/ miércoles 24 de abril de 2024

Esther comparte su sabiduría en otomí

Gracias a su dialecto, tuvo oportunidad de compartir espacio con Rigoberta Menchú

La Paz, Baja California Sur.- Desde pequeña Esther Allende Olvera siempre tuvo la inquietud de conocer cómo se escribía su dialecto, el otomí, una de las lenguas autóctonas de México, por lo que a pesar de no haber podido concluir sus estudios de primaria, logró acudir a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) para poder escribirlo.

Lee: Conoce al grupo de mujeres que tejen, cosen y pintan en el Jardín Velasco

El otomí es la séptima lengua más hablada en el país y de acuerdo con un censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), sus hablantes habitan en estados como Campeche, Hidalgo, Ciudad de México, Quintana Roo, Estado de México, Morelos, Aguascalientes, Michoacán, Puebla, Yucatán, entre otros.

“Soy este... instructora, promotora y traductora de mi idioma el otomí, a todos les digo lo que soy y lo que no debemos de perder por nuestros abuelos, padres y de la gente que ya falleció, no olvidarnos y de ese modo recordamos, hablando su idioma y las costumbres que tenían ellos hacerlo”, dijo Esther.

Las artesanías que elabora Esther las hace junto con su familia. Foto: Cyntia Castillejos / El Sudcaliforniano

La mujer quien se dedica a las labores del hogar es además tejedora en telar de cintura, una actividad de la época prehispánica y que se ha pasado de generación en generación en su etnia misma que le fue enseñada por sus padres y abuelos, además de que es una virtuosa cantante.

“Este es un camino de mesa que hice yo junto con la prenda que traigo puesta, a lo mejor como en un mes hago esto, ahorita estamos necesitados porque se nos cayó una casita con el huracán y venimos a reconstruir y voy a dar económicas las cosas porque necesitamos dinero, regularmente el camino de mesa está entre mil 500 y mil 800 pesos”, relató.

Los artículos se pueden adquirir en el Jardín Velasco los lunes y miércoles, de 9:00 de la mañana a 12:00 del mediodía, cuando un grupo de mujeres llega para hacer bordados y Esther exhibe junto a ellas sus más preciosos trabajos en blusas y otras artesanías de entre 20 pesos hasta los mil 800 pesos.

SU PASO POR LA UNIVERSIDAD

Debido al interés por su lengua materna, Esther comenzó a buscar la manera de llevarla de la lengua al papel, pues reconoce que hasta hace poco no sabía escribir, por lo que tuvo que asistir a la UAEM para poder cristalizar su idea.

Pulseras, llavero, aretes y hasta prendas más elaboradas como blusas y caminos de mesa son algunas de las artesanías que elabora Esther. Foto: Cyntia Castillejos / El Sudcaliforniano

“Por ejemplo para poder darle una enseñanza a los niños y a la gente que no sabe, tuve que ir a la universidad de Toluca porque soy de allá, a la UAEM y ahí fue donde aprendí mi escritura, porque yo le preguntaba a mis abuelitos y a mis padres que como se escribían las palabras que hablaban y mi padre me decía, no hija, es que no se escriben, se habla”, dijo.

Esther relató que ella se considera una mujer necia, pero gracias a eso, sus esfuerzos dieron fruto, pues ahora brinda talleres para comunidades hablantes del otomí en el país, impulso que le dieron personas allegadas a ella, quienes le instaron a prepararse para ese reto.

“Me siento muy orgullosa, porque aparte de las personas con las que me junto me decían: entiendes muy bien el idioma y lo hablas, ¿por qué no te vas a la universidad a que aprendas tu gramática y puedas dar talleres? Y yo les decía ¿cómo voy a ir a la universidad si no terminé la primaria? Pero me decían, es importante lo que tú sabes y sabiendo escritura, vas a poder dar talleres y eso fue lo que me impulsó a mí a ir a la universidad”, recordó.

Además, dijo que gracias a estos talleres ha podido viajar a estados como Chiapas, Campeche y otros más del país en donde ha instruido a los habitantes e incluso ha ido a concursar junto con otras etnias, e incluso gracias a su tenacidad logró conocer a Rigoberta Menchú.

“Me mandaron a Guatemala estuve con personas de otros países, estuvimos con Rigoberta Menchú, hubo una sede grande y me mandaron por parte de mi estado para estar allá, he ido a varios estados a compartir lo que yo sé y como ya ve que también sé cantar en mi idioma, eso me ha abierto puertas”, mencionó.

A Esther la han reconocido también a nivel local, pues la han invitado a participar en eventos del Museo de Artes de Baja California Sur (MUABCS) e incluso recibió un reconocimiento.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

“Francamente en esa ocasión no tuve oportunidad de estar en ese evento, pero yo les compartí lo que sé y mis compañeras compartieron con las personas lo que yo les había platicado e inclusive me dieron un reconocimiento y de ese modo yo me siento contenta y orgullosa de lo que soy, mujer indígena otomí”, declaró Esther.

La Paz, Baja California Sur.- Desde pequeña Esther Allende Olvera siempre tuvo la inquietud de conocer cómo se escribía su dialecto, el otomí, una de las lenguas autóctonas de México, por lo que a pesar de no haber podido concluir sus estudios de primaria, logró acudir a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) para poder escribirlo.

