/ martes 15 de octubre de 2019

Pesca y presupuesto

Por disposición constitucional expresa, a la cámara de diputados le están reservadas atribuciones legislativas, jurisdiccionales y administrativas; el ejemplo más específico de éstas últimas, a las que hoy me quiero referir, es la facultad exclusiva de examinar, discutir y aprobar anualmente el presupuesto de egresos de la federación, una vez aprobadas las contribuciones que, a su juicio, deben decretarse para cubrirlo.

El presupuesto de egresos es pues, el documento más importante en el que se establecen políticas públicas, los montos de dinero proyectados para cumplimentar las tareas que se propone realizar el gobierno en un ejercicio fiscal o aquellas que le solicitan o demandan los diversos sectores sociales.

Con la finalidad de dar cumplimiento a ésta, los trabajos de análisis y discusión se llevan a cabo bajo una metodología muy definida -inveterada- primeramente por razón de la materia, correspondiéndole a cada una de las comisiones ordinarias en funciones (actualmente 48), que son órganos técnicos de dictaminación, analizar el tema que corresponda y realizar las observaciones y sugerencias que considere pertinentes, para posteriormente hacer florecer el análisis general en el pleno, quien finalmente, mediante el voto mayoritario, aprueba en su caso, el presupuesto.

En ocasión del envío a la Cámara de diputados del proyecto de presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2020, esta semana han iniciado las tareas de examinación del mismo, permitiéndome abordar en esta oportunidad lo realizado en la Comisión de Pesca, donde para mejor comprensión de las proyecciones de gasto, acciones programadas y resultados esperados en materia de pesca y acuacultura, además de reuniones diversas de los diputados integrantes, se han realizado también reuniones con las autoridades del sector: SADER, CONAPESCA E INAPESCA, quienes ante cuestionamientos directos han ofrecido argumentación y motivación para sostener su proyección y a quienes hemos expresado que, dentro del marco de austeridad implementa por el gobierno federal, se debe asumir que la actividad pesquera del país juega un papel importante, sobre todo por cuanto hace a la meta aspiracional de alcanzar la soberanía y autosuficiencia alimentaria mexicana; con esa mira, aderezada con la realidad que nos indica la necesidad de que el sector pesquero del país debe ordenarse, impulsarse y desarrollarse, hemos encontrado que dentro del proyecto de presupuesto se contempla el rubro especifico nominado “Programas para el desarrollo pesquero y acuícola 2020” el cual es la hoja de ruta sobre el que transitarán las tareas de las autoridades del sector con la meta antes apuntada; así, entendemos que se suprimieron y compactaron componentes o programas respecto al formato de presupuesto que hasta el año pasado se utilizó, reduciendo en esta materia de 20 a 9 programas en general cuyo impacto se pondrá a prueba en 2020, dado que, se dice, contienen políticas para empezar a corregir las sinergias de corrupción histórica en dicho sector.

Los tres componentes generales (programas) que contempla el proyecto son: 1.- el relativo al impulso a la producción, donde se enlistan el equipamiento y mejora de embarcaciones mayores y menores, obras de infraestructura pesquera y acuícola, apoyo a energéticos en general, Bienpesca y, capacitación y asistencia técnica; 2.-Componente de impulso a la acuacultura, que enlista el desarrollo a la acuacultura y a la maricultura, y el 3.-Componente impulso a la trasformación y comercialización, que engloba los programas de trasformación y desarrollo de cadenas productivas y la comercialización y promoción (del fomento a los productos).

Incidiendo en que los temas más recurrentes que nos ha venido planteando el sector pesquero son en materia de ordenamiento e inspección y vigilancia pesquera y acuícola, se nos ha adelantado que serán las dos actividades sustantivas que se propone como meta CONAPESCA en el ejercicio 2020, mismas que, como componente, se vienen eliminando bajo reglas de operación, para incluir estas actividades en la modalidad de gasto corriente, pues se pretende que esta instancia absorba al cien por ciento esta responsabilidad, impulsando una política ordenada sin simulaciones con las entidades de la república, para que de forma corresponsable se realicen éstas, entendiendo que si bien la pesca es un tema federal existe problemática regionalizada disímbola que requiere atención inmediata y coordinada.

Las reuniones de análisis y discusión sin duda serán prolijas, hemos adelantado argumentos poniendo el acento en Baja California Sur, el estado que mayor número de kilometros de litoral tiene con respecto al resto de los estados que integran el pacto federal, lo que de suyo es argumento de peso para su consideración presupuestaria, entendiendo desde luego las asimetrías del sector en el territorio nacional y la expresada intensión de condicionar, en lo posible, una homogenización de condiciones más favorables para todos los pescadores del país.

Diputa federal por el Partido del Trabajo

Fungió como secretaria general del IEE de BCS

ruth.garcia@diputados.gob.mx.

