/ jueves 6 de diciembre de 2018

[Video] El caldo de piedra de Mamá Nalita, una excelente cocinera

La señora Bernarda Hernández Leal, llegó a tierras sudcalifornianas, procedente de su natal San Juan Cacahuatepec Oaxaca, hace 33 años

La comida típica oaxaqueña es de las más representativas de México, denominada además como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Esta gastronomía es parte de la expresión de nuestra identidad cultural milenaria y ancestral. En esta ciudad capital podemos encontrar un sitio lleno de magia, colores, sabores y aromas típicos de la gastronomía oaxaqueña: “Mamá Nalita”.

Uno de los platillos más recomendados que ofrece el establecimiento es el caldo de piedra; una mezcla de camarones, pescado, cebolla, chile, jitomate, cilantro y epazote con piedras al rojo vivo en una jícara.

Sopa de Piedra. Foto: Julián García

Para este platillo originario de Oaxaca se utilizan las piedras del río, ya que éstas no explotan ni se despedazan al tiempo de cocción.

En el restaurante también se venden blusas, guayaberas y vestidos artesanales.

En entrevista exclusiva para El Sudcaliforniano, la Sra. Bernarda Hernández Leal, mejor conocida como "Mamá Nalita", dio a conocer que llegó procedente de su natal San Juan Cacahuatepec Oaxaca (cuna del cantautor y compositor de fama internacional Álvaro Carrillo) hace 33 años a estas tierras.

Lee: Mole de caderas: de comida de peones a platillo premium

Al cuestionarle si su gusto por la gastronomía es heredado, afirmó que ésta es una herencia por parte de sus padres, ya que su madre era chocolatera y preparaba mole para las bodas; mientras que su padre es carnicero. "Desde pequeña me gusta la cocina, con ver a mis padres guisar fui aprendiendo”, abundó.

Prosiguiendo con la entrevista, doña Bernarda, quien además tiene 20 años vendiendo los exquisitos tamales oaxaqueños, dijo que inició con la ayuda de su esposo y de sus hijos y, posteriormente, empezó a recibir pedidos para fiestas, siendo así como se inició en la venta de comida.

Foto: Julián García


"Varios años estuvimos vendiendo tamales en el parque Revolución, ahí la gente nos fue conociendo. También cada año vendemos durante la noche de El Grito, así como en los parques, en el malecón, carnavales, Fiestas de Fundación de La Paz, en coordinación con la Asociación de Oaxaqueños Radicados en BCS. De igual forma, tenemos dos años trabajando en el bar La Miserable, donde vendemos el mezcal oaxaqueño y algunos de nuestros platillos, ahí trabajamos una vez al mes”, indicó.

Sobre su restaurante "Mamá Nalita" (mote que proviene de cómo le decían sus nietos más grandes Mamá/Alita), refirió que desde hace ocho meses pudo concretar este proyecto familiar que había soñado desde hace varios años."Gracias a Dios ya estamos aquí, el 15 de abril día de mi cumpleaños inauguramos el local”, detalló.

Resaltó que en su negocio se esmera, principalmente, por brindar calidez a los comensales preocupándose por hacerlos sentir como en casa. "Nosotros tratamos de recibirlos bien a todos y ofrecerles una rica comida: tlayudas, memelas, quesadillas de huitlacoche, champiñón (que no es muy común en BCS, pero la gente ha aceptado muy bien)", manifestó.

Mi mamá (que lamentablemente falleció hace poco) fue quien me impulsó para iniciar con este negocio. Ella me dio muchas fuerzas, me decía: ‘hija tú puedes’, así fue cómo surgió todo esto", Bernarda Hernández Leal, “Mamá Nalita”

La comida típica oaxaqueña es de las más representativas de México, denominada además como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Esta gastronomía es parte de la expresión de nuestra identidad cultural milenaria y ancestral. En esta ciudad capital podemos encontrar un sitio lleno de magia, colores, sabores y aromas típicos de la gastronomía oaxaqueña: “Mamá Nalita”.

Uno de los platillos más recomendados que ofrece el establecimiento es el caldo de piedra; una mezcla de camarones, pescado, cebolla, chile, jitomate, cilantro y epazote con piedras al rojo vivo en una jícara.

