/ viernes 27 de diciembre de 2019

Ga$tadera

Tandariola

Una vez que se han dispersado los pagos propios del cierre del año fiscal, arriban los momentos jubilosos de la clase trabajadora para pagar adeudos, pero también para proveer emociones por los productos y servicios de los más variados precios que se suscriben a este ciclo económico de fin de año que siempre es motivante para la iniciativa privada.

En esta temporada, los comercios establecidos, plazas, tianguis locales y hasta en los puestos en la vía pública registran alta clientela. Restaurantes y bares también tienen muy buena asistencia. Hay bastante afluencia turística e incontables cadenas de valor se perciben dinamizados y beneficiados por el circulante monetario de la temporada. En plena época de convivio, de dar lo asible y lo inasible, somos proclives a la gastadera.

Intriga entonces que siendo el nuestro un país que ha ido adhiriéndose a la tendencia mundial en el uso del dinero con transacciones digitales, sigamos usando billetes y monedas. Los bancos continúan colmándose de personas para retirar, hay colas en los cajeros automáticos, aunado a que muchos supermercados proveen la opción de disponer de efectivo cuando se paga con tarjeta, por lo que el uso del dinero tangible continúa.

En los albores de la tercera década de siglo XXI, el comercio mexicano en todas sus variantes es el sector con mayor uso de efectivo: de cada 100 establecimientos, en 97 reciben dinero contante y sonante como principal medio de pago. Obviamente también hay uso de la banca electrónica: de cada 100 negocios, 11 reciben tarjeta bancaria; 8 transferencia electrónica; 3 depósito bancario y 3 reciben cheques (@INEGI_INFORMA).

En contraste, el sector económico más notable en Baja California Sur es el de los servicios, seguido por el comercio. Por ello, de la pujante media península se tiene otros datos y por encima de los nacionales. En transferencias electrónicas, es la entidad con el mayor porcentaje para compras en establecimientos (22.6%). Así, de cada 100 negocios sudcalifornianos, 24 reciben pagos con tarjeta bancaria, en 18 transferencias, en 5 depósito bancario y en 10 se paga con cheque. Sin embargo, de cada 100 unidades económicas, 91 reportan que el efectivo es el principal medio de pago, sobre todo en el comercio donde es más común (INEGI. Censos Económicos 2019. Resultados oportunos). No hablaré de los precios.

En entrevista en el programa radiofónico Radiálogos de La Radio de Sudcalifornia, la especialista en mercadotecnia empresarial Daniela Salgado aportó a la audiencia 5 tips para que un negocio pueda aprovechar la temporada, el marketing navideño, pero que igual puede servir en otros momentos: 1- estimular los sentidos (caracterizar al negocio); 2- secciones con sugerencias (calidad/precio/valor); 3- ofertas y recompensas; 4- fomento al altruismo; y 5- establecer contacto con los clientes. Añadiría, si es posible, un sexto: tener opciones de pago, entre estos, las tarjetas.

Por supuesto persiste el dilema de usar la tecnología para pagar pero también para cobrar. Aunque se han mejorado los procedimientos para que los pequeños negocios puedan hacer cobros con tarjetas, también siguen presentándose fraudes, cobros excesivos, intermitencias de conexión, etc.

Al respecto, en entrevista para El Financiero Televisión, el economista en jefe de BBVA, expuso que la banca mexicana muestra tasas de crecimiento positivas a pesar de la desaceleración en el consumo, además de que se atiende el vital asunto tecnológico para expandir las transacciones, con fuertes inversiones para fortalecer los sistemas de seguridad, así como dar cumplimiento a los estándares regulatorios nacionales e internacionales para minimizar los ciberataques (www.elfinaciero.com.mx). Es temporada de gastar pero siempre serán momentos para cuidar nuestros pesos y centavos virtuales.

Intriga entonces que siendo el nuestro un país que ha ido adhiriéndose a la tendencia mundial en el uso del dinero con transacciones digitales, sigamos usando billetes y monedas. Los bancos continúan colmándose de personas para retirar, hay colas en los cajeros automáticos, aunado a que muchos supermercados proveen la opción de disponer de efectivo cuando se paga con tarjeta, por lo que el uso del dinero tangible continúa

Eytale!

Departía en la sobremesa en un restaurante local cuando me percaté con terror de la insolvencia de mi cartera. Descuido garrafal. Con el temor fundado de no poder sufragar lo ingerido, indagué con disimulo. Para mi sorpresa, pagué en una terminal móvil minúscula, casi del tamaño del plástico. Con su celular, la diligente mesera confirmó el cobro de mi consumo y hasta de su propina. Voilá.

Comunicóloga, fotógrafa, diseñadora y sibarita. iliana.peralta@gmail.com. En Twitter @LA_PERALTA La Tandariola también se escucha. Disponible en podcast en Ivoox.

