerenses, con sus grande ollas de comida, su amplia generosidad y su gran fe, hacen de la Rinconada un espacio donde se pueden vivir la experiencia de las tradiciones mexicanas de manera más intensa y fiel a sus orígenes, y que sin duda, han ayudado a visibilizar estas festividades en esta península tan alejada del resto de la república.

La Paz, Baja California Sur.- La mañana del 11 de diciembre, empieza muy activa, terminando de alistar el altar a la Virgen de Guadalupe, con luces navideñas, flores, veladoras y el tradicional nacimiento; pero también empezaron las jornadas con las labores para preparar la cena: comprar, lavar, pelar, picar, cocer, entre otras muchas más.

Por la tarde, los hombres empiezan los festejos escuchando música a alto volumen en sus casas o en sus carros, y poco a poco se empieza a sentir el ambiente más festivo en esta colonia, cuyo origen se remonta a poco más de 20 años cuando se dio una migración intensa de personas originarias de Guerrero y Oaxaca a La Paz que se albergaron en la actual colonia Rinconada, con la intención de buscar mejores condiciones de vida.

CONTRASTE DE TRADICIONES

Sin duda, las personas de la Rinconada son hombres y mujeres trabajadoras y muy devotas a estas tradiciones mexicanas y suelen tener mayor arraigo a estas por ser originarios de las regiones del centro del país, a diferencia de Baja California Sur, donde parecen pasar desapercibidas o son festejadas de forma diferente.

La tradición sudcaliforniana acostumbra en este día peregrinaciones con destino al Santuario donde se realiza una gran misa, mientras que en La Rinconada, el día de la Virgen conlleva todo un ritual, en el que desde 9 días antes, la familia anfitriona lleva a la Virgen cada día a una casa diferente donde permanece. Estos nueve días corresponden cada uno a un mes de embarazo, y finalmente el día 9, la Virgen regresa a la casa anfitriona donde hay un altar familiar.

FAMILIA ZAMORA

En este último día, que corresponde al 12 de diciembre, las familias más queridas y generosas abren las puertas de sus casas, como es el caso de la familia Zamora, y ahí, en el calor de su hogar reciben a los vecinos y familiares para rezar y ofrecer cánticos a la Virgen de Guadalupe en su gran patio frontal.

La familia de Juana Zamora, es originaria de Oaxaca y lleva 19 años viviendo en La Paz, donde no ha pasado un solo año que no realice un rosario en su casa y una cena en honor a la virgen en esta fecha.

Una guía al frente del altar dirige las oraciones, misterios, Padres Nuestros y Aves Marías, que el resto de las mujeres reunidas repiten en un murmullo lleno de gratitud, fe y devoción; también entonan algunos cánticos, entre los que no pueden faltar las mañanitas con las que terminan.

Así como se festeja el día de la Virgen Guadalupana, el 8 de diciembre también forma parte importante por ser el Día de la Virgen de Juquila.

Posteriormente, las familias anfitrionas sirven la cena a los asistentes y se crea una convivencia en la que en niños, niñas, mujeres y hombres de esta pequeña colonia en donde se puede apreciar la alegría y el amor, y sin duda un ambiente muy festivo característico de las fechas decembrinas.

Sin embargo, los devotos, mencionan que no se trata de un día para ellos, sino que todos procuran tener una Virgen en sus casas y ahí tener comunión; también existen aquellos que le hacen promesas a la Virgen cuando se encuentran atravesando momentos difíciles, y se comprometen a hacerle misas en estos días, así que las iglesias aledañas a la colonia no cesan de ofrecer misas en agradecimiento a diversos favores que María les concede.

VIRGEN DE JUQUILA

“La Virgen de Juquila es la Virgen de los negros”, mencionan los vecinos de La Rinconada; esta es originaria de la ciudad de Santa Catarina Juquila del estado de Oaxaca, y es a la que guardan aún más devoción y a la que realizan su fiesta el 8 de diciembre, fecha desde la que empiezan las festividades en la colonia, pues posterior a esto vienen los preparativos para el Día de la Virgen Guadalupana, y después vienen los preparativos para navidad en el que de igual manera llevan a la Virgen de casa en casa, realizan posadas y se hace una gran cena.

Esta forma tan característica de festejar de los oaxaqueños y guerrerenses, con sus grande ollas de comida, su amplia generosidad y su gran fe, hacen de la Rinconada un espacio donde se pueden vivir la experiencia de las tradiciones mexicanas de manera más intensa y fiel a sus orígenes, y que sin duda, han ayudado a visibilizar estas festividades en esta península tan alejada del resto de la república.

Municipios

Coronan a la Reina de la Juventud del Carnaval La Paz 2020

Este viernes 21 de febrero se coronó a Ana Paula Valadez

Municipios

No te pierdas mañana el desfile del carnaval

Participará un elevado número de carros alegóricos y comparsas conformadas por instituciones educativas, públicas, asociaciones y clubes

Municipios

Canirac se suma a “Un día sin mujeres” el 9 de marzo

Más del 60 % de las mujeres laboran en la industria restaurantera y el 50 % son sostén de su familia

Municipios

Jornada informativa de salud en Palo Bola

Las Secretaría de Salud tuvo acercamiento con niños y adolescentes de esta comunidad, así como de localidades cercanas

Local

Rememora UABCS al historiador Miguel León Portilla

El reconocido investigador, que falleció en octubre del año pasado, estaría cumpliendo 94 años este 22 de febrero

Local

El programa de estancias infantiles apoya a 220 familias

Los beneficiados son cerca de 850 niñas y niños.

Círculos

En la dulce espera de Dalia Nathaly

Hermosa fiesta para celebrar la próxima llegada de la alegría del hogar, sus papis la esperan con emoción

Círculos

Todo listo para el primer FemFest 2020

Realizarán concierto en el que participarán 9 grupos musicales que suman un total de 34 mujeres en el escenario