/ jueves 6 de diciembre de 2018

[Video] El caldo de piedra de Mamá Nalita, una excelente cocinera

La señora Bernarda Hernández Leal, llegó a tierras sudcalifornianas, procedente de su natal San Juan Cacahuatepec Oaxaca, hace 33 años

La comida típica oaxaqueña es de las más representativas de México, denominada además como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Esta gastronomía es parte de la expresión de nuestra identidad cultural milenaria y ancestral. En esta ciudad capital podemos encontrar un sitio lleno de magia, colores, sabores y aromas típicos de la gastronomía oaxaqueña: “Mamá Nalita”.

Uno de los platillos más recomendados que ofrece el establecimiento es el caldo de piedra; una mezcla de camarones, pescado, cebolla, chile, jitomate, cilantro y epazote con piedras al rojo vivo en una jícara.

Sopa de Piedra. Foto: Julián García

Para este platillo originario de Oaxaca se utilizan las piedras del río, ya que éstas no explotan ni se despedazan al tiempo de cocción.

En el restaurante también se venden blusas, guayaberas y vestidos artesanales.

En entrevista exclusiva para El Sudcaliforniano, la Sra. Bernarda Hernández Leal, mejor conocida como "Mamá Nalita", dio a conocer que llegó procedente de su natal San Juan Cacahuatepec Oaxaca (cuna del cantautor y compositor de fama internacional Álvaro Carrillo) hace 33 años a estas tierras.

Lee: Mole de caderas: de comida de peones a platillo premium

Al cuestionarle si su gusto por la gastronomía es heredado, afirmó que ésta es una herencia por parte de sus padres, ya que su madre era chocolatera y preparaba mole para las bodas; mientras que su padre es carnicero. "Desde pequeña me gusta la cocina, con ver a mis padres guisar fui aprendiendo”, abundó.

Prosiguiendo con la entrevista, doña Bernarda, quien además tiene 20 años vendiendo los exquisitos tamales oaxaqueños, dijo que inició con la ayuda de su esposo y de sus hijos y, posteriormente, empezó a recibir pedidos para fiestas, siendo así como se inició en la venta de comida.

Foto: Julián García


"Varios años estuvimos vendiendo tamales en el parque Revolución, ahí la gente nos fue conociendo. También cada año vendemos durante la noche de El Grito, así como en los parques, en el malecón, carnavales, Fiestas de Fundación de La Paz, en coordinación con la Asociación de Oaxaqueños Radicados en BCS. De igual forma, tenemos dos años trabajando en el bar La Miserable, donde vendemos el mezcal oaxaqueño y algunos de nuestros platillos, ahí trabajamos una vez al mes”, indicó.

Sobre su restaurante "Mamá Nalita" (mote que proviene de cómo le decían sus nietos más grandes Mamá/Alita), refirió que desde hace ocho meses pudo concretar este proyecto familiar que había soñado desde hace varios años."Gracias a Dios ya estamos aquí, el 15 de abril día de mi cumpleaños inauguramos el local”, detalló.

Resaltó que en su negocio se esmera, principalmente, por brindar calidez a los comensales preocupándose por hacerlos sentir como en casa. "Nosotros tratamos de recibirlos bien a todos y ofrecerles una rica comida: tlayudas, memelas, quesadillas de huitlacoche, champiñón (que no es muy común en BCS, pero la gente ha aceptado muy bien)", manifestó.

Mi mamá (que lamentablemente falleció hace poco) fue quien me impulsó para iniciar con este negocio. Ella me dio muchas fuerzas, me decía: ‘hija tú puedes’, así fue cómo surgió todo esto", Bernarda Hernández Leal, “Mamá Nalita”

La comida típica oaxaqueña es de las más representativas de México, denominada además como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Esta gastronomía es parte de la expresión de nuestra identidad cultural milenaria y ancestral. En esta ciudad capital podemos encontrar un sitio lleno de magia, colores, sabores y aromas típicos de la gastronomía oaxaqueña: “Mamá Nalita”.

Uno de los platillos más recomendados que ofrece el establecimiento es el caldo de piedra; una mezcla de camarones, pescado, cebolla, chile, jitomate, cilantro y epazote con piedras al rojo vivo en una jícara.

