/ domingo 23 de junio de 2019

Guayabate y dulce de mango desde 1930, el legado de la Familia Silva

Cuya receta y tradición fue iniciada en 1930 por Juan Silva Cota en San Bartolo

Algo que distingue a cualquier lugar son sus tradiciones y costumbres, entre ellas sus vestimentas, bebidas, gastronomía y sus dulces regionales. En el caso de La Paz, el dulce de mango y de guayaba son los pilares. Estos tradicionales dulces, según versiones, tuvieron su origen en San Bartolo, Baja California Sur, donde estas frutas proliferan.

HISTORIA

Imelda Silva, conocida como parte de la famosa familia Silva, que son quienes mayor tradición tienen en cuanto al dulce regional en la zona, menciona que su abuelo Juan Silva Cota, originario de San Bartolo, compró su huerta en 1930 donde sembró guayaba y empezó a producir guayabate, pero debido a que el pueblo era pequeño su receta fue rápidamente replicada.

La huerta, la receta con sus tiempos, medidas y secretos, aún es conservada por la familia Silva, a través de la cual ya ha pasado por tres generaciones y endulzado a miles de turistas y residentes.

PRODUCCIÓN

Imelda cuenta que para poder producir y abastecer de dulces todo el estado trabajan duramente tanto en la huerta, sembrando, cosechando y cuidando los árboles frutales, así como en la propia elaboración de los dulces, la cual les lleva una jornada diaria de hasta 11 o 12 horas, en las cuales lunes y martes son dedicadas al dulce de guayaba y el resto de la semana al dulce de mango, aunque esto puede variar dependiendo de la temporada; mientras que intentan descansar los sábados, lo cual no siempre es posible debido a la demanda de los dulces.

En estas jornadas logran tener una producción de 120 barras de guayabate o bien dos cubetas de dulce de mango o de guayaba, las cuales se obtienen a través del trabajo de únicamente dos personas, e indirectamente otras más, pero todas parte de la familia.

Mira: [Video] Tacos Toño, más de 40 años sazonando la birria paceña

RESPONSABILIDAD Y TENDENCIAS

Imelda Silva es la única de entre la última generación de su familia que se interesó en este negocio, pues menciona que sus hermanos, primos, etc. decidieron emprender carreras profesionales y algunos también emigraron a otros estados, lo cual afecta la producción del dulce y la continuidad de la tradición, por lo cual los pocos productores sienten gran responsabilidad en mantener la calidad de sus productos y que de esta forma se mantenga la demanda de dulces y no muera la tradición, ya que de esta manera se continuará alimentando la economía local.

Además, agrega que no cualquiera puede hacer esto, pues implica una verdadera pasión y entrega, “esto es algo que te debe de nacer, como toda profesión, si no tienes la vocación no vas a obtener un buen resultado”, concluye Imelda.

"Nosotros sentimos que el consumo del dulce ha ido en aumento porque fuera de lo económico es algo más satisfactorio vender algo bueno, preocuparnos porque la fruta y el producto sea bueno, sabroso, últimamente es bonito que nos reconozcan por ser unos dulceros, que se preocupan por eso, que la gente nos diga que nos prefiere porque ven calidad en el producto”.

Algo que distingue a cualquier lugar son sus tradiciones y costumbres, entre ellas sus vestimentas, bebidas, gastronomía y sus dulces regionales. En el caso de La Paz, el dulce de mango y de guayaba son los pilares. Estos tradicionales dulces, según versiones, tuvieron su origen en San Bartolo, Baja California Sur, donde estas frutas proliferan.

HISTORIA

Imelda Silva, conocida como parte de la famosa familia Silva, que son quienes mayor tradición tienen en cuanto al dulce regional en la zona, menciona que su abuelo Juan Silva Cota, originario de San Bartolo, compró su huerta en 1930 donde sembró guayaba y empezó a producir guayabate, pero debido a que el pueblo era pequeño su receta fue rápidamente replicada.

La huerta, la receta con sus tiempos, medidas y secretos, aún es conservada por la familia Silva, a través de la cual ya ha pasado por tres generaciones y endulzado a miles de turistas y residentes.

PRODUCCIÓN

Imelda cuenta que para poder producir y abastecer de dulces todo el estado trabajan duramente tanto en la huerta, sembrando, cosechando y cuidando los árboles frutales, así como en la propia elaboración de los dulces, la cual les lleva una jornada diaria de hasta 11 o 12 horas, en las cuales lunes y martes son dedicadas al dulce de guayaba y el resto de la semana al dulce de mango, aunque esto puede variar dependiendo de la temporada; mientras que intentan descansar los sábados, lo cual no siempre es posible debido a la demanda de los dulces.

En estas jornadas logran tener una producción de 120 barras de guayabate o bien dos cubetas de dulce de mango o de guayaba, las cuales se obtienen a través del trabajo de únicamente dos personas, e indirectamente otras más, pero todas parte de la familia.

Mira: [Video] Tacos Toño, más de 40 años sazonando la birria paceña

RESPONSABILIDAD Y TENDENCIAS

Imelda Silva es la única de entre la última generación de su familia que se interesó en este negocio, pues menciona que sus hermanos, primos, etc. decidieron emprender carreras profesionales y algunos también emigraron a otros estados, lo cual afecta la producción del dulce y la continuidad de la tradición, por lo cual los pocos productores sienten gran responsabilidad en mantener la calidad de sus productos y que de esta forma se mantenga la demanda de dulces y no muera la tradición, ya que de esta manera se continuará alimentando la economía local.

Además, agrega que no cualquiera puede hacer esto, pues implica una verdadera pasión y entrega, “esto es algo que te debe de nacer, como toda profesión, si no tienes la vocación no vas a obtener un buen resultado”, concluye Imelda.

"Nosotros sentimos que el consumo del dulce ha ido en aumento porque fuera de lo económico es algo más satisfactorio vender algo bueno, preocuparnos porque la fruta y el producto sea bueno, sabroso, últimamente es bonito que nos reconozcan por ser unos dulceros, que se preocupan por eso, que la gente nos diga que nos prefiere porque ven calidad en el producto”.

Círculos

Oro, plata y bronce para BCS en Olimpiada Mexicana de Matemáticas

Así mismo, estudiantes sudcalifornianos obtuvieron dos platas en justas internacionales

Municipios

Aumenta el número de turistas en Los Cabos por “Thanksgiving”

Aeropuerto, hoteles, restaurantes y negocios son favorecidos por celebraciones como el Día de Acción de Gracias

Literatura

Guadalajara refrendará ser la Capital Mundial del Libro con la FIL 35

Con esta edición, la FIL refrenda su importancia y el impacto que ha tenido a nivel mundial

Literatura

OEM, presente en la 35 edición de la FIL

La OEM estará con toda su fuerza editorial de sus 47 periódicos, 43 sitios web y 24 estaciones de radio

Círculos

Mulegé se pintó de naranja con la marcha "Contigo nos Movemos Juntas"

Con ello se busca hacer conciencia sobre la eliminación de la violencia de género, promover el empoderamiento y participación activa de las mujeres

Policiaca

Personal naval rescata a un tripulante de un yate

Al estar buceando fue alcanzado por un pez marlín provocando una herida en el hombro en inmediaciones de Punta Entrada