/ lunes 14 de mayo de 2018

A modo de crónica

Encuentro con la historia sudcaliforniana

Leonardo Reyes Silva

Con el fin de conocer un poco más de la historia de su bisabuelo y conocer la tumba de Mauricio Castro, visitó, en compañía de su esposa Rosario, San José del Cabo y le pidió información al profesor Domingo Valentín Castro Burgoin, quien los llevó hasta el lugar donde se encuentra sepultado. Ahí, el maestro Castro les informó sobre la intención del Ayuntamiento de Los Cabos, a efecto de trasladar sus restos a la Rotonda de los Sudcalifornianos en la ciudad de La Paz.

Cuando el visitante preguntó sobre la tumba de Ildefonso Green, se le explicó que sus restos habían sido trasladados a la Rotonda, por lo que decidieron visitar ese sagrado recinto donde se encuentran mujeres y hombres distinguidos de Sudcalifornia, como la maestra Rosaura Zapata, el general Manuel Márquez de León y el educador Jesús Castro Agúndez.

Cuando tuve el honor de recibirlos en mi casa para platicar un poco más de la vida y la obra de los dos patriotas josefinos, le afirmamos el interés que tenemos para que los restos mortales de Mauricio Castro sean trasladados a la Rotonda. Les expliqué que desde el año de 2006 en que el Ayuntamiento de los Cabos había hecho la formal solicitud al gobernador del estado para la aceptación de ese propósito, en lo particular había escrito varias crónicas al respecto, como que la que titulé “Mauricio Castro a la Rotonda”, escrita en ese mismo año de 2006.

En ese artículo, dije lo siguiente “En el caso particular de Mauricio Castro Cota es casi seguro que la opinión será favorable por su relevante participación en la defensa de la Baja California durante la guerra con los Estados Unidos, en los años de 1847 y 1848. Junto con Manuel Pineda, José Antonio Mijares, Vicente Mejía, Vicente Sotomayor, el padre Gabriel González y José Matías Moreno, encabezó la lucha contra el invasor en las regiones de Mulegé, La Paz, San José del Cabo de Todos Santos…”.

Y en otro párrafo escribí: “Todavía en el mes de abril de 1848 seguían luchando, a pesar de que dos meses antes se había firmado la paz que daba fin a la guerra. La heroica resistencia de los bajacalifornianos fue un claro ejemplo de cómo debe defenderse la soberanía de la nación. Un ejército poderoso en soldados y armamento, se había estrellado contra la valentía de unas cuantas guerrillas mal armadas…”.

En el Museo Nacional de las Intervenciones de la Ciudad de México se encuentra un recinto dedicado a Baja California Sur. En ese espacio, además de las banderas que le fueron devueltas a nuestro país por los Estados Unidos, está grabado en letras doradas la frase “Estos pueblos se han propuesto exterminar a nuestros enemigos, o de sepultarse entre sus ruinas antes que sufrir el yugo extranjero”, palabras proféticas de Mauricio Castro.

En un texto enviado por Thomas Puente a los medios de comunicación de su ciudad, relata cómo fue su estancia en nuestra entidad y la manera tan gentil de cómo lo atendimos Valentín y yo. No podía ser de otra manera dada la importancia de conocer a un pariente de dos de nuestros hombres ilustres, como lo son sin duda Ildefonso Green y Mauricio Castro.

Le he pedido a Thomas que me ponga en contacto con el señor Ernie Flores, primo suyo, quien posee mucha información sobre la historia de su familia. Thomas es hijo de Herlindo Castro y Amelia Green, y de ahí le viene el parentesco. Y claro, por nuestra parte, todo lo que conocemos de la vida y la obra de este personaje se lo haremos llegar en su oportunidad.

Y hay algo más. Thomas nos prometió información sobre otras familias radicadas en Estados Unidos con lazos de parentesco con Mauricio Castro e Ildefonso Green. Así es que el encuentro apenas comienza. Gracias Thomas por el texto en inglés que me enviaste adjuntando fotografías de tu visita a nuestra entidad.

Encuentro con la historia sudcaliforniana

Leonardo Reyes Silva

Con el fin de conocer un poco más de la historia de su bisabuelo y conocer la tumba de Mauricio Castro, visitó, en compañía de su esposa Rosario, San José del Cabo y le pidió información al profesor Domingo Valentín Castro Burgoin, quien los llevó hasta el lugar donde se encuentra sepultado. Ahí, el maestro Castro les informó sobre la intención del Ayuntamiento de Los Cabos, a efecto de trasladar sus restos a la Rotonda de los Sudcalifornianos en la ciudad de La Paz.

