/ sábado 12 de enero de 2019

La auditoría a Martínez Vega genera expectativa

Desde la Redacción

El tema de las auditorías es para muchos un sinónimo de malos manejos y, aunque esto no es así, cuando alguien dice que va a hacer una auditaría inmediatamente aparecen ideas y comentarios en torno a los involucrados

La auditoría que se practica a la administración de Armando Martínez Vega se encuentra en un álgido punto y en las últimas semanas esto ha captado la atención de muchas miradas, sobre todo por todos los aspectos que rodean a este tipo de ejercicios los cuales comúnmente se relacionan con posibles malos manejos o actos indebidos de parte de los servidores públicos.

El simple hecho de escuchar la palabra “auditar” hace que surja la idea de corrupción y, ante esto, es inevitable que muchos estén esperando a ver cuáles son los resultados que se tienen, sobre todo cuando se han dado tantos rumores y señalamientos en contra de la pasada administración.

En este sentido, el presidente municipal Rubén Muñoz Álvarez dijo que el lunes próximo se podrían estar dando a conocer los resultados de dicha revisión y, con ello, las opiniones que giran en torno al asunto van desde la necesidad de castigar los actos indebidos hasta la posibilidad de que los resultados no tengan ningún efecto en concreto.

Dijo también que los resultados que se tengan habrán de los pasos a seguir y esto implica la posibilidad de fincar alguna responsabilidad y proceder como lo marca la Ley; en base a esto tenemos que primeramente se dará aviso y se citará a quienes tengan algún asunto que aclarar; también se podrían establecer procesos legales sobre las responsabilidades que se detecten y se aplicarán las sanciones administrativas que sean necesarias.

Cabe recordar que a principios del mes de diciembre la Comisión Especial Revisora del Cabildo de La Paz anunció que el proceso de entrega-recepción tenía algunas deficiencias y, entre ellas, se mencionó la inexistencia de una aprobación emitida por la comisión de vigilancia del Congreso del Estado en torno a las cuentas públicas del Ayuntamiento de La Paz, irregularidad que data desde el año 2012 hasta el 2017.

En esta ocasión se acordó solicitar al Congreso del Estado una explicación al respecto y también que se aclare cuáles fueron las observaciones que hubo en esos documentos, esto con el afán de aclarar el manejo que se dio a los recursos.

Sobre este tema que fue también un tanto polémico se dijo que se pedirá al órgano de fiscalización del Congreso si existe alguna responsabilidad al respecto y, en caso de que esto sea así, se procederá a determinar los motivos por los cuales se evitó ejercer las acciones correspondientes.

Los números son importantes y es que, entre otras cosas, se dijo que existen 1,854 observaciones que están pendientes de solventar, las cuales involucran un monto de poco más de 2,363 millones de pesos, así como también se habló de un total de 122 cuentas bancarias.

Un aspecto que resulta interesante y bien vale la pena comentar es la postura que Martínez Vega tuvo cuando supo que su administración iba a ser sujeta a una auditoria, ya que cuando eran tiempos de campaña dijo públicamente que sus cuentas estaban en orden y que celebraba que se hiciera este proceso.

Esta postura no fue exclusiva del actual presidente municipal, Rubén Muñoz, ya que también la ofreció su entonces compañero de partido, Marco Antonio Almendáriz Puppo, quien dijo durante ese proceso aseguró que esta revisión era un asunto necesario y obligado y, por su parte, el entonces alcalde dijo que estaba listo para la entrega-recepción y agregó que este esquema iba ser ejemplar.

Lo cierto es que hubo fallas importantes que fueron encontradas sin mucho esfuerzo y la más grave podría ser la deuda de más de 500 millones que había en el OOMSAPAS, misma que se ocultó de forma deliberada ya que nunca se manejó en el proceso entrega-recepción y tuvo a bien aparecer, hasta que se reunió la junta de gobierno.

Esta postura de Martínez Vega sobre el tema de las auditorías fue algo muy común en él y lo dijo en varias ocasiones; en una ocasión hasta habló de la posibilidad de que se recurriera a un notario para dar fe a los documentos que expide el órgano de fiscalización del Congreso del Estado.

Dijo que cuando llegó al Ayuntamiento él había “batallado” mucho por la falta de los documentos que emite el Poder Legislativo y no quería que su sucesor pasara por lo mismo, por eso aseguró tener los documentos correspondientes para que las cosas se hicieran como lo marca la Ley, pero al parecer algo no salió como lo expresó en su oportunidad y ahora habrá que esperar a ver qué es lo que ocurre.

El tema de los desvíos no es algo nuevo, es algo que se ha hecho cada vez más popular y con ello como que ha surgido el interés por ver si las autoridades son realmente capaces de actuar en consecuencia, ya que ante los muchos ejemplos de personas que son acusadas y que logran salir “ilesas” luego de los procedimientos legales, como se pierde la credibilidad en la parte acusadora.

Hay que recordar que Martínez Vega y Esthela Ponce protagonizaron uno de estos capítulos de acusaciones y señalamientos en donde Francisco Monroy también apareció como persona señalada, pero al final del camino esto terminó y dejó a muchas personas la idea de que no había existido un interés real por castigar a los culpables de los posibles desvíos, e incluso crecieron los rumores sobre un posible acuerdo alcanzado entre ambos actores desde antes de que se llevara a cabo el proceso de elección.

Desde la Redacción

El tema de las auditorías es para muchos un sinónimo de malos manejos y, aunque esto no es así, cuando alguien dice que va a hacer una auditaría inmediatamente aparecen ideas y comentarios en torno a los involucrados

La auditoría que se practica a la administración de Armando Martínez Vega se encuentra en un álgido punto y en las últimas semanas esto ha captado la atención de muchas miradas, sobre todo por todos los aspectos que rodean a este tipo de ejercicios los cuales comúnmente se relacionan con posibles malos manejos o actos indebidos de parte de los servidores públicos.

El simple hecho de escuchar la palabra “auditar” hace que surja la idea de corrupción y, ante esto, es inevitable que muchos estén esperando a ver cuáles son los resultados que se tienen, sobre todo cuando se han dado tantos rumores y señalamientos en contra de la pasada administración.

En este sentido, el presidente municipal Rubén Muñoz Álvarez dijo que el lunes próximo se podrían estar dando a conocer los resultados de dicha revisión y, con ello, las opiniones que giran en torno al asunto van desde la necesidad de castigar los actos indebidos hasta la posibilidad de que los resultados no tengan ningún efecto en concreto.

Dijo también que los resultados que se tengan habrán de los pasos a seguir y esto implica la posibilidad de fincar alguna responsabilidad y proceder como lo marca la Ley; en base a esto tenemos que primeramente se dará aviso y se citará a quienes tengan algún asunto que aclarar; también se podrían establecer procesos legales sobre las responsabilidades que se detecten y se aplicarán las sanciones administrativas que sean necesarias.

Cabe recordar que a principios del mes de diciembre la Comisión Especial Revisora del Cabildo de La Paz anunció que el proceso de entrega-recepción tenía algunas deficiencias y, entre ellas, se mencionó la inexistencia de una aprobación emitida por la comisión de vigilancia del Congreso del Estado en torno a las cuentas públicas del Ayuntamiento de La Paz, irregularidad que data desde el año 2012 hasta el 2017.

En esta ocasión se acordó solicitar al Congreso del Estado una explicación al respecto y también que se aclare cuáles fueron las observaciones que hubo en esos documentos, esto con el afán de aclarar el manejo que se dio a los recursos.

Sobre este tema que fue también un tanto polémico se dijo que se pedirá al órgano de fiscalización del Congreso si existe alguna responsabilidad al respecto y, en caso de que esto sea así, se procederá a determinar los motivos por los cuales se evitó ejercer las acciones correspondientes.

Los números son importantes y es que, entre otras cosas, se dijo que existen 1,854 observaciones que están pendientes de solventar, las cuales involucran un monto de poco más de 2,363 millones de pesos, así como también se habló de un total de 122 cuentas bancarias.

Un aspecto que resulta interesante y bien vale la pena comentar es la postura que Martínez Vega tuvo cuando supo que su administración iba a ser sujeta a una auditoria, ya que cuando eran tiempos de campaña dijo públicamente que sus cuentas estaban en orden y que celebraba que se hiciera este proceso.

Esta postura no fue exclusiva del actual presidente municipal, Rubén Muñoz, ya que también la ofreció su entonces compañero de partido, Marco Antonio Almendáriz Puppo, quien dijo durante ese proceso aseguró que esta revisión era un asunto necesario y obligado y, por su parte, el entonces alcalde dijo que estaba listo para la entrega-recepción y agregó que este esquema iba ser ejemplar.

Lo cierto es que hubo fallas importantes que fueron encontradas sin mucho esfuerzo y la más grave podría ser la deuda de más de 500 millones que había en el OOMSAPAS, misma que se ocultó de forma deliberada ya que nunca se manejó en el proceso entrega-recepción y tuvo a bien aparecer, hasta que se reunió la junta de gobierno.

Esta postura de Martínez Vega sobre el tema de las auditorías fue algo muy común en él y lo dijo en varias ocasiones; en una ocasión hasta habló de la posibilidad de que se recurriera a un notario para dar fe a los documentos que expide el órgano de fiscalización del Congreso del Estado.

Dijo que cuando llegó al Ayuntamiento él había “batallado” mucho por la falta de los documentos que emite el Poder Legislativo y no quería que su sucesor pasara por lo mismo, por eso aseguró tener los documentos correspondientes para que las cosas se hicieran como lo marca la Ley, pero al parecer algo no salió como lo expresó en su oportunidad y ahora habrá que esperar a ver qué es lo que ocurre.

El tema de los desvíos no es algo nuevo, es algo que se ha hecho cada vez más popular y con ello como que ha surgido el interés por ver si las autoridades son realmente capaces de actuar en consecuencia, ya que ante los muchos ejemplos de personas que son acusadas y que logran salir “ilesas” luego de los procedimientos legales, como se pierde la credibilidad en la parte acusadora.

Hay que recordar que Martínez Vega y Esthela Ponce protagonizaron uno de estos capítulos de acusaciones y señalamientos en donde Francisco Monroy también apareció como persona señalada, pero al final del camino esto terminó y dejó a muchas personas la idea de que no había existido un interés real por castigar a los culpables de los posibles desvíos, e incluso crecieron los rumores sobre un posible acuerdo alcanzado entre ambos actores desde antes de que se llevara a cabo el proceso de elección.

sábado 09 de febrero de 2019

De manteles largos el Movimiento del 99

sábado 02 de febrero de 2019

AMLO hizo una advertencia sobre la 3 de 3

viernes 25 de enero de 2019

El PRI recibe un nuevo descalabro

sábado 15 de diciembre de 2018

Asume Antonio Avilés la dirección de ESSA

sábado 08 de diciembre de 2018

La falta de quórum en el Congreso

viernes 30 de noviembre de 2018

Asume AMLO la presidencia del país

Cargar Más