Lee: Conoce al grupo de mujeres que tejen, cosen y pintan en el Jardín Velasco

El otomí es la séptima lengua más hablada en el país y de acuerdo con un censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), sus hablantes habitan en estados como Campeche, Hidalgo, Ciudad de México, Quintana Roo, Estado de México, Morelos, Aguascalientes, Michoacán, Puebla, Yucatán, entre otros.

“Soy este... instructora, promotora y traductora de mi idioma el otomí, a todos les digo lo que soy y lo que no debemos de perder por nuestros abuelos, padres y de la gente que ya falleció, no olvidarnos y de ese modo recordamos, hablando su idioma y las costumbres que tenían ellos hacerlo”, dijo Esther.

Las artesanías que elabora Esther las hace junto con su familia. Foto: Cyntia Castillejos / El Sudcaliforniano

La mujer quien se dedica a las labores del hogar es además tejedora en telar de cintura, una actividad de la época prehispánica y que se ha pasado de generación en generación en su etnia misma que le fue enseñada por sus padres y abuelos, además de que es una virtuosa cantante.

“Este es un camino de mesa que hice yo junto con la prenda que traigo puesta, a lo mejor como en un mes hago esto, ahorita estamos necesitados porque se nos cayó una casita con el huracán y venimos a reconstruir y voy a dar económicas las cosas porque necesitamos dinero, regularmente el camino de mesa está entre mil 500 y mil 800 pesos”, relató.

Los artículos se pueden adquirir en el Jardín Velasco los lunes y miércoles, de 9:00 de la mañana a 12:00 del mediodía, cuando un grupo de mujeres llega para hacer bordados y Esther exhibe junto a ellas sus más preciosos trabajos en blusas y otras artesanías de entre 20 pesos hasta los mil 800 pesos.

SU PASO POR LA UNIVERSIDAD

Debido al interés por su lengua materna, Esther comenzó a buscar la manera de llevarla de la lengua al papel, pues reconoce que hasta hace poco no sabía escribir, por lo que tuvo que asistir a la UAEM para poder cristalizar su idea.

Pulseras, llavero, aretes y hasta prendas más elaboradas como blusas y caminos de mesa son algunas de las artesanías que elabora Esther. Foto: Cyntia Castillejos / El Sudcaliforniano

“Por ejemplo para poder darle una enseñanza a los niños y a la gente que no sabe, tuve que ir a la universidad de Toluca porque soy de allá, a la UAEM y ahí fue donde aprendí mi escritura, porque yo le preguntaba a mis abuelitos y a mis padres que como se escribían las palabras que hablaban y mi padre me decía, no hija, es que no se escriben, se habla”, dijo.

Esther relató que ella se considera una mujer necia, pero gracias a eso, sus esfuerzos dieron fruto, pues ahora brinda talleres para comunidades hablantes del otomí en el país, impulso que le dieron personas allegadas a ella, quienes le instaron a prepararse para ese reto.

“Me siento muy orgullosa, porque aparte de las personas con las que me junto me decían: entiendes muy bien el idioma y lo hablas, ¿por qué no te vas a la universidad a que aprendas tu gramática y puedas dar talleres? Y yo les decía ¿cómo voy a ir a la universidad si no terminé la primaria? Pero me decían, es importante lo que tú sabes y sabiendo escritura, vas a poder dar talleres y eso fue lo que me impulsó a mí a ir a la universidad”, recordó.

Además, dijo que gracias a estos talleres ha podido viajar a estados como Chiapas, Campeche y otros más del país en donde ha instruido a los habitantes e incluso ha ido a concursar junto con otras etnias, e incluso gracias a su tenacidad logró conocer a Rigoberta Menchú.

“Me mandaron a Guatemala estuve con personas de otros países, estuvimos con Rigoberta Menchú, hubo una sede grande y me mandaron por parte de mi estado para estar allá, he ido a varios estados a compartir lo que yo sé y como ya ve que también sé cantar en mi idioma, eso me ha abierto puertas”, mencionó.

A Esther la han reconocido también a nivel local, pues la han invitado a participar en eventos del Museo de Artes de Baja California Sur (MUABCS) e incluso recibió un reconocimiento.

Suscríbete aquí a la edición digital de El Sudcaliforniano

“Francamente en esa ocasión no tuve oportunidad de estar en ese evento, pero yo les compartí lo que sé y mis compañeras compartieron con las personas lo que yo les había platicado e inclusive me dieron un reconocimiento y de ese modo yo me siento contenta y orgullosa de lo que soy, mujer indígena otomí”, declaró Esther.

Local

Más de 70 embarcaciones varadas continúan dañando la bahía de La Paz

La embarcaciones se encuentran así desde hace 7 meses, cuando el huracán Norma golpeó a Baja California Sur

Círculos

¡Vuelven los Software Music Awards! Aquí están los nominados

Conoce los videos de estudiantes de la licenciatura de comunicación que quieren alzarse con este título

Local

Dan plazo para regularizar autos de procedencia extranjera

Propietarios deberán presentarse con su vehículo en los módulos de regularización vehicular establecidos

Local

Regreso a clases este lunes: maestros

Termina el paro pero la lucha sigue, señala el magisterio

Municipios

Esperan se pongan al corriente alumnos tras paro del magisterio

Asociación de padres de familia en Los Cabos esperan que docentes se enfoquen en recuperar el tiempo perdido

Círculos

Plasman la contaminación a través del arte en La Paz

Ariosto y Francisco buscan visibilizar la conservación medioambiental y la denuncia del maltrato a la naturaleza