Cuando el visitante preguntó sobre la tumba de Ildefonso Green, se le explicó que sus restos habían sido trasladados a la Rotonda, por lo que decidieron visitar ese sagrado recinto donde se encuentran mujeres y hombres distinguidos de Sudcalifornia, como la maestra Rosaura Zapata, el general Manuel Márquez de León y el educador Jesús Castro Agúndez.

Cuando tuve el honor de recibirlos en mi casa para platicar un poco más de la vida y la obra de los dos patriotas josefinos, le afirmamos el interés que tenemos para que los restos mortales de Mauricio Castro sean trasladados a la Rotonda. Les expliqué que desde el año de 2006 en que el Ayuntamiento de los Cabos había hecho la formal solicitud al gobernador del estado para la aceptación de ese propósito, en lo particular había escrito varias crónicas al respecto, como que la que titulé “Mauricio Castro a la Rotonda”, escrita en ese mismo año de 2006.

En ese artículo, dije lo siguiente “En el caso particular de Mauricio Castro Cota es casi seguro que la opinión será favorable por su relevante participación en la defensa de la Baja California durante la guerra con los Estados Unidos, en los años de 1847 y 1848. Junto con Manuel Pineda, José Antonio Mijares, Vicente Mejía, Vicente Sotomayor, el padre Gabriel González y José Matías Moreno, encabezó la lucha contra el invasor en las regiones de Mulegé, La Paz, San José del Cabo de Todos Santos…”.

Y en otro párrafo escribí: “Todavía en el mes de abril de 1848 seguían luchando, a pesar de que dos meses antes se había firmado la paz que daba fin a la guerra. La heroica resistencia de los bajacalifornianos fue un claro ejemplo de cómo debe defenderse la soberanía de la nación. Un ejército poderoso en soldados y armamento, se había estrellado contra la valentía de unas cuantas guerrillas mal armadas…”.

En el Museo Nacional de las Intervenciones de la Ciudad de México se encuentra un recinto dedicado a Baja California Sur. En ese espacio, además de las banderas que le fueron devueltas a nuestro país por los Estados Unidos, está grabado en letras doradas la frase “Estos pueblos se han propuesto exterminar a nuestros enemigos, o de sepultarse entre sus ruinas antes que sufrir el yugo extranjero”, palabras proféticas de Mauricio Castro.

En un texto enviado por Thomas Puente a los medios de comunicación de su ciudad, relata cómo fue su estancia en nuestra entidad y la manera tan gentil de cómo lo atendimos Valentín y yo. No podía ser de otra manera dada la importancia de conocer a un pariente de dos de nuestros hombres ilustres, como lo son sin duda Ildefonso Green y Mauricio Castro.

Le he pedido a Thomas que me ponga en contacto con el señor Ernie Flores, primo suyo, quien posee mucha información sobre la historia de su familia. Thomas es hijo de Herlindo Castro y Amelia Green, y de ahí le viene el parentesco. Y claro, por nuestra parte, todo lo que conocemos de la vida y la obra de este personaje se lo haremos llegar en su oportunidad.

Y hay algo más. Thomas nos prometió información sobre otras familias radicadas en Estados Unidos con lazos de parentesco con Mauricio Castro e Ildefonso Green. Así es que el encuentro apenas comienza. Gracias Thomas por el texto en inglés que me enviaste adjuntando fotografías de tu visita a nuestra entidad.

lunes 11 de marzo de 2019

Escucha Consciente

lunes 11 de febrero de 2019

El Amor Que Somos

viernes 11 de enero de 2019

Aprendiendo a ser feliz

martes 11 de diciembre de 2018

Almas sin dueños

domingo 11 de noviembre de 2018

Amor Digital Vs. Amor de Antes

martes 14 de agosto de 2018

Acerca del empoderamiento femenino

miércoles 08 de agosto de 2018

El demonio tras el temido servidor público

martes 24 de julio de 2018

REFLEXIONES DE LA VIDA

viernes 25 de mayo de 2018

Votar con razón

lunes 14 de mayo de 2018

A modo de crónica

Cargar Más