Por disposición constitucional expresa, a la cámara de diputados le están reservadas atribuciones legislativas, jurisdiccionales y administrativas; el ejemplo más específico de éstas últimas, a las que hoy me quiero referir, es la facultad exclusiva de examinar, discutir y aprobar anualmente el presupuesto de egresos de la federación, una vez aprobadas las contribuciones que, a su juicio, deben decretarse para cubrirlo.

El presupuesto de egresos es pues, el documento más importante en el que se establecen políticas públicas, los montos de dinero proyectados para cumplimentar las tareas que se propone realizar el gobierno en un ejercicio fiscal o aquellas que le solicitan o demandan los diversos sectores sociales.

Con la finalidad de dar cumplimiento a ésta, los trabajos de análisis y discusión se llevan a cabo bajo una metodología muy definida -inveterada- primeramente por razón de la materia, correspondiéndole a cada una de las comisiones ordinarias en funciones (actualmente 48), que son órganos técnicos de dictaminación, analizar el tema que corresponda y realizar las observaciones y sugerencias que considere pertinentes, para posteriormente hacer florecer el análisis general en el pleno, quien finalmente, mediante el voto mayoritario, aprueba en su caso, el presupuesto.

En ocasión del envío a la Cámara de diputados del proyecto de presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2020, esta semana han iniciado las tareas de examinación del mismo, permitiéndome abordar en esta oportunidad lo realizado en la Comisión de Pesca, donde para mejor comprensión de las proyecciones de gasto, acciones programadas y resultados esperados en materia de pesca y acuacultura, además de reuniones diversas de los diputados integrantes, se han realizado también reuniones con las autoridades del sector: SADER, CONAPESCA E INAPESCA, quienes ante cuestionamientos directos han ofrecido argumentación y motivación para sostener su proyección y a quienes hemos expresado que, dentro del marco de austeridad implementa por el gobierno federal, se debe asumir que la actividad pesquera del país juega un papel importante, sobre todo por cuanto hace a la meta aspiracional de alcanzar la soberanía y autosuficiencia alimentaria mexicana; con esa mira, aderezada con la realidad que nos indica la necesidad de que el sector pesquero del país debe ordenarse, impulsarse y desarrollarse, hemos encontrado que dentro del proyecto de presupuesto se contempla el rubro especifico nominado “Programas para el desarrollo pesquero y acuícola 2020” el cual es la hoja de ruta sobre el que transitarán las tareas de las autoridades del sector con la meta antes apuntada; así, entendemos que se suprimieron y compactaron componentes o programas respecto al formato de presupuesto que hasta el año pasado se utilizó, reduciendo en esta materia de 20 a 9 programas en general cuyo impacto se pondrá a prueba en 2020, dado que, se dice, contienen políticas para empezar a corregir las sinergias de corrupción histórica en dicho sector.

Los tres componentes generales (programas) que contempla el proyecto son: 1.- el relativo al impulso a la producción, donde se enlistan el equipamiento y mejora de embarcaciones mayores y menores, obras de infraestructura pesquera y acuícola, apoyo a energéticos en general, Bienpesca y, capacitación y asistencia técnica; 2.-Componente de impulso a la acuacultura, que enlista el desarrollo a la acuacultura y a la maricultura, y el 3.-Componente impulso a la trasformación y comercialización, que engloba los programas de trasformación y desarrollo de cadenas productivas y la comercialización y promoción (del fomento a los productos).

Incidiendo en que los temas más recurrentes que nos ha venido planteando el sector pesquero son en materia de ordenamiento e inspección y vigilancia pesquera y acuícola, se nos ha adelantado que serán las dos actividades sustantivas que se propone como meta CONAPESCA en el ejercicio 2020, mismas que, como componente, se vienen eliminando bajo reglas de operación, para incluir estas actividades en la modalidad de gasto corriente, pues se pretende que esta instancia absorba al cien por ciento esta responsabilidad, impulsando una política ordenada sin simulaciones con las entidades de la república, para que de forma corresponsable se realicen éstas, entendiendo que si bien la pesca es un tema federal existe problemática regionalizada disímbola que requiere atención inmediata y coordinada.

Las reuniones de análisis y discusión sin duda serán prolijas, hemos adelantado argumentos poniendo el acento en Baja California Sur, el estado que mayor número de kilometros de litoral tiene con respecto al resto de los estados que integran el pacto federal, lo que de suyo es argumento de peso para su consideración presupuestaria, entendiendo desde luego las asimetrías del sector en el territorio nacional y la expresada intensión de condicionar, en lo posible, una homogenización de condiciones más favorables para todos los pescadores del país.

Diputa federal por el Partido del Trabajo

Fungió como secretaria general del IEE de BCS

ruth.garcia@diputados.gob.mx.

martes 15 de octubre de 2019

Pesca y presupuesto

jueves 19 de septiembre de 2019

Hablando de mujeres y de paridad

viernes 23 de agosto de 2019

La Agenda 20-30 (2030)