Sopa de Piedra. Foto: Julián García

Para este platillo originario de Oaxaca se utilizan las piedras del río, ya que éstas no explotan ni se despedazan al tiempo de cocción.

En el restaurante también se venden blusas, guayaberas y vestidos artesanales.

En entrevista exclusiva para El Sudcaliforniano, la Sra. Bernarda Hernández Leal, mejor conocida como "Mamá Nalita", dio a conocer que llegó procedente de su natal San Juan Cacahuatepec Oaxaca (cuna del cantautor y compositor de fama internacional Álvaro Carrillo) hace 33 años a estas tierras.

Lee: Mole de caderas: de comida de peones a platillo premium

Al cuestionarle si su gusto por la gastronomía es heredado, afirmó que ésta es una herencia por parte de sus padres, ya que su madre era chocolatera y preparaba mole para las bodas; mientras que su padre es carnicero. "Desde pequeña me gusta la cocina, con ver a mis padres guisar fui aprendiendo”, abundó.

Prosiguiendo con la entrevista, doña Bernarda, quien además tiene 20 años vendiendo los exquisitos tamales oaxaqueños, dijo que inició con la ayuda de su esposo y de sus hijos y, posteriormente, empezó a recibir pedidos para fiestas, siendo así como se inició en la venta de comida.

Foto: Julián García


"Varios años estuvimos vendiendo tamales en el parque Revolución, ahí la gente nos fue conociendo. También cada año vendemos durante la noche de El Grito, así como en los parques, en el malecón, carnavales, Fiestas de Fundación de La Paz, en coordinación con la Asociación de Oaxaqueños Radicados en BCS. De igual forma, tenemos dos años trabajando en el bar La Miserable, donde vendemos el mezcal oaxaqueño y algunos de nuestros platillos, ahí trabajamos una vez al mes”, indicó.

Sobre su restaurante "Mamá Nalita" (mote que proviene de cómo le decían sus nietos más grandes Mamá/Alita), refirió que desde hace ocho meses pudo concretar este proyecto familiar que había soñado desde hace varios años."Gracias a Dios ya estamos aquí, el 15 de abril día de mi cumpleaños inauguramos el local”, detalló.

Resaltó que en su negocio se esmera, principalmente, por brindar calidez a los comensales preocupándose por hacerlos sentir como en casa. "Nosotros tratamos de recibirlos bien a todos y ofrecerles una rica comida: tlayudas, memelas, quesadillas de huitlacoche, champiñón (que no es muy común en BCS, pero la gente ha aceptado muy bien)", manifestó.

Mi mamá (que lamentablemente falleció hace poco) fue quien me impulsó para iniciar con este negocio. Ella me dio muchas fuerzas, me decía: ‘hija tú puedes’, así fue cómo surgió todo esto", Bernarda Hernández Leal, “Mamá Nalita”

Policiaca

Rescatan de la sierra, con apoyo de un helicóptero, a un adulto mayor

Paramédicos tardaron toda la noche en llegar hasta el lugar

Municipios

En Loreto decomisan 2500 piezas de pirotecnia

Estas acciones fueron posibles gracias a las denuncias de ciudadanos comprometidos con la seguridad

Política

Nombran a nuevo presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos

Andrés Peñaloza Méndez sustituirá a Basilio González Núñez, quien estaba al frente del organismo desde 1991

Mundo

En el limbo más de 20 millones de personas en EU tras fin del Obamacare

Un juez federal estadounidense declaró hoy inconstitucional la ley sanitaria de Estados Unidos, el legado más preciado de la presidencia de Obama

Gossip

Filtran lista con las favoritas para ganar Miss Universo y ¡está México!

En las redes sociales se filtró una supuesta lista con las 20 finalistas

Mundo

Gobierno de Trump niega responsabilidad en muerte de niña migrante

La Casa Blanca describió lo sucedido como una "situación trágica" y "horrenda" y anunciaron una investigación del caso

Finanzas

Reabrir renegociación del T-MEC, peligroso como una Caja de Pandora: Ebrard

El canciller se reunió con senadores para explicarles que es mejor no modificar el acuerdo con Estados Unidos y Canadá

Doble Vía

Peña Nieto aparece en restaurante y revelan su platillo favorito

Los empleados del mesón María Argentina aprovecharon su presencia para tomarse una selfie; conoce aquí el menú del lugar