Tandariola

Una vez que se han dispersado los pagos propios del cierre del año fiscal, arriban los momentos jubilosos de la clase trabajadora para pagar adeudos, pero también para proveer emociones por los productos y servicios de los más variados precios que se suscriben a este ciclo económico de fin de año que siempre es motivante para la iniciativa privada.

En esta temporada, los comercios establecidos, plazas, tianguis locales y hasta en los puestos en la vía pública registran alta clientela. Restaurantes y bares también tienen muy buena asistencia. Hay bastante afluencia turística e incontables cadenas de valor se perciben dinamizados y beneficiados por el circulante monetario de la temporada. En plena época de convivio, de dar lo asible y lo inasible, somos proclives a la gastadera.

Intriga entonces que siendo el nuestro un país que ha ido adhiriéndose a la tendencia mundial en el uso del dinero con transacciones digitales, sigamos usando billetes y monedas. Los bancos continúan colmándose de personas para retirar, hay colas en los cajeros automáticos, aunado a que muchos supermercados proveen la opción de disponer de efectivo cuando se paga con tarjeta, por lo que el uso del dinero tangible continúa.

En los albores de la tercera década de siglo XXI, el comercio mexicano en todas sus variantes es el sector con mayor uso de efectivo: de cada 100 establecimientos, en 97 reciben dinero contante y sonante como principal medio de pago. Obviamente también hay uso de la banca electrónica: de cada 100 negocios, 11 reciben tarjeta bancaria; 8 transferencia electrónica; 3 depósito bancario y 3 reciben cheques (@INEGI_INFORMA).

En contraste, el sector económico más notable en Baja California Sur es el de los servicios, seguido por el comercio. Por ello, de la pujante media península se tiene otros datos y por encima de los nacionales. En transferencias electrónicas, es la entidad con el mayor porcentaje para compras en establecimientos (22.6%). Así, de cada 100 negocios sudcalifornianos, 24 reciben pagos con tarjeta bancaria, en 18 transferencias, en 5 depósito bancario y en 10 se paga con cheque. Sin embargo, de cada 100 unidades económicas, 91 reportan que el efectivo es el principal medio de pago, sobre todo en el comercio donde es más común (INEGI. Censos Económicos 2019. Resultados oportunos). No hablaré de los precios.

En entrevista en el programa radiofónico Radiálogos de La Radio de Sudcalifornia, la especialista en mercadotecnia empresarial Daniela Salgado aportó a la audiencia 5 tips para que un negocio pueda aprovechar la temporada, el marketing navideño, pero que igual puede servir en otros momentos: 1- estimular los sentidos (caracterizar al negocio); 2- secciones con sugerencias (calidad/precio/valor); 3- ofertas y recompensas; 4- fomento al altruismo; y 5- establecer contacto con los clientes. Añadiría, si es posible, un sexto: tener opciones de pago, entre estos, las tarjetas.

Por supuesto persiste el dilema de usar la tecnología para pagar pero también para cobrar. Aunque se han mejorado los procedimientos para que los pequeños negocios puedan hacer cobros con tarjetas, también siguen presentándose fraudes, cobros excesivos, intermitencias de conexión, etc.

Al respecto, en entrevista para El Financiero Televisión, el economista en jefe de BBVA, expuso que la banca mexicana muestra tasas de crecimiento positivas a pesar de la desaceleración en el consumo, además de que se atiende el vital asunto tecnológico para expandir las transacciones, con fuertes inversiones para fortalecer los sistemas de seguridad, así como dar cumplimiento a los estándares regulatorios nacionales e internacionales para minimizar los ciberataques (www.elfinaciero.com.mx). Es temporada de gastar pero siempre serán momentos para cuidar nuestros pesos y centavos virtuales.

Intriga entonces que siendo el nuestro un país que ha ido adhiriéndose a la tendencia mundial en el uso del dinero con transacciones digitales, sigamos usando billetes y monedas. Los bancos continúan colmándose de personas para retirar, hay colas en los cajeros automáticos, aunado a que muchos supermercados proveen la opción de disponer de efectivo cuando se paga con tarjeta, por lo que el uso del dinero tangible continúa

Eytale!

Departía en la sobremesa en un restaurante local cuando me percaté con terror de la insolvencia de mi cartera. Descuido garrafal. Con el temor fundado de no poder sufragar lo ingerido, indagué con disimulo. Para mi sorpresa, pagué en una terminal móvil minúscula, casi del tamaño del plástico. Con su celular, la diligente mesera confirmó el cobro de mi consumo y hasta de su propina. Voilá.

Comunicóloga, fotógrafa, diseñadora y sibarita. iliana.peralta@gmail.com. En Twitter @LA_PERALTA La Tandariola también se escucha. Disponible en podcast en Ivoox.