Sopa de Piedra. Foto: Julián García

Para este platillo originario de Oaxaca se utilizan las piedras del río, ya que éstas no explotan ni se despedazan al tiempo de cocción.

En el restaurante también se venden blusas, guayaberas y vestidos artesanales.

En entrevista exclusiva para El Sudcaliforniano, la Sra. Bernarda Hernández Leal, mejor conocida como "Mamá Nalita", dio a conocer que llegó procedente de su natal San Juan Cacahuatepec Oaxaca (cuna del cantautor y compositor de fama internacional Álvaro Carrillo) hace 33 años a estas tierras.

Lee: Mole de caderas: de comida de peones a platillo premium

Al cuestionarle si su gusto por la gastronomía es heredado, afirmó que ésta es una herencia por parte de sus padres, ya que su madre era chocolatera y preparaba mole para las bodas; mientras que su padre es carnicero. "Desde pequeña me gusta la cocina, con ver a mis padres guisar fui aprendiendo”, abundó.

Prosiguiendo con la entrevista, doña Bernarda, quien además tiene 20 años vendiendo los exquisitos tamales oaxaqueños, dijo que inició con la ayuda de su esposo y de sus hijos y, posteriormente, empezó a recibir pedidos para fiestas, siendo así como se inició en la venta de comida.

Foto: Julián García


"Varios años estuvimos vendiendo tamales en el parque Revolución, ahí la gente nos fue conociendo. También cada año vendemos durante la noche de El Grito, así como en los parques, en el malecón, carnavales, Fiestas de Fundación de La Paz, en coordinación con la Asociación de Oaxaqueños Radicados en BCS. De igual forma, tenemos dos años trabajando en el bar La Miserable, donde vendemos el mezcal oaxaqueño y algunos de nuestros platillos, ahí trabajamos una vez al mes”, indicó.

Sobre su restaurante "Mamá Nalita" (mote que proviene de cómo le decían sus nietos más grandes Mamá/Alita), refirió que desde hace ocho meses pudo concretar este proyecto familiar que había soñado desde hace varios años."Gracias a Dios ya estamos aquí, el 15 de abril día de mi cumpleaños inauguramos el local”, detalló.

Resaltó que en su negocio se esmera, principalmente, por brindar calidez a los comensales preocupándose por hacerlos sentir como en casa. "Nosotros tratamos de recibirlos bien a todos y ofrecerles una rica comida: tlayudas, memelas, quesadillas de huitlacoche, champiñón (que no es muy común en BCS, pero la gente ha aceptado muy bien)", manifestó.

Mi mamá (que lamentablemente falleció hace poco) fue quien me impulsó para iniciar con este negocio. Ella me dio muchas fuerzas, me decía: ‘hija tú puedes’, así fue cómo surgió todo esto", Bernarda Hernández Leal, “Mamá Nalita”

Municipios

Multa de más de 8 mil pesos por tirar escombro en arroyos

Con los recorridos que ha comenzado a implementar la Policía ya son tres las personas sancionadas

Local

Habrá en San Antonio mejor calidad del agua con mina

Los estudios presentados ante el gobierno federal demuestran mejoras en el acuífero

OMG!

¡Increíble! no abrió su paracaídas y sobrevive

Personas que se encontraban en la zona de la playa 8 Cascadas de Los Cabos quedaron sorprendidas

Local

Habrá en San Antonio mejor calidad del agua con mina

Los estudios presentados ante el gobierno federal demuestran mejoras en el acuífero

Municipios

Destina Ayuntamiento de La Paz 46.5 millones en programas sociales

Para ciudadanos más necesitados que habitan en la zona rural y urbana del municipio

Local

IEEA convocan a examen abierto de primaria y secundaria

Con solo un examen, quienes se interesen pueden obtener su certificado

Local

El PAN se encuentra listo para el 2021: Carlos Rochín

El mensaje que se dio para todos los militantes el pasado domingo en la Asamblea Estatal es que deben ir despacio

Local

Escuelas viejas en BCS, problemas con instalaciones eléctricas

Fueron construidas en respuesta a las necesidades de su época, hoy se ven rebasados y representan un riesgo en el cual trabaja la SEP