/ lunes 18 de septiembre de 2017

Proyectos

Quiero platicarles que estoy muy feliz y emocionada porque estoy colaborando en dos proyectos muy bonitos, que hacen que mi corazón se llene de alegría y en algunas ocasiones se me haga chiquito y hasta un nudo en la panza.

A los que ya me conocen, sabrán que soy una persona muy sensible entonces cualquier tema emotivo me pone la piel chinita y en los días más débiles de la mujer todo se puede tornar en un mar de lágrimas.

Pero a veces las lágrimas son buenas, son una limpieza y una formar de expresar lo que estás sintiendo dentro de ti. En muchas de las ocasiones, las personas reprimen todo tipo de sentimientos y dicen, dicen por ahí que si te guardas las cosas, ya sean tensiones, presiones, enojos o tristeza es cuando vienen las enfermedades.

Les contaba de mis proyectos. Estoy apoyando a una asociación que tiene como objetivo principal combatir el cáncer de mama pero de igual manera, otro de sus objetivos es educar y apoyar a la gente que está en esta batalla, ya sean las mismas mujeres que lo padecen o los familiares que están con ellos durante este duro proceso. Aunque es reciente, es un proyecto que me hace quitarme la venda de los ojos, tener un poco de miedo porque es algo que existe y uno nunca sabe si pasaremos por esa batalla, ya que es una de las enfermedades que llega silenciosamente y representa la segunda causa de muerte en mujeres a nivel mundial por lo cual se posiciona en México como la primera causa de muerte. El cáncer de mamá genera 60 casos diarios por lo que la prevención y la promoción de la salud es uno de los pilares de este proyecto.

Este proyecto me ha hecho sensibilizarme ante esta enfermedad, que muchas veces pensamos no llegará, que a nosotros no nos afectará, pero el simple hecho de estar presente en las pláticas me hace ya ser parte de ellas, que se sientan con la necesidad de preguntarme dónde solicitar ayuda o qué me cuenten sobre sus tratamientos, me hace tener el deber de estar aquí, ayudar y seguir adelante. Aunque sea solamente en pasar la voz sobre la donación de sangre, algo es algo. Apenas empieza pero sé que lograremos mucho. Abajo les dejo los links para que nos sigan en redes sociales y se sumen más a esta hermosa labor.

Otro proyecto es el de un colegio que tiene kínder, primaria y secundaria. También para los que me conocen, sabrán que me encantan los niñ@s pequeños, en especial los que van en maternal. Los que apenas empiezan a hablar y que te cuentan sus historias aunque en realidad no pueden decir ni una sola palabra.

Hace dos semanas, fui a una presentación del equipo en la mañana y pude presenciar cuando los niños iban llegando, la mayoría muy felices pero hubo un niño en particular que estaba llorando, su hermana lo llevaba de la mano, su mochila era casi de su tamaño, y ella le decía que no debía de llorar, que ya era hora de entrar y que ella se tenía que ir a formar porque su timbre de entrada ya había sonado.

¿Cómo puede ser que una personita tan chiquita llore con tanto sentimiento?, no vayan a creer que le hacen daño o qué no la pasa bien en la escuela, lo que pasa es que era el regreso a clases y estoy segura que la había pasado de maravilla en sus vacaciones y siempre volver a la escuela puede ser un paso difícil o incómodo, más para un chiquitín de kínder.

Me puse a pensar en mi hermano menor, hubo ocasiones en que yo lo acompañaba a la entrada de su escuela y que no quería quedarse o que él nos esperaba a que nosotras saliéramos. El siempre ha sido muy independiente pero hubo ocasiones en que si les puse un alto a otros compañeros más grandes que lo molestaban y ¿saben qué? Lo haría de nuevo, siempre.

Porque nosotros tenemos esa responsabilidad, la de cuidar y ver por el futuro de los menores. Me parece un proyecto muy noble, trabajar con niños porque al final de cuentas, aunque suene cliché es real. Los niños son el futuro, de nosotros depende como serán de grandes, el camino que les mostremos, llevarlos de la mano en este mundo que día con día está más loco. Enseñarles a ser fuertes, responsables y a defenderse, a luchar por sus ideales y que crean que todo es posible. Que estudien, que sean educados y que se sepan comunicar, porque al final de cuentas, allá afuera no importa si tuviste puros 10 en todas las materias o te aseguro que el teorema de Pitágoras no será algo que te pregunten en la entrevista de trabajo.

Allá afuera lo que importa es lo que sabes hacer, ¿cómo manejas la presión?, se fijan en que seas educado y responsable, que sepas hablar en público y más que nada, que tengas el corazón y las ganas de salir adelante.

En fin, solo les quería compartir un poquito de felicidad, a pesar de las cosas feas que están pasando en el mundo, no nos queda de otra más que echarle todos los kilos y seguir.

Aquí las redes de la fundación, nos pueden encontrar en Facebook como @Breast Cancer Society Foundation y un favor, ayúdenos a correr la voz.

Con amor,

Carls.

Escalante.carls@gmail.com

Twitter- @carla_cabo

Facebook- Sentidos Inexpertos

Quiero platicarles que estoy muy feliz y emocionada porque estoy colaborando en dos proyectos muy bonitos, que hacen que mi corazón se llene de alegría y en algunas ocasiones se me haga chiquito y hasta un nudo en la panza.

A los que ya me conocen, sabrán que soy una persona muy sensible entonces cualquier tema emotivo me pone la piel chinita y en los días más débiles de la mujer todo se puede tornar en un mar de lágrimas.

Pero a veces las lágrimas son buenas, son una limpieza y una formar de expresar lo que estás sintiendo dentro de ti. En muchas de las ocasiones, las personas reprimen todo tipo de sentimientos y dicen, dicen por ahí que si te guardas las cosas, ya sean tensiones, presiones, enojos o tristeza es cuando vienen las enfermedades.

Les contaba de mis proyectos. Estoy apoyando a una asociación que tiene como objetivo principal combatir el cáncer de mama pero de igual manera, otro de sus objetivos es educar y apoyar a la gente que está en esta batalla, ya sean las mismas mujeres que lo padecen o los familiares que están con ellos durante este duro proceso. Aunque es reciente, es un proyecto que me hace quitarme la venda de los ojos, tener un poco de miedo porque es algo que existe y uno nunca sabe si pasaremos por esa batalla, ya que es una de las enfermedades que llega silenciosamente y representa la segunda causa de muerte en mujeres a nivel mundial por lo cual se posiciona en México como la primera causa de muerte. El cáncer de mamá genera 60 casos diarios por lo que la prevención y la promoción de la salud es uno de los pilares de este proyecto.

Este proyecto me ha hecho sensibilizarme ante esta enfermedad, que muchas veces pensamos no llegará, que a nosotros no nos afectará, pero el simple hecho de estar presente en las pláticas me hace ya ser parte de ellas, que se sientan con la necesidad de preguntarme dónde solicitar ayuda o qué me cuenten sobre sus tratamientos, me hace tener el deber de estar aquí, ayudar y seguir adelante. Aunque sea solamente en pasar la voz sobre la donación de sangre, algo es algo. Apenas empieza pero sé que lograremos mucho. Abajo les dejo los links para que nos sigan en redes sociales y se sumen más a esta hermosa labor.

Otro proyecto es el de un colegio que tiene kínder, primaria y secundaria. También para los que me conocen, sabrán que me encantan los niñ@s pequeños, en especial los que van en maternal. Los que apenas empiezan a hablar y que te cuentan sus historias aunque en realidad no pueden decir ni una sola palabra.

Hace dos semanas, fui a una presentación del equipo en la mañana y pude presenciar cuando los niños iban llegando, la mayoría muy felices pero hubo un niño en particular que estaba llorando, su hermana lo llevaba de la mano, su mochila era casi de su tamaño, y ella le decía que no debía de llorar, que ya era hora de entrar y que ella se tenía que ir a formar porque su timbre de entrada ya había sonado.

¿Cómo puede ser que una personita tan chiquita llore con tanto sentimiento?, no vayan a creer que le hacen daño o qué no la pasa bien en la escuela, lo que pasa es que era el regreso a clases y estoy segura que la había pasado de maravilla en sus vacaciones y siempre volver a la escuela puede ser un paso difícil o incómodo, más para un chiquitín de kínder.

Me puse a pensar en mi hermano menor, hubo ocasiones en que yo lo acompañaba a la entrada de su escuela y que no quería quedarse o que él nos esperaba a que nosotras saliéramos. El siempre ha sido muy independiente pero hubo ocasiones en que si les puse un alto a otros compañeros más grandes que lo molestaban y ¿saben qué? Lo haría de nuevo, siempre.

Porque nosotros tenemos esa responsabilidad, la de cuidar y ver por el futuro de los menores. Me parece un proyecto muy noble, trabajar con niños porque al final de cuentas, aunque suene cliché es real. Los niños son el futuro, de nosotros depende como serán de grandes, el camino que les mostremos, llevarlos de la mano en este mundo que día con día está más loco. Enseñarles a ser fuertes, responsables y a defenderse, a luchar por sus ideales y que crean que todo es posible. Que estudien, que sean educados y que se sepan comunicar, porque al final de cuentas, allá afuera no importa si tuviste puros 10 en todas las materias o te aseguro que el teorema de Pitágoras no será algo que te pregunten en la entrevista de trabajo.

Allá afuera lo que importa es lo que sabes hacer, ¿cómo manejas la presión?, se fijan en que seas educado y responsable, que sepas hablar en público y más que nada, que tengas el corazón y las ganas de salir adelante.

En fin, solo les quería compartir un poquito de felicidad, a pesar de las cosas feas que están pasando en el mundo, no nos queda de otra más que echarle todos los kilos y seguir.

Aquí las redes de la fundación, nos pueden encontrar en Facebook como @Breast Cancer Society Foundation y un favor, ayúdenos a correr la voz.

Con amor,

Carls.

Escalante.carls@gmail.com

Twitter- @carla_cabo

Facebook- Sentidos Inexpertos

martes 16 de abril de 2019

Quizás

miércoles 25 de julio de 2018

Dulces emociones

sábado 03 de marzo de 2018

Wakanda Forever

miércoles 10 de enero de 2018

Un brindis por ti

lunes 30 de octubre de 2017

Conociendo un poco de Colombia

sábado 07 de octubre de 2017

Historia es un caso de la vida real

lunes 18 de septiembre de 2017

Proyectos

